El OjO Al Blanco del FC. Barcelona 85 – 75 Real Madrid: Simplemente irreconocibles

Una cronica de: @Javirodespi planetacb

El OjO Al Blanco del FC. Barcelona 85 - Real Madrid 75. Simplemente irreconocibles

Hoy no se puede poner ni un pero a la victoria del FC. Barcelona, sobre todo tras el tremendo repaso dado al equipo blanco en la primera mitad y que fue mitigado un poco en la segunda para dejar un marcador más o menos «apañadito» que deja al conjunto blaugrana con «solo» diez puntos de ventaja al finalizar un encuentro en que, inclusive, podía haber sido más recortado de haber entrado algún tiro final. Sea como fuera, hoy el Real Madrid estuvo simplemente irreconocible a todo aquello que nos había mostrado durante esta incipiente temporada y así lo vamos a contar en nuestro OjO Al Blanco.

Del quinteto (lesionado) del Barça al bigote de Tomic

Ya sabemos lo que se ha hablado de las lesiones del Barça y que nos dejaba un quinteto formado por Pau Ribas (base), Navarro (escolta), Claver (alero), Doellman (Ala-pívot) y Lawal (pívot) lo que supone una baja en todos los puestos y, de la misma forma, que ninguna de las cinco posiciones se veía resentida salvo para temas de rotación y, desde luego, para nada en la posición de pívot donde Ante Tomic se ha ganado un merecido MVP mientras lucía un bigote como corresponde a la solidaridad que siempre ha hecho gala con el movimiento de Movember en solidaridad con los enfermos de cáncer de próstata.

No pinta, no pinta.. no pintó

Algo raro flotaba en el ambiente, no era ya por el 5-0 inicial, ni siquiera porque ambos conjuntos, al principio, preconizaran los tiros exteriores de tres puntos por encima del juego interior (hasta que dijo Tomic que allí estaba él para acabar con todos los pívots madridistas). No, no era nada de eso, sino que, sencillamente, el Madrid no pintaba nada en el Palau en toda la primera mitad, era un mero espectador ante una maquinaria blaugrana que, sin necesidad de hacer grandes alardes ante una inoperante defensa madridista, anotaba una y otra vez sin que el conjunto blanco fuera capaz de hacer nada y es que, cuando decimos nada, nos referimos a NADA, ni en la defensa, ni en el ataque en que ni siquiera había movimiento de balón, solo búsqueda de acciones individuales de 1×1 que se chocaban una y otra vez contra un quinteto barcelonista cuyos jugadores NO ERAN REBASADOS ni una sola vez. Normal que el Chapu Nocioni (único que aportó algo en estos primeros 20′), dijera de forma muy clara en el descanso: «Ellos van a por el partido y nosotros no» y eso que el marcador era poco para lo visto entre uno y otro (16 puntos a favor de los locales).

Algo para nada

Evidentemente, cuando lo que hay es NADA, pues se necesita muy poco para tener ALGO y el Madrid lo tuvo en actitud (no, de eso tampoco tuvo en la primera mitad) y se intentó mover un poco más el balón hasta buscar un tiro cómodo, buscar situaciones interiores para juego en poste bajo, en resumidas cuentas, intentar que, independientemente del resultado que había en el marcador, la imagen que se estaba dando no fuera tan deprimente como lo mostrado en los primeros veinte minutos y ahí, para sorpresa de todos, Laso tiró de los actores secundarios.

fcb-rm2

El fondo del banquillo comandado por Draper

Pues sí, amigas y amigos, hoy no era día para los titulares, ni Llull, ni Rudy, ni Randolph, ni Maciulis estuvieron a la altura de su calidad (y dejaremos en el limbo a Ayón), así que al coach madridista no le tembló el pulso de mandarlos al banquillo y jugársela con los Hunter, Reyes, Carroll y , muy especialmente, Dontaye Draper que, a pesar de algunos fallos inexplicables en control de balón, sí tuvo los arrestos de lanzar tiros en que algunos tuvo suerte que entraran y otras veces no, pero coño, demostró que tiene mano para ello, no como le hemos visto otras veces que le cuesta mucho mover la muñeca. Creemos que la única lectura positiva del día de hoy.

Técnicas y expulsado

Aunque el arbitraje no es de lo que nos guste mucho, porque seguimos sin comprender por qué en ACB se sigue castigando tanto los contactos por mínimos que sean, no tuvo ninguna responsabilidad del repaso blaugrana al madridista, no obstante, nos vamos a quedar con dos detalles, una técnica a Luka Doncic por quejarse de una falta cometida sobre Perperoglou (gesto hecho por absolutamente todos los jugadores y que no es sancionado nunca) y la expulsión del Chapu Nocioni con doble técnica por un rifi-rafe con Rice casi finalizado el partido y que nos muestra que para el argentino no hay relajación hasta que se acaba el partido, afortunadamente fue un calentón que no tuvo más incidencia y que luego ambos resolvieron en el vestuario.

Así terminamos hoy, a la espera de lo que viene la semana que viene con el líder de Euroliga, el CSKA de Moscú y el líder de ACB Iberostar Tenerife, así que hoy, más que nunca, seguimos teniendo razones para seguir sonriendo.

Fotos: ACB Media

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.