CRÓNICA | El rey es Rudy: Real Madrid 85 -78 Valencia Basket

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (85-78) al Valencia Basket, en el partido correspondiente a la Jornada 16 de la Temporada Regular de la Liga ACB de Baloncesto, disputado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, ante 7.256 espectadores.

No hubo la afluencia esperada al Pabellón. Entre el día que era, las comidas, los regalos, la hora del partido…floja entrada para ver uno de los choques siempre emocionantes que nos ofrece la competición doméstica.

Pasó el Madrid muchos apuros. Campazzo volvió a evidenciar que no anda fino en la dirección, sin que, al menos ayer, Laprovittola fuera capaz de coger el testigo. Nada menos que 39 minutos de los cuarenta y cinco que duró el encuentro estuvo el Facu en la pista. Once pérdidas sufrimos, en un apartado del juego que debemos mejorar de manera notable.

Venía el Valencia Basket con la necesidad de ganar, mirando a la Copa del Rey, mientras los blancos necesitaban la victoria para mantenerse en lo más alto de la clasificación. Tras unos primeros diez minutos plenos de acierto en el tiro exterior, se apagó un tanto el equipo de Laso.

Y es que las bajas se notan, por mucho que los cofrades se empeñen en contarnos día sí día también que con la amplitud de plantilla del equipo la rotación no se resiente. Echamos de menos a Randolh, y a Deck, y por supuesto a Llull y al capitán Felipe Reyes. Mejri pone voluntad, pero parece estar lejos de sus mejores días.

El segundo cuarto fue paupérrimo en anotación para el Madrid. Apenas catorce puntos. Dieciséis verían el tercero. Hubo bronca de Laso a los suyos. Tuvo siete minutos Carroll, para apenas dos puntos. Parece que el americano anda en dudas sobre cuando abandonar el barco, y eso sin duda lastra su rendimiento.

Imagen: realmadrid.com

El que no tuvo dudas fue Rudy Fernández. Cuando las cosas se pusieron feas, dio un paso al frente, se puso la capa de rey mago, y nos ofreció un partido pleno de entrega, acierto, sabiduría y conocimiento del juego. Está atravesando un momento muy importante el balear.

Si antes decíamos que Campazzo jugó 39 minutos, nada menos que 32 estuvieron en pista Tompkins y Taylor. Buen partido del 33, que supo anotar y pelear bajo los tableros cuando lo requirió la situación. Taylor parece haber bajado un punto el pistón, pero no deja de ser un trabajador incansable, con esos triples desde la esquina que tantas situaciones desatascan.

Debemos mencionar igualmente a Tavares, siete rebotes y cuatro tapones. En los minutos finales, fue un muro infranqueable para el ataque valenciano, en especial para Duljevic, que se estrelló una y otra vez contra Edy. Causeur también aportó, 15 de valoración trece puntos, menos remiso el francés que otras tardes ante el tiro.

Llegamos al minuto cuarenta con empate a 76. A partir de ahí, el Madrid se vino arriba. Un parcial de 15-2 dejó el marcador final en un 85-78, con el Valencia que únicamente había anotado tres canastas en juego entre el último cuarto y la prórroga.

La Euroliga vuelve el jueves al Palacio, con la visita del Zalgiris. El domingo, a partir de las 12,30 horas, el derby, en esta ocasión de visitantes. Toca recuperar el tono físico, y que don Rodolfo Fernández siga siendo mágico.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.


Fuente: elcarrildel2: tirando a dar
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.