Queridos Reyes Magos…

Un articulo de: @JorgePlatero97

Se van acercando las navidades y no corren tiempos de armonía y paz en el Madrid. La temporada no ha empezado como todos queríamos pero esperemos que con la llegada de un nuevo año y con los tiempos navideños seamos capaces de retomar la buena senda o al menos de tomar las decisiones correctas para ir por el buen camino.

Una de las cosas más típicas de la navidad, en especial para los niños, es el momento de escribir la carta a los Reyes Magos o a Papá Noel, que bien podríamos decir que es Benítez vestido de rojo y blanco con la barba de Cándido Méndez. En ese instante es cuando se supone que los Reyes de Oriente premian a los que lo han hecho bien durante el año, y su actitud ha sido digna de premio. En cambio, a los que lo han hecho mal se les deja sin regalo como símbolo de castigo ante sus actitudes que pueden ser calificadas como fastidiosas. En definitiva, lo que viene siendo la meritocracia que no se cansaba de repetir nuestro querido José Mourinho.

Pues es hora de hacer la carta, y decir a quién hay que llenarlo de regalos y halagos, y a quién hay que castigar. Para los malos nada de carbón, que seguimos en crisis y hay que apretarse el cinturón.

Para los buenos:

Arbeloa: Para el “verdadero capitán” el puesto de jefe de prensa del Real Madrid que se lo ha ganado de sobra con sus numerosas defensas al club. Además de una maquinilla de afeitar para que se arregle esas barbas. No hay que ser roñosos con el espartano.

Oporto: Para el club portugués una bonificación económica por habernos quitado a un gran fardo de en medio. A parte de nuestras condolencias por la eliminación de la Champions gracias en parte a las “magníficas” actuaciones del de Móstoles como contra el Dinamo de Kiev.

Navas: Para Navas unos nuevos guantes que los debe de tener muy gastados después de la majestuosa temporada del costarricense y así nos aseguramos que el tico siga parando tanto como dinero defraudan los jugadores del Barça. Pero no se nos puede olvidar concederle a Keylor una operación de muñeca que le debe de doler bastante después de todos los “zas” que le está dando a la prensa que tanto le ha criticado.

Granero: Sin duda Esteban Granero se ha ganado un buen regalo después de las evidentes muestras de madridismo. Le deberíamos de dejar que controlase la cuenta de Twitter del Real Madrid, así de paso evitamos algunas idioteces que ponen después de ridículos espantosos. Pero no solo eso, si no que le pondría como jefe de animación. Así nos cargamos la grada Fans y tendríamos seguro un estadio más osado y divertido.

Casemiro: Al brasileño habría que regalarle una cajita de Eno Digestivo para que no le duela el estómago después de comerse cada fin de semana a sus rivales. Además le daría la oportunidad de que le diese a Kroos unas lecciones de lo que se debe hacer cuando te ponen de 5. Después del esfuerzo, afán, ahínco y brío que le está poniendo el chaval se merece el cielo.

Lucas Vázquez: Un puesto de titular en el Real Madrid, ya sea de lateral izquierdo o derecho, de mediocentro o de extremo. El canterano ha demostrado con creces su polivalencia y su compromiso con el equipo.

Benzema: Se está marcando un año espectacular, y las cifras lo demuestran. Por eso habría que premiarle dándole al mejor abogado del mundo, alguien que fuera del estilo de Kevin Lomax en Pactar con el diablo. Así el francés puede salir absuelto de los líos que se trae con el que era su amigo Valbuena. Aunque también le podríamos hacer una donación de sangre y así tenga el galo ese toque de energía que le falta y que le convertiría en el mejor 10 del mundo.

Estos son los que han tenido un buen año y se merecen regalos. Seguro que se me escapa alguno pero no podemos meter a todos, al igual que le pasa a los partidos políticos con las candidaturas.

Donde si cabe más gente es donde los malos. Bien sabemos todos que es más fácil seguir el camino sinuoso o hacerlo mal que seguir el camino recto. Aunque como en todo en la vida, siempre hay más sinvergüenzas y caraduras que buenas personas que se esfuerzan para hacerlo lo mejor posible. Así que vamos allá.

Para los malos:

Florentino: A este señor hay que regalarle algo que no tenga rentabilidad económica porque así nos garantizamos que no le gusta. De tal manera que le daremos un papel en blanco para que únicamente se dedique a escribir su carta, esta vez no para los Reyes, de dimisión y aleje al Madrid de sus chanchullos y de los ridículos de los cuales nos estamos empezando a acostumbrar.

Piqué: Para Gerard Piqué le regalaría un curso con Goyo Jiménez y que esté le enseñe a tener un poco más de gracia y no caer en lo previsible o en el chiste fácil. Además de una terapia psicológica para intentar que le curen la obsesión que tiene con el Madrid. Está bien la competitividad pero como todo, los excesos no son buenos querido Gerard.

Cristiano: A Cristiano le regalaría una reconciliación con Irina Shayk a ver si así vuelve a su mejor versión después de un año un tanto penoso. Pero es aún más importante regalarle un estudio, como decía Benítez, de biomecánica para ver si consigue meter una falta con un buen portero. Y si no acepta el regalo pues se cambia, no el regalo, sino a él.

Benítez: A Rafa le vendría bien que le regalásemos los cojones de Mourinho y que de esta manera no le tiemble el pulso a la hora de actuar en el vestuario con esos “niños” que solo le interesa llenar más aún su cuenta corriente. Por último, y no por ello menos importante, 12 sesiones con un endocrino profesional para regular su peso. Nunca viene mal cuidarse, Rafa.

Mourinho: Sí, Mou está en la lista de los malos. Pero no porque esté en el grupo de caraduras y sinvergüenzas que mencionaba antes sino porque está fracasando, y cuando se hace algo así se admite y punto. Él mismo lo ha dicho. Por eso a Mou lo que mejor le vendría sería unas vacaciones en Benidorm, mismamente, para que se relaje viendo a María Jesús tocando “Los pajaritos” con su acordeón. Y como final perfecto, la vuelta al Madrid dentro de unos años para hacer de una vez por todas la limpieza que tanto pedimos algunos.

Ancelotti: Al italiano un nuevo taller de entrenadores, porque un tipo que desprecia como él hizo a un jugador como Casemiro no está muy en la onda del panorama futbolístico. Además, le regalaría el puesto de entrenador en cualquier equipo del mundo, menos el Madrid, para que así nos olvide de una vez por todas y deje de hablar de nosotros cada semana. Ya sabemos, Carlo, que la vida del parado es aburrida.

Chendo: Para Chendo una caja de Dememory para que no se olvide de ejercer sus funciones y no estemos eliminados de la Copa del Rey por su culpa. Y ya de paso otro hoja en blanco para que escribiera su dimisión después del grotesco esperpento que provocó su incompetencia.

Cristóbal Soria: Para el fiel fan del Sevilla un viaje a Fátima, a ver si rezar le sirve para que su equipo entre en Champions al año que viene, de momento lo tienen un poco complicado. Aunque un regalo que realmente es necesario para el son 10 sesiones con un logopeda para que le enseñe a pronunciar el nombre de Casemiro, o mejor dicho, a pronunciar en general porque no se le suele entender muy bien.

Esperemos que los Reyes se porten bien con los buenos y mal con los malos. Esperemos que ya que en el Madrid no existe la meritocracia a día de hoy, sí exista en el mundo en general.

Feliz navidad y ¡HALA MADRID!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.