CRÓNICA | ✍ DISCIPLINA: RÍO BREOGÁN 73 – 80 REAL MADRID BALONCESTO

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (73-80) al Breogán, en el partido correspondiente a la Jornada 22 de la temporada regular de la Liga Acb, disputado en el Pazo Provincial de los Deportes de Lugo.

Pedía Mateo en el descanso mejorar en defensa y un poco más de disciplina. Visto como fue el partido, se quedó corto en lo de “un poco más”. Por momentos, algunos jugadores pecaron de una excesiva indolencia, al punto que la quinta derrota consecutiva lejos del Palacio comenzaba a ser una posibilidad cierta.

Lo arregló casi al final Hezonja, un profesional de principio a fin que finiquitó el choque con un mate espectacular. Le acompañó en la tarea Deck, que subió su energía defensiva en el último cuarto, lo que sin duda agradeció el equipo para cerrar el más ocho final.

Cuenta Mateo con toda la plantilla a su disposición. Hoy se quedaron fuera Rudy, el Chacho y Ndiaye. Tavares fue del cinco inicial. Está aún lejos de su mejor forma el pívot, que por momentos dio sensación de una cierta indolencia, quizás por no poder seguir el ritmo a sus compañeros. Únicamente al final entró de lleno en la pelea por los rebotes, logrando varias canastas de mérito.

El caso es que en el comienzo volvíamos a sufrir con los rebotes, que iban a manos de los contrarios. No entraban los tiros de tres. Un pobre dos de ocho en los primeros diez minutos, a los que llegamos con un parcial de 24-15.

No cambiaban las tornas en el inicio del segundo cuarto. Había problemas con la bocina, que al parecer se disparaba sola. Serían las meigas. Llull no llegaba en defensa, mientras Musa, que fue recibido entre aplausos, no tenía su mejor partido. Lográbamos enderezar un mínimo el marcador. Gritos de “así gana el Madrid” tras un mate espectacular de Dzanan que nos ponía uno arriba. Lo del “así gana el Madrid” ya ha adquirido categoría de estudio sociológico, de tesis doctoral, de comité de expertos, de me parto y me troncho, de que se lo hagan mirar. Entre bocinazos y cantos extemporáneos, llegamos al minuto veinte, con un 42-39 (parcial de 18-24).

A la vuelta de vestuarios, pedía Mateo un poco más de disciplina. Lo hacía como es él, sin alzar la voz, sin que se le hinchasen las venas del cuello. Sus jugadores mucho caso no le hicieron. Para empezar el tercer acto, parcial de 12-0. Mediado el cuarto, 54-42. Para no perder nuestras costumbres (más bien malas) hoy tocaba hacer internacionales a Mclemore, diecinueve de valoración y veintiún puntos, y a Sakho, dieciocho y trece, respectivamente. Fallábamos cuatro lanzamientos de tres seguidos. Al final, logramos arreglar el parcial del cuarto, quince a quince, para un 57-54 al minuto treinta.

Anotaban Hezonja y Llull para poner el 57-58, tras dos minutos iniciales de desconcierto en el último cuarto. Tavares sufría de lo lindo, mientras Poirier, al que se le ve en mejor forma (hasta ha sido capaz hoy de robar un balón, correr la cancha votando y anotar) veía el partido desde el banco (doce minutos en pista).

Pitaron los árbitros una técnica al banquillo de la que no hemos conocido los motivos. ¡Qué rapidez tienen algunos colegiados en algunas ocasiones, mientras en otras acreditan suma paciencia! Musa fallaba un par de canastas imposibles de fallar. Hezonja y Deck trabajaban duro. El marcador se rompe en favor del Madrid, que llegaría al minuto cuarenta con un 73-80 (parcial de 16-26).

Destacados: Tavares (19 de valoración, trece puntos), Campazzo (17-16), Deck (14-7), Hezonja (12-6), Llull (10-17, 5 triples de diez intentos), Poirier (10-5), Musa (0 de valoración, diez puntos).

Tiros de uno 20 de 23 (87%), Tiros de dos 18 de 33 (55%), Tiros de tres 8 de 31 (26%), Asistencias 17-14, Pérdidas 13-8, Rebotes defensivos 18-21, Rebotes ofensivos 7-15, Recuperaciones 5-7, Tapones 1-1, Faltas personales 23-16.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *