CRÓNICA | Y van doscientos setenta minutos de Santa Bárbara anegada: Las Palmas Atlético 0 – 0 Real Madrid Castilla

Una crónica de: @Datemus

Tenía el Castilla esta mañana, con su visita a Las Palmas, la oportunidad de conseguir los tres puntos en su primer enfrentamiento de esta temporada con un equipo filial. Sin embargo, el equipo tiene la mirilla totalmente desviada, la pólvora calada y los artilleros perdidos. Nuestro filial marró muchas oportunidades en un partido en que, sin brillar, los nuestros fueron superiores en muchas fases del encuentro y merecieron los tres puntos. Analizaremos a continuación las etapas por las que fue transcurriendo el encuentro de hoy.

Raúl volvió a hacer cambios en la alineación y a colación de estas variaciones, nos alegramos de comentar una de las posibles razones: sí tuvimos buenas noticias en París y nos las trajo nuestro Juvenil A, que ganó 1-2 al PSG en su debut en la Youth League, remontando el tanto inicial de los galo-cataríes tras un tremendo error de nuestro portero Luís López, que, por  contra, estuvo colosal en los últimos minutos. Obviamente, no van a ver reseña alguna de este partido ni en las televisiones ni en la propagandística prensa deportiva escrita, pero desde El Diario de  Mou aprovecharemos esta crónica para celebrar esta victoria tan importante de nuestra cantera y para enviarles una merecidísima enhorabuena.  

 Volviendo a la Segunda B pero sin dejar aún del todo la Youth League, hay que recordar que en el once del Juvenil A formaron tres jugadores del Castilla: Baeza, Jordi y Latasa. Probablemente, esta fue una de las razones de que ninguno saliera hoy de inicio. No quedaron ahí los cambios de Raúl, ya que Rodrygo ha entrado en la convocatoria del primer equipo y tampoco parece el técnico blanco amigo de formar siempre con los mismos. Javi Hernández volvió a lateral izquierdo, Antonio Blanco a la medular y completaron el once Fran y Marvin como interiores (por las bandas izquierda y derecha respectivamente) y Pedro en punta.

El medio campo del Madrid tenía nada menos que a Blanco y Fidalgo, este último con cierta libertad de movimientos, protegidos por Bravo, más los mencionados Fran y Marvin. Viendo estos jugadores, se esperaba una primera fase del partido en que los nuestros quisieran imponer su estilo combinativo y mantener el balón en su poder. Sorprendentemente no fue así. Las Palmas empezó presionando muy arriba y los nuestros, jugando de nuevo sobre hierba artificial, prefirieron contrarrestar la táctica canaria a base de juego directo. Posiblemente Raúl era más que conocedor de la superioridad física de los jugadores del Castilla. Tal vez tampoco quisiera pérdidas de balón en zonas peligrosas en los primeros minutos, donde el rival iba a presiona muy arriba apoyándose en una superficie irregular y demasiado viva.

Imagen: udlaspalmas.es

Sea como fuere, salvo en algunos pases entre los centrales y Blanco demasiado expuestos, el Castilla sacaba partido a su estrategia a base de físico. Habrá que ver si esta fórmula nos funciona cuando nos enfrentemos a jugadores fuertes, curtidos y de más experiencia. El juego era poco vistoso, pero poco a poco llegaban internadas de un Marvin muy activo en galopadas individuales por la derecha. Mientras, con el ánimo de ver como la pelota les pasaba permanentemente por encima desde nuestra defensa, Fidalgo, Bravo y Blanco tuvieron que poner a prueba la movilidad de las vértebras de su cuello.

Al cuarto de hora, por fin Fidalgo se descolgó a recibir y maniobrando con apenas dos toques de mucha calidad, sirvió a un Fran que se incorporaba muy bien por la izquierda. Su centro fue bueno pero Pedro lo remató mal de cabeza. En el 23’, una galopada de Marvin por la derecha termina con un centro muy pasado que recoge Fran por la otra banda. De nuevo, el interior centra con mucho peligro pero no encuentra ningún compañero. A los 27’, otra buena internada de Marvin, el mejor del primer tiempo, es rematada mal por Pedro.

Cada vez el juego del Castilla iba siendo mejor, con más presencia en la medular y con la pareja Fran – Javi Hernández sumándose al vendaval de Marvin por la banda opuesta. Jugaba unos buenos minutos el Castilla, pero llegó la pausa de hidratación a la media hora y tras ella,  una reanudación en la que los blancos sufrieron una de esas bajadas de intensidad difícilmente explicables. Las Palmas obligó al rival a ceder varios saques de esquina y algunas faltas ingenuas que no se deben cometer. El Castilla sufre demasiado en estos acosos directos y he aquí que los canarios, que no habían podido combinar en todo el primer tiempo, sacaron en el 32’ a la madera un córner por mediación de Toni Rovaina. Solo dos minutos después, un balón sin aparente peligro que bajaba con hielo de la altura a la que ascendió, a punto estuvo de colársele a un Belman que posiblemente fue deslumbrado por el sol.

Volvió a jugar el Castilla de nuevo. Un imparable Marvin, pesadilla de los amarillos en el primer tiempo, volvió a internarse a la carrera para poner un centro que Fidalgo, pisando de lleno el área, remató fuera de cabeza. En el 43’ Javi Hernández y Fran realizan una preciosa jugada al primer toque, y trazando milimétricas paredes, terminan por poner un balón perfecto para que Pedro marque. Pero nuestro ariete vio tan claro que iba a anotar que en lugar de atacar al balón, esperó inmóvil como una estatua a que éste le llegara al pie, lo que aprovechó el central local Juan, muy meritoriamente, para ganarle la espalda y la acción cuando ya casi estábamos celebrándolo todos. En el descuento, otra magnífica acción de Javi Hernández y Fran termina con un disparo de este último y un paradón del portero Domínguez. Así nos fuimos al descanso, con la sensación y la angustia de haber merecido más y de elevar el salario del portero rival constantemente. Buen primer tiempo en que al Castilla, la justicia le fue esquiva.

Imagen: udlaspalmas.es

La segunda parte comenzó también con dominio visitante y buenas ocasiones, esta vez, provenientes de la participación de Jurado con Fran y Javi Hernández. Sin embargo, en el 55’ comenzaron los cambios de Raúl que salieron francamente mal. Bravo entró por Baeza, dejando nuestro técnico claro su intención de ir por el partido. Baeza bajó, a diferencia del último encuentro con el Castilla, a apoyar a la línea media, pero no le salía nada. Mientras, Marvin daba verdaderas muestras de agotamiento. La banda derecha ya había desaparecido de nuestro ataque cuando Raúl, en el 63’, dio entrada a Jordi por Fran, manteniendo a un extenuado Marvin en el terreno y obligando al recién incorporado a jugar por la izquierda. Mientras, el técnico visitante refrescó su medular y sustituyó, con mucho acierto, a un desdibujado Toni Rovaira por Jürgen, dando entrada minutos más tarde a un inspiradísimo Reina que fue un incordio para los nuestros en los últimos veinte minutos.

La dirección de partido desde los banquillos fue determinante en la última media hora, y Juan Manuel Rodríguez, técnico local, ganó la partida con mucha evidencia. Cierto es que los jugadores blancos que entraron en la segunda mitad probablemente acusaron falta de frescura por el esfuerzo realizado el miércoles con el primer Juvenil.

Aunque el partido se equilibró mucho, aún disfrutó el Castilla de buenas ocasiones y en el 74’, un formidable cambio de juego de Fidalgo fue recogido con un control perfecto por un Jordi en la banda derecha, que tras recortar hacia dentro, dejó el balón en su pierna buena para servir un excelente balón de cabeza a Pedro que, incomprensiblemente, no llegó a rematar. Nuestro ariete hoy estuvo muy fallón y fue sustituido dos minutos más tarde por Latasa, otro de los participantes en la gesta parisina. Él disfrutó ya en el descuento de la mejor ocasión del partido, al recoger un pase en no muy buenas condiciones mientras era agarrado levemente y con habilidad por un defensor local, y disparar forzado de una forma que aunque heterodoxa, sirvió para superar al portero y buscar la red. Sin embargo, cuando un equipo está negado a puerta, siempre se da alguna circunstancia que evita el gol: en esta ocasión, uno de los zagueros amarillos llegó bajo palos para sacar la pelota de la mismísima línea cuando ya estaba entrando, para desesperación de la parroquia madridista, que veía como el Castilla dejaba volar otros dos puntos más.

En resumen, un partido en el que el Castilla fue mejor que su rival, con buena presión de los medios, colocación y superioridad física en la mayor parte del encuentro. Como puntos negativos, más allá de viajar siempre a las islas en fragatas con la Santa Bárbara llena de vías de agua y la pólvora empapada, señalar el juego demasiado directo para vencer la presión alta (quizás con rivales de mayor poderío físico no nos sirva esta táctica), lo mal que están saliendo los cambios últimamente y lo mucho que sufre el equipo en centros laterales pasados, en especial, los provenientes de jugadas a balón parado.

 

FICHA TÉCNICA: 

LAS PALMAS ATLÉTICO: Á. Domínguez, J. Fortes, Lepe, Juan, Dani Martín, Josemi, Manu Alemán (45′: Gorka Garai), Pablo Haro, Joel (76′: A. Reina), Toni Robaina (45′: Jürgen) y Rober.

Suplentes: Choolani, Carlos Quintana, Luis García, Reina, Gorka Garai, Diego y Jürgen.

Entrenador: Juan Manuel Rodríguez.

 

RM CASTILLA: Belman, Sergio López, Javi Hernández, De la Fuente, Gila, Blanco, Bravo (55′: Baeza), Fidalgo, Marvin, Fran (64′: Jordi) y Pedro (76′: Latasa). 

Suplentes: Luis, Chust, Guillem, Ayoub, Baeza, Jordi y Latasa.

Entrenador: Raúl González.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.