CRÓNICA | París bien vale una Liga: Real Madrid 6 – 0 Levante

Una crónica de: @luismanper

Sirva esta referencia histórica para describir esa especie de pretemporada previa a la final de Champions, con la que el Real Madrid está afrontando los últimos partidos ligueros desde que fue coronado campeón de Liga frente al Espanyol a finales de abril, con un banco de pruebas que le lleva a activar a jugadores que apenas han jugado esta temporada como Lunin, Vallejo o Ceballos con titularísimos que corren el riesgo de perder la forma si son guardados en una urna de cristal hasta el 28 de Mayo.

Esa mezcolanza por la que viene apostando Ancelotti, desembocó ayer en un once formado por Courtois en portería, Lucas Vázquez y Mendy en los laterales con Nacho y Vallejo como centrales, Camavinga en el eje del equipo flanqueado por Valverde y Modric como interiores quedando los extremos para Rodrygo y Vinicius y la punta de ataque para Karim Benzema, que ayer volvió a entrar en la historia del Real Madrid por enésima vez igualando a Raúl como segundo máximo goleador histórico del club solo superado ya por el estratosférico Cristiano Ronaldo, en horas bajas en este tramo final de su carrera, pero no por ello menos admirado por todo el madridismo.

Imagen: realmadrid.com 

Mientras tanto, el Levante llegaba con el agua al cuello y sin término medio, o puntuaba o acabaría el partido siendo equipo de Segunda División ya que empezó el partido a 6 puntos del Cádiz con el golaverage perdido con los andaluces, a quien por cierto nos enfrentamos el domingo, y a quien de ganar podemos dejar también con pie y medio en el precipicio. Pero esa necesidad acuciante del Levante solo se manifestó en los primeros minutos con una ocasión clara de Morales, una falta de Vallejo en la frontal del área para interceptar un contraataque (hay que destacar que el central aragonés está cumpliendo en estos últimos partidos de temporada, haciéndonos dudar a muchos si hay mejor candidato para un cuarto central de la plantilla, que juegue poco, se queje menos y esté disponible para cuando se le necesite) y por la disputa de un balón a la que salió Courtois al borde del área y a punto estuvo de tocar la pelota fuera del área, esa fue toda la aportación ofensiva del equipo levantinista antes de que se desatara el vendaval blanco que pudo llevar el marcador a los dobles dígitos, si no hubiera sido por los postes, por un par de goles anulados por fuera de juego y sobre todo por el meta granota Cárdenas que a pesar de encajar un set, fue el mejor de su equipo.

El primer aviso lo dio Benzema cuando no se llevaban ni 10 minutos de partido con un disparo que repelió el cancerbero visitante, y a partir de ese momento Modric cogió la escuadra y el cartabón y comenzó su clase magistral de repartir asistencias, el primer agraciado fue Mendy que cuando se dio cuenta estaba encarando en uno contra uno a un portero que se vencía a su derecha pensando en el pase de la muerte a Rodrygo que estaba desmarcado y solo, cuando el lateral francés definió por el palo corto para abrir el marcador, sería el propio Mendy quien minutos más tarde pudo ampliar la renta con un disparo que esta vez si pudo sacarse de encima Cárdenas, pero el córner que concedió fue aprovechado por Vinicius para poner una asistencia con música que no desperdició Benzema para poner el 2-0 cuando no se habían alcanzado los 20 minutos de partido, renta que pudo ampliar el propio Vinicius pero su remate lo desvió Cárdenas a córner, cuando el estadio ya cantaba gol.

Imagen: realmadrid.com 

En ese momento, tomo el relevo Valverde para continuar los intentos de encañonar desde fuera del área que comenzó en el derbi del domingo y esta vez se estrelló con la madera hasta 3 veces primero aprovechando un balón suelto que golpeó a la remanguillé para rebotar en el palo y hacer un extraño sobre la línea de gol que habría que llamar a Iker Jiménez para saber por qué no entró, siguió empalando el rechace de un córner, en un balón que el propio Cárdenas tuvo la fortuna de que su defectuoso despeje acabara en el larguero, pero fue antes de llegar al descanso cuando Modric v culminó su hak-trick de asistencias en 45 minutos, primero internándose en un área plagada de jugadores levantinistas para dar a Rodrygo el pase de la muerte, quien solo tuvo que empujarla para poner el 3-0 y luego dejando solo en el área a Vinicius para que pusiera el balón al palo largo y llegar al descanso con un 4-0 que hundía al Levante, a pesar de que minutos antes su técnico Lisci, había intentado variar el rumbo del partido con un doble cambio, que le sirvió de poco, pues continuó el asedio, y Valverde se encontró con los palos por tercera vez, esta vez estrellando en el larguero un trallazo con tal violencia que el balón botó fuera del área después de golpear en el travesaño.

Pero la exhibición de fútbol que estaba ofreciendo el Real Madrid no concluyó en el primer tiempo, pues a la vuelta de los vestuarios Valverde seguía lanzando pepinazos que se iban fuera por un palmo y Rodrygo seguía quedándose mano a mano frente a Cárdenas aunque esta vez su cucharita made in Raúl se fue fuera por poco, los goles anulados por fuera de juego a Vinicius y al propio Rodrygo hicieron pensar a Ancelotti que ya era suficiente y mientras se preparaba para dar el relevo a los titulares pensando en París, Benzema decidió que no se iba sin dar un último baile y bailó literalmente a Cárdenas regateándolos con una serie de amagos que desembocaron en el pase de la muerte que solo tuvo que empujar Vinicius para completar la manita, a continuación se hizo el triple cambio en el que Rodrygo, Modric, Valverde y el propio Benzema dejaron su lugar a Mariano, Peter, Jovic y Toni Kroos, pero ahí no se detuvo la sangría que hasta Peter o Lucas Vázquez con disparos desde dentro del área que se fueron desviados hasta que Vinicius echó el cierre al partido en general y al primer hak-trick de su carrera en particular, aprovechando una pérdida de balón de Rubén Vezo para colarse hasta la cocina del área y batir a Cárdenas por debajo de las piernas para colocar el 6-0 final, que ni siquiera el árbitro quiso descontar para evitar prolongando la agonía de un Levante, que con una moral digna de sus paisanos del Alcoyano había obligado minutos antes a Courtois a quitarse de encima un chut de Morales que pudo significar el gol del honor.

Imagen: realmadrid.com 

No podemos concluir la crónica sin admirar cómo el Levante ha luchado hasta el final por la permanencia mucho más dignamente que lo que hacía intuir esa nefasta primera vuelta en la que no ganó ni un solo partido que le condenó a los infiernos de la Segunda División, de la que ojalá salgan pronto para volver a Primera, pues cualquier equipo rival del Valencia cuenta con todos los respetos de esta casa, y en especial, de su alma máter que solo sale de las sombras para reírse de los vecinos de su ciudad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.