CRÓNICA | Llorando en Granada: Granada 1- 4 Real Madrid

Una crónica de: @luismanper

Siguiendo el símil histórico que el gran @pepo2204 nos dejaba al comienzo de su previa, hay que empezar esta crónica recordando la famosa frase atribuida a Aixa, madre de Boabdil, último rey islámico de Granada, quien cuenta la leyenda que cuando fue desterrado tras la conquista cristiana del antiguo Reino de Granada, salió llorando de la Alhambra y su madre la sultana Aixa le espetó aquello de “llora como una mujer lo que no supiste defender como un hombre” y esa frase viene hoy como anillo al dedo visto las quejas granadinas personificadas en su entrenador Robert Moreno, que ha montado el numerito cuando su jugador Monchu fue expulsado tras llevarse por delante a Vinicius en una acción en la que se desentendió del balón y fue al bulto para frenar al brasileño por lo civil o por lo criminal, pero aún así a algunos les pareció escasa la roja y nos espera una semana de lamentos arbitrales en el que se obviará el clamoroso regalo que ayer le entregó Del Cerro Grande al Barça cuando peor lo estaba pasando en el debut del “inventor del fútbol 2.0”.

Pero ciñéndonos al partido de hoy, Carletto no se fio de la baja posición del Granada en la tabla y sacó un once plagado de titulares con las únicas novedades de Nacho en lugar de Militao, a quien dio descanso por la acumulación de minutos derivada de las selecciones, y de Asensio, a quien mantuvo en el once titular tras su gran partido contra el Rayo, el resto fueron los habituales Courtois en portería, Carvajal y Mendy en los laterales con el mencionado Nacho y Alaba de centrales, el trío de las 3 Champions en el mediocampo con Casemiro en el eje flanqueado por Modric y Kroos, con Asensio y Vinicius en los extremos y Benzema en punta.

Imagen: realmadrid.com

A pesar de un susto inicial del Granada que desbarató Alaba, el partido se puso de cara pronto ya que un robo de Vinicius fue aprovechado por Kroos para dejar solo a Asensio en carrera frente al portero portugués del Granada, que solo pudo tocar el disparo del mallorquín que acabó entrando llorando, porque el día hoy iba de lágrimas… o de jugadas ensayadas como la que dio lugar al segundo gol madridista por medio de Nacho quien remachó un córner ensayado que botó Kroos para Modric, que estaba en una esquina del área devolviendo el croata el balón al alemán, que astutamente se había salido del fuera de juego para que diera el pase de la muerte que remató el central alcalaíno, y pudimos culminar la media hora de manera inmejorable si otro contraataque que empezó Asensio en nuestra propia área salvando un balón que recibió de espaldas a la salida de un córner con un gran detalle técnico, para dejársela a Vinicius quien dirigió el 4-1 contra uno en el que derivó la jugada y acabó dejando el balón a Benzema para que el francés pusiera el pase de la muerte al que no llegó Vinicius, siendo el propio Asensio quien remató mordido a gol, que Soro solo pudo evitar que entrara con un despeje muy meritorio sobre la misma línea.

Pero el Real Madrid volvió a ver el partido tan controlado que perdió el control del partido y el Granada empezó a rondar el área de Courtois, con un Luis Suárez omnipresente que aprovechó una pérdida de balón de Vinicius quien no supo proteger con el cuerpo un balón que recibió de espaldas, y el delantero colombiano no se lo pensó para probar un disparo que acabó entrando con un toque de Nacho que descolocó a Courtois para poner el 1-2 al filo del descanso… al cuál no nos fuimos empatados de milagro pues tras un disparo desde la frontal del área de Benzema que obligó a Maximiano a sacar una formidable mano dura abajo, Casemiro culminó un primer tiempo bastante mejorable cabeceando hacia su portería, un balón que obligó al portero belga a emplearse a fondo para evitar el segundo gol en propia de la tarde e irnos al descanso empatados después de haber sido muy superiores la primera media hora.

Imagen: realmadrid.com

Al igual que fuimos muy superiores en la segunda mitad, y tras un par de avisos iniciales el propio Casemiro por fin se entonó y dio comienzo a una jugada preciosa que acabó en el 1-3 llevándose por delante a un jugador granadino que se lesionó intentando defenderla, y es que el balón cayó a Benzema, Vinicius arrastró a sus defensas en el desmarque dejando solo a Modric y el croata no quiso meterla él y le dejó el balón muerto a Vinicius para que solo tuviera que empujarla. El brasileño iba a ser poco después el protagonista, cuando en un balón que parecía perdido acabó con el desborde a Quini junto a la línea de cal y cuando se iba a adentrar en el área llegó Monchu como elefante en cacharrería, para llevarse por delante al brasileño en una entrada de amarilla-naranja, el árbitro no dudó en expulsarlo, sainete incluido de Robert Moreno que acabó también con la expulsión del técnico catalán y que obligó a Ancelotti a dar entrada a Rodrygo en lugar de Vinicius, para evitar que lo lesionaran de verdad.

El propio Rodrygo estuvo a punto de marcar en una jugada combinativa de Benzema, en la que el extremo brasileño ofreció un taconazo precioso que no pudo ser finalizado por el delantero francés, pero sería otro francés como el lateral Mendy quien redondeó el partido llegando a la frontal del área y marcando el 1-4 con su pierna mala en un disparo al palo largo, que poco antes había intentado y que a la segunda le salió a la cepa del poste para sentenciar un partido, que Ancelotti dio por finiquitado con ese gol y decidió dar minutos a los menos habituales como Isco, Jovic o Camavinga en lugar de jugadores clave como Modric, Benzema o Kroos, de quien no puedo dejar de destacar que hoy se ha marcado un partido sensacional, Rodrygo seguía queriendo marcar su golito hasta el punto que provocó un penalti que fue invalidado porque el centro que Carvajal había salvado por los pelos de irse por la línea de fondo, acabó saliendo cuando el lateral de Leganés ya había centrado, por cierto hay que destacar aunque dé miedo decirlo que Carvajal parece haber dejado atrás sus problemas físicos, pues lleva varios partidos seguidos jugando 90 minutos… y que dure.

Imagen: realmadrid.com

El partido concluyo entre jugadas ensayadas y la presencia casi testimonial de Jesús Vallejo en lugar de Alaba, quien al menos sirvió para que el central aragonés que ha disputado hoy sus primeros minutos en Liga se llevara la ovación cerrada del estadio de Los Cármenes, que no olvida a sus héroes que llegaron a cuartos de final de la pasada Europa League, siendo eliminados por un Manchester United que acabaría perdiendo la final frente al Villarreal.

A partir de hoy, empieza la etapa reina de esta primera vuelta pues el maratón de partidos ante rivales directos que comienza ahora va a dictaminar la fiabilidad del Real Madrid para disputar hasta el final la Liga y la Champions, ojalá el equipo ofrezca su mejor cara como ha ofrecido hoy y a final de temporada, podamos brindar títulos a todos esos madridistas que nos metieron en las venas este veneno llamado Real Madrid, que nos va a tener enganchados el resto de nuestros días, como el padre del gran Toñín el Torero, quien tan bien nos trató hace un mes cuando decidimos ver el Clásico varios miembros de esta casa en su querido Rincón… Un abrazo Toñín, y como tú siempre dirías ¡Hala Madrid hasta el morir!.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.