CRÓNICA | Herederos de una tradición (y II): Talavera de la Reina 2 – 4 Real Madrid Castilla

Una crónica de: @MiedoEscenico2

La visita a Talavera suponía, para el Real Madrid Castilla, el partido decisivo para alcanzar el play-off de ascenso a la división de plata del fútbol español. Y no se puede decir que llegara en condiciones muy diferentes respecto al partido anterior, incluso peores. Seguían sin entrar en la convocatoria Chust, Gila, Morante, Gelabert ni Latasa, por lesiones, ni tampoco Miguel Gutiérrez ni Blanco, de nuevo convocados con el primer equipo. De nuevo, un banquillo con más juveniles que otra cosa. Y Raúl optó por mantener al equipo que había vencido al Badajoz: Fuidias en portería, con la línea defensiva compuesta por Santos, Carrillo, Pablo Ramón y Retuerta; Xavi Sintes, el capitán Dotor, y Sergio Arribas; y, arriba, Hugo Vallejo, Hugo Duro y Peter Federico.

El partido empezó con un ritmo altísimo, el Talavera buscando el gol y el Castilla tratando de devolver golpe por golpe. El Talavera trataba de llegar buscando centros al área y remates desde fuera del área, mientras que el Castilla salía en acciones puntuales a la contra. El filial madridista no conseguía hacerse con el control del partido, aunque aguantaba bien las embestidas talaveranas, y defendía con orden y disciplina.

Cerca del cuarto de hora de partido, el Castilla tuvo un tramo de dominio, de llegada y dos remates de Peter, uno con el pie y otro con la cabeza, después un taconazo de Arribas, otro remate al que no llegó Hugo Duro por milímetros y un cabezazo fuera de Pablo Ramón, a la salida de un córner. Cuatro minutos de movimiento, juego y ese descaro juvenil que tanto nos gusta, pero falto de gol al final, que es lo que le da el toque final. El Talavera se rebeló y volvió a lanzarse hacia la portería de Fuidías, a base de centros al área e intentos de llevar el partido a un terreno menos elegante y más subterráneo.

Imagen: @lafabricacrm

En el minuto 25, una falta sobre Hugo Duro fue sacada con la maestría habitual por Sergio Arribas, pero el remate del delantero getafense salió alto. Para ese momento, el Talavera había perdido un poco de intensidad, pero los asaltos de Rodrigo, Edmilson y Góngora por el lado izquierdo del ataque, se encontraban con la solidez de Sergio Santos, Carrillo y la ayuda de un Xavi Sintes enorme en colocación y oficio.

Y, en el minuto 32, una maravilla. Un córner a favor del Talavera, controlado por Hugo Vallejo en la salida, que buscó a Sergio Arribas. El pequeño interior arrancó su máquina, se zafó de un rival, quebró a otro con un recorte hacia el centro, todo ello en carrera, y puso un balón en la frontal del área para la entrada allí de Hugo Duro. El máximo goleador del equipo volvió a enarbolar su diploma y, con un suave toque con el exterior del pie izquierdo, en carrera, superó la salida de Sousa, pleno de clase y determinación.

El Talavera reaccionó con rabia al 0-1, y un par de minutos después Rodrigo, tras una jugada plena de habilidad en el interior del área castillista, remató levemente desviado, recordando que no todo estaba hecho. Visto lo visto, el equipo vestido de rosa pasó a tocar el balón con paciencia, moviéndolo sin prisa pero con precisión, tratando de hacer que el equipo talaverano se desgastara en la presión. Dotor recibía una falta tras otra, porque no conseguían quitarle el balón si no era así, mientras Arribas hacía diabluras y generaba pesadillas a los blanquiazules con el encargo de defender su flanco izquierdo.

Imagen: @lafabricacrm

Hugo Duro acumulaba empellones rivales, rascaba faltas y daba ratos de descanso al equipo, como en el minuto 43, tras un muy buen balón largo de Pablo Ramón. El saque de la falta de Arribas acabó sin consecuencias, aunque sí que sirvió para ver a un impresionante Retuerta recuperando el balón tras una carrera descomunal. Apenas pasó nada más antes de que el árbitro, hasta ese momento calvo, con “v”, señalara el camino del vestuario para el descanso. En las radios, se decía que el Extremadura y el DUX Internacional seguían empatados a cero, y eso daba, momentáneamente, la clasificación a los chicos de Raúl.

Y empezó la segunda parte con una jugada espectacular del Castilla, que dejó a Arribas solo para rematar en el área, con la mala suerte de que le cayó el balón a la pierna derecha, y su disparo salió flojo, atajándolo con facilidad Sousa. Una falta a cuarenta metros de la portería fue lanzada por Góngora a puerta, pero Fuidias despejó a córner. Tras el lanzamiento, un rechace permitió que el mismo jugador tuviera la opción de rematar, y un presunto roce de Sergio Santos acabó en caída dentro del área. El árbitro señaló penalti, y el propio Góngora lo marcó, estableciendo el empate. Los chicos no se vinieron abajo ante el empate. Muy al contrario, salieron a por el segundo gol, con una penetración de Arribas, tras pared con Santos, y un remate de Peter, centrado, que paró sin problemas el portero del cuadro talaverano. A eso le sucedió una arrancada de los blanquiazules que llevó al Castilla a achicar agua en su área, así que el partido iba y venía continuamente.

A la hora de partido, llegaron todas las malas noticias juntas: Góngora marcó el segundo gol en una jugada en que la defensa castillista mostró su cara más enternecedora, segundos después de que el Extremadura se adelantara en su campo. Marvin entró por Peter, el Castilla empezó a verlo feo, y el balón fluía con cada vez menos facilidad, con los blanquiazules pegando un poco más duro que antes, y empezando a buscar las pérdidas de tiempo que le llevaran con este resultado de 2-1 al final.

Imagen: @lafabricacrm

Pero, como el destino castiga a los cicateros a veces, un balón con nieve bajado por Hugo Duro permitió a Marvin plantarse en la frontal del área, atraer a tres rivales, y devolverle la pelota al ariete castillista para que estableciera el 2-2. El Talavera volvió a la carga, el Castilla no se arrugó, y se abrió un último cuarto de hora con alternativas en dominio y ocasiones, porque a ninguno de los dos equipos les valía el resultado. Un contraataque magnífico del Castilla, en el minuto 76,  vio un remate de Arribas flojo, y un lanzamiento potente desde fuera del área de Dotor, que Sousa mandó con apuros a córner.

En la siguiente subida, un robo en el medio de Marvin, una conducción de Arribas, un pase en profundidad para Hugo Duro, un pase de la muerte, y un remate calmado de Hugo Vallejo a la red. El 2-3 se cuenta fácil, pero es que esos minutos fueron una maravilla, todos ellos con un impresionante Marvin en el origen de las jugadas, gracias a su tenaz capacidad defensiva y su clarividencia, y un Castilla aguerrido y afilado como un cuchillo de Karlos Arguiñano.

En el minuto 84, Pablo Ramón se llevó un cabezazo de Adighibe que le mandó al césped, y Rafa Marín, que estaba más preparado para echar el cierre atrás con tres centrales, que para sustituirle, tuvo que entrar. Kenneth entró también por Hugo Duro, y Sintes acabó de empotrarse entre los centrales. Por cierto, tocado por los dioses, lo de Raúl y los cambios. Porque, si Marvin había iniciado los dos goles anteriores, fue Kenneth Soler el que finalizó una contra absolutamente inteligente de Hugo Vallejo, tras la enésima recuperación de Dotor en el medio, mandando el 2-4 al marcador y al Talavera, al DUX y al Extremadura a la lona.

En el descuento, Sergio Santos hizo lo mismo que hacen todos, con el partido así: perder tiempo, dos jugadores del Talavera fueron a persuadirle de que no lo hiciera, quizá no muy agradablemente, Carrillo entró a defenderle, y se montó una pequeña tangana que no pasó de ahí. El Castilla acabó el descuento atacando en el campo rival, buscando el quinto, lo cual da idea del carácter de este equipo. Llegó el final, el filial blanco se clasificó por méritos propios para el playoff, y los chavales, con una defensa repleta de juveniles, volvieron a demostrar que son los herederos de una tradición. La de no darse nunca por vencidos, cuando perdían 2-1  a falta de poco más de 20 minutos. Orgullo absoluto por este equipo.

 

RESULTADO FINAL

TALAVERA, 2 – REAL MADRID CASTILLA, 4

 

GOLES

0-1   32’ Hugo Duro

1-1   50’ Góngora (penalti)

2-1   62’ Góngora

2-2   69’ Hugo Duro

2-3   78’ Hugo Vallejo

2-4   87’ Kenneth Soler

 

REAL MADRID CASTILLA

13  Toni Fuidias

20  Sergio Santos

28  Carrillo

15  Pablo Ramón (34. Rafa Marín, min. 87)

24 Retuerta

14  Xavi Sintes 

8    Dotor

22  Arribas

17  Hugo Vallejo

19  Hugo Duro (17. Kenneth Soler, min. 87)

27  Peter Federico (7. Marvin, min. 64)

Vieron tarjeta amarilla Arribas (min. 51), y Dotor (min. 88).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.