La quiniela de Carletto

Un articulo de: @ErZuru2000

Nuestro admirado y queridísimo Carletto Ancelotti, ese personaje sin cuya participación nunca hubiéramos ganado la Décima, anda por esos mundos de Dios hablando, haciendo pronósticos y piando lo que le viene en gana. Está en su derecho naturalmente, faltaría más. Tiene tanto derecho como el resto de la humanidad a descojonarse de algunas de sus carletadas. Reconozco que nunca me gustó demasiado. Ni mucho ni poco, nada. Aquello de una liga de ocho en Italia contando con Maldini, Nesta, Gatusso, Sedorf, Kaká (el bueno), Pirlo o Shevchenko, me tenía moscatel. Fue nombrado entrenador del Madrid y me ocurrió lo que siempre me ocurre con los inquilinos de ese banquillo. Me olvidé de mis inquinas y pasé a considerarme un ancelotista más. Y así seguí hasta que tuvo lugar el disparate continuado e injustificable de la portería. En la segunda temporada, y según iba avanzando la cosa, se me empezó a atragantar su “egregia” figura a medida que veía lo mismo que todos ustedes: un compadre que ponía siempre a los mismos hasta reventarlos. Lo del porterito titular fue el colmo de los colmos. Y viendo al actual portero titular del Madrid, no me queda otra que dar gracias al altísimo, todos los días del año,por iluminar a Florentino para que atizase una enorme patada en el orondo culo italiano de Carlo. Esto es lo que pienso de Carletto por mucha Décima que ganase como jefe/compadre del banquillo. Se lo digo para que se atengan a lo que viene a continuación. Si son admiradores de Carlo, no sigan, porque no les va a gustar.

Unpar de días antes del clásico, los del Marca le propusieron hacer una quiniela, comparando a ambos equipos titulares por parejas. Como soy mala persona, me guardé la quiniela carletiana. Me la guardé porque algunos de sus veredictos me parecieron grotescos ya mitad de camino entre la gilipollez y el compadreo. Esta es la comparativa prepartido de Carlo:

Bravo-Keylor Navas (X): La temporada de ambos es muy buena, quizás Keylor Navas sea más decisivo para el Rea Madrid.

Dani Alves-Carvajal (X): Tienen una fuerte capacidad ofensiva, necesitan prestar atención también a sus espaldas, especialmente Dani Alves.

Piqué-Pepe (1): El rendimiento de Pique este curso es excelente, está muy concentrado y siempre toma la decisión más acertada. Pepe necesita más continuidad pero su velocidad y talento es muy importante.

Mascherano-Sergio Ramos (2): Aunque no era un defensa central en sus inicios, Mascherano tiene muy claro como desenvolverse en esta posición. Sergio Ramos es el corazón de la defensa del Real Madrid, en este tipo de partidos es siempre determinante.

Jordi Alba-Marcelo (2): El papel de ambos es muy parecido, es más su rol en ataque es con frecuencia decisivo en los dos casos. No obstante, creo que la influencia de Marcelo en el Real Madrid es mayor que la de Jordi Alba en el Barcelona.

Busquets-Casemiro (1): Sin lugar a dudas, Busquets es uno de los mejores centrocampistas del mundo, su conocimiento táctico es absoluto. Es la figura central del Barcelona. Casemiro no es tan decisivo como Busquets aunque ha mejorado mucho recientemente.

Rakitic-Kroos (1): El estado de forma de Rakitic es increíble, tanto mental como físicamente su contribución el en Barcelona es esencial. En el Real Madrid Kroos también es un jugador vital pero no ha alcanzado todavía el nivel de Rakitic.

Iniesta-Modric (X): Los dos son uno de los mejores jugadores en sus respectivos equipos, pueden lidiar con cualquier tipo de partido, son los mejores socios para sus compañeros.

Neymar-Bale (1): El crecimiento de Neymar esta temporada es evidente, su rendimiento es espectacular, así como su importancia dentro del equipo es. Está en uno de sus mejores estados de forma. Bale es también decisivo en el Real Madrid pero se ha perdido muchos partidos por lesión. En este momento, Neymar es mejor.

Luis Suárez-Benzema (X): Son dos distintos tipos de delanteros. Luis Suárez es esa clase de rematador puro nacido para marcar. Tiene mucha movilidad y es capaz de amargar cualquier defensa. Su estado de forma actual es caliente. Benzema también está bien aunque tal vez debería haber marcado más goles. Pero en otros aspectos del juego tiene también una influencia muy importante. Es una elección difícil.

Messi-Cristiano (X): ¿Qué puedo decir? El estado de ambos es muy bueno, son los mejores jugadores del mundo.

De estas once comparaciones, me llaman la atención varias cosas porque dejan en pelotas el criterio técnico/táctico/estratégico/campechanil de nuestro amigo Carlo.

En primer lugar, a un fulano que tuvo a sus órdenes al decrépito portero del Oporto y al actual portero titular del Madrid, y optó sin ningún género de dudas por la decrepitud en lugar del mérito, debería prohibírsele, bajo amenaza de querella criminal, que hablase, opinase o tan siquiera  mentase a cualquier portero profesional. Mucho menos que comparase entre dos de ellos. Keylor Navas nos está demostrando la enorme injusticia que este pájaro vividor cometió con él el año pasado. Cada partido y cada parada de Navas, es una puñalada trapera a Carlo y a su prestigio de entrenador de élite mundial. Naturalmente, haber dicho ahora que Navas es mejor que Bravo (que lo es, siendo Bravo muy bueno) hubiera sido tanto como reconocer la tropelía que él cometió el año pasado. Y claro, hasta ahí podíamos llegar. Así pues, debió pensar que mejor dejarlo en empate, que no llama la atención y así no reconocerexpresamente la cabronada del año pasado.

En segundo lugar, el disparate de los disparates. Afirma que Canelita es mejor central que Mascherano. Nos añade que Canelita es el corazón de la defensa del Madrid. Cosa que es cierta y de ahí la cantidad de años que lleva el Madrid sin tan siquiera ser el segundo equipo menos goleado. Aunque sospecho que Carlo, muy amigo del Canelita, pretendía con su afirmación transmitirnos otra idea muy diferente. Todos sabemos que el Canelita no admite, ahora mismo, comparación con una cuarentena de centrales de todo el mundo (y eso siendo muy, muy, muy generoso). Uno de esos cuarenta centrales es Mascherano, naturalmente. Pero Canelita es amigo y además sacó la cara por él cuando Florentino le fumigó con total justicia.

En tercer lugar, a Casemiro casi lo desprecia directamente. Este chaval es otro de los damnificados por la Ceja. Lo tuvo en pretemporada y después se olvidó de él. Con el agua al cuello, se acordó de él en Dortmund y le salvó el cuello. Después de aquello, de Casemiro nunca más se supo. Al año siguiente lo mandó a Oporto. Y como al jugador le dejaron jugar, jugó. El lenguaraz Benítez lo reclamó. Pero Casemiro no es jefe. No tiene a borrachos, puteros y gañoteros radiofónicos que den la cara por él. Por momentos nos pareció carne de cañón vendible este próximo verano. Pero las carambolas de la vida tienen estas cosas. A los pedrosleonesIsco y James les dio por creerse lo que no son y la gente (incluyo aZidane) empezó a estar hasta los cojones de los dos. De resultas, Casemiro otra vez de vuelta demostrando lo que es. Un estupendo jugador con mentalidad de ganador, lo que le hace mucho mejor. Carletto, para salvar su ineptitud, dice de Casemiro que ha mejorado mucho recientemente, dejando caer implícitamente, que con él de entrenador, no. Mentira. Mentira del tamaño del caballo de un picaor. A Casemiro le afectaba el mismo mal que a Keylor Navas. Que si jugaban ellos, otros (con padrinos) tenían que acularse en el banquillo. Y claro, a ver quién era el guapo. Esa medicina ya la probó Carleto con Diego López y no pareció gustarle mucho.

En cuarto lugar, sorprende que a Carlo le parezca tan nítidamente claro que Rakiticsea mejor que Kroos. Sin atisbos de dudas. Yo las tendría todas. Pero claro, estamos hablando del hombre que juzgó que Casillas era mejor que Keylor Navas, así pues se me antoja fútil intentar desentrañar este misterioso razonamiento carletiano.

En quinto lugar, con Bale hace un comentario muy similar al tratamiento que le aplica a Casemiro. La única verdad que la Ceja alumbra en su comentario es que Bale se ha perdido muchos partidos. Con Bale sano, decir que Neymar es mejor que Bale me parece a mí de una osadía rayana en la estupidez, sobre todo teniendo en cuenta cómo ha jugado el galés los partidos en los que ha estado en plena forma. No me parece a mí, ni mucho  menos, que esté muy lejos del juego del mejor Neymar. Más bien al contrario.  Y después está el tema del mínimo agradecimiento hacía un tipo que ha tenido tanta importancia en los cuatro títulos que se ha llevado puestos en el currículo. Pero parece ser que el agradecimiento de la Ceja está reservado para determinados sujetos, Canelita, entre otros, por no irnos más lejos.

Por último y sexto lugar, decir que Cristiano y Messi están al mismo nivel encierra lo que todos atisbamos. Aquí Carlo no es tan grosero como en la comparación entre Mascherano y Canelita, pero se comprende que no lo sea. Si hubiera dicho que Messi es peor que Ronaldo,  posiblemente le hubieran tenido que hacer pasar el control anti doping o de alcoholemia al finalizar la entrevista&quiniela. Por mi  parte, nunca los he comparado porque me parecen dos casos incomparables. Uno es un producto del laboratorio y de la amoralidad que se esconde detrás de la aplicación de un tratamiento médico a una persona que, en rigor, no lo necesita. El otro es producto del trabajo, del gimnasio y del afán de superación. Si quitamos estos “pequeños detalles” que a mi juicio los hacen incomparables, creo yo que Messi, -el producto Messi-, no es comparable con nadie. Ni con Ronaldo. En realidad, para compararlos, habría que exigirle al Messi que saliera a jugar todos los partidos con un hándicap que eliminase los efectos extras.

Esos “pequeños detalles”, salvo a este humilde servidor,no parecen importarle a nadie demasiado, así pues, entiendo que la Ceja da un empate entre estos dos jugadores, no porque pondere los referidos “pequeños detalles”, sino como  mal menor para un jugador con el que parecía tener una relación tan buena como la que tenía con el Canelita.

Dicho todo lo anterior, extraigo una conclusión: el juicio técnico de Carleto es de todo menos técnico. Es un juicio trufado de agradecimiento y compadreo. Otro resabiado más, despedido por su cobardía, e incapaz de reconocerla. Claro que para reconocer que se es un cobarde hace falta ser muy valiente. Y, por definición, eso es imposible. Leyéndole parece mentira que haya pasado dos años con la mayoría de esos jugadores. A Carleto lo echaron por tener nefastos resultados derivados de su nefasto ejercicio como entrenador profesional. Fue injusto con varios jugadores y la realidad hizo justicia con él. Y Florentino le remató con mayor justicia,si cabe. Si él hubiera sido justo con, por ejemplo, Keylor, el partido del pasado año en Barcelona hubiera tenido un resultado muy parecido al del pasado sábado. El Madrid hubiera ganado la liga y él estaría aquí. Y no fue así, fundamentalmente, porque él no quiso. Más le valdría pensar y meditar sobre ello, darse unos cuantos cabezazos contra una pared y dejarse de hacer quinielas de agradecimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.