PREVIA | FC Barcelona vs Real Madrid: El clásico de la mediocridad

Una previa de: @luismanper

Lejos queda ya el último Clásico disputado en marzo cuando el común de los mortales aún no venía venir la pandemia que ha asolado el planeta y los políticos ya la ocultaban para “no alarmar”, ese Clásico se disputó en las condiciones que todos nos enganchamos al fútbol y que hoy parecen lejanísimas en el tiempo, con la emoción de un resultado igualado que se desniveló en la segunda parte y con un estadio lleno hasta la bandera (Cristiano Ronaldo en un palco privado incluido) culminado todo con la aparición estelar de Mariano que disputó sus primeros minutos de la temporada marcando a los pocos segundos de salir, dando el colofón perfecto a un Santiago Bernabéu que no ha vuelto a albergar partidos desde entonces, ya que a continuación llegó la pandemia y se aprovechó el momento para acelerar las obras interiores de un estadio, que hoy en día está literalmente patas arriba, trasládandose los partidos como local al estadio Alfredo di Stéfano de Valdebebas.

Y si aquel Clásico acabó en mitad de la euforia desmedida del Bernabéu, hoy llegamos al Clásico en medio de una depresión y desánimo generalizados a causa de la mala imagen que viene ofreciendo el equipo desde principios de temporada (más en juego que en resultados) hasta estas dos últimas derrotas ante Cádiz y Shartak Donestk (ya tanto en juego como en resultados), el único consuelo es que el Barça no llega al partido de hoy mucho mejor, pues aunque ellos sí ganaron su compromiso de Champions ante el Ferencvaros, en Liga vienen de sumar un punto de los últimos seis, tras empatar ante el Sevilla antes del parón y palmar la semana pasada ante el Getafe. Eso sin contar el lío institucional en el que el equipo culé vive instalado permanentemente, y que tuvo sus vaivenes esta semana con una surrealista renovación simultánea de cuatro jugadores (Piqué, De Jong, Ter Stegen y Lenglet) anunciada tras el partido contra el Ferencvaros, en la posterior rajada contra la directiva de Piqué una vez renovado con los años de extensión de contrato y millones asegurados para acabar en la denegación de la Generalitat del aplazamiento de la votación de censura contra Bartomeu, que finalmente se celebrarán el próximo fin de semana por creer que se garantizarán las medidas sanitarias para el correcto desarrollo de la votación, al mismo tiempo que la propia Generalitat pedía al gobierno de España que declare el Estado de Alarma, para poder garantizar que se cumplan las medidas sanitarias en Cataluña. Si alguien le ve sentido a todo el guirigay institucional que tiene le agradecería que me lo explique.

Imagen: realmadrid.com

Así que entre unas cosas y otras, es difícil dilucidar cuál de los dos equipos llega en peor momento al Clásico aunque es cierto que el Barça viene con la moral de victoria de golear en Champions mientras que el Real Madrid viene con el ridículo ante el Shartak Donestk en mente, y además ambos equipos llegan con bajas sensibles como la de Ter Stegen en el caso del Barça o la de Sergio Ramos en el caso madridista que va a ser duda hasta última hora debido al golpe en la rodilla que sufrió ante el Cádiz y que le impidió jugar en Champions, por lo que en el equipo culé se presume un once con Neto en portería, Sergi Roberto y Jordi Alba en defensa con Lenglet y Piqué como centrales, Busquets y De Jong serán los teóricos mediocentros con Coutinho por delante como mediapunta, flanqueado en las bandas por Ansu Fati y Griezmann con Messi arriba.

Por su parte, el once blanco parece mucho más difícil de acertar y más después del bajo nivel que han dado ciertos jugadores en las rotaciones de los dos últimos partidos, pero allá va el intento, Zidane se intuye que apostará por Courtois en portería, Nacho y Mendy de laterales con Sergio Ramos y Varane como centrales, Casemiro, Valverde, Kroos en el mediocampo con Modric más adelantado en tres cuartos de campo y Vinicius y Benzema en la delantera. El partido será arbitrado por Munuera Montero que ya nos ha arbitrado un partido esta temporada… y tampoco acabó bien pues fue el empate a 0 de la segunda jornada (para nosotros la primera) ante la Real Sociedad en Anoeta. Quien quiera saber más sobre el colegiado, le remito al gran Nilo Campo que profundiza en la trayectoria del árbitro valenciano en su previa arbitral.

Así que esperamos que la entidad y repercusión internacional de un partido de tanta trascendencia como un Barça vs Real Madrid obligue a los jugadores blancos a salir concentrados desde el minuto 1 y no regalar la primera mitad como han hecho en los dos últimos partidos y de esa manera consigamos enderezar el rumbo de una temporada, que empieza a recordar peligrosamente al año de Lopetegui.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.