CRÓNICA | Al trantrán: Real Madrid 70 – 63 Hereda San Pablo Burgos

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto al Burgos por 70-63, en el partido correspondiente a la Jornada 1 de la temporada regular de la Liga ACB, disputado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, que volvió a contar con público en las gradas.

Como árbitro principal del encuentro figuraba Benjamín Jiménez, que volvía a las canchas tras dos años lesionado. A la vez, debutaba en ACB el grancanario Héctor Báez. Ambos, además de Juan de Dios Oyón, cumplieron su labor sin estridencias, lo cual siempre es de agradecer.

El Madrid salió al trantrán, con Heurtel a los mandos. No termina de hacerse con los mismos el base francés. Demasiadas indecisiones en el ataque posicional. Mantuvo Burgos el ritmo en el juego y el marcador. Tabak, un viejo conocido tanto como jugador como técnico, dirigía las evoluciones de los castellanos. Al minuto 10, 21-18.

Nigel WG y Sergio Llull tomaban los mandos del Madrid en el inicio del segundo cuarto. Nikolic sufría una técnica. No estábamos finos en el tiro, incluidos los tiros libres. Llull rompió mínimamente la igualdad en el marcador con dos triples seguidos (31-26) si bien Burgos devolvía a continuación el parcial. Pidió Laso tiempo muerto, dejando otra de sus frases para la posteridad: “soy gilipollas yo, porque te dejo en el campo”, le espetó a un Vukcevic que no tuvo su mejor tarde.

El ataque blanco seguía sin funcionar. Alocén ocupaba el lugar de Nigel WG. Burgos se ponía por delante (31-33, minuto 16). El triple volvía a ser una cruz: 4 de 14. Minuto 20, 36-34 (parcial de 15-16). Únicamente los rebotes ofensivos, ocho, nos mantenían en el partido.

De nuevo Heurtel a la cancha, si bien no mejoraba sus prestaciones. Parcial de 9-1 para el Madrid (40-34). Reaccionaba Burgos, que anotaba dos triples seguidos para recuperar la ventaja en el marcador (41-44 a 4 del minuto 30). Hanga daba un paso al frente, si bien era insuficiente ante la respuesta del Burgos. Nigel WG aprovechó tres tiros libres para cerrar el cuarto con un tanteador de 55-52 (parcial de 19-18).

El comienzo del último cuarto fue un correcalles por parte de ambos contendientes. Ataques precipitados y tiros erráticos. El Madrid tiraba por la calle de en medio, tiro de tres va y tiro de tres viene. Únicamente Poirier ponía un poco de calma y sensatez en el juego de los nuestros. Dani Diez, primer canterano que debutó en la era Laso, dejó un par de buenos detalles. Burgos entró en una fase de precipitación en su juego. El Madrid cometía su segunda falta personal del cuarto a un minuto del final. Poirier se marchó al banco con una merecida ovación del respetable.

Imagen: realmadrid.com

Un parcial de 11-2 rompió definitivamente el encuentro, que llegó al final con un 70-63 (parcial de 15-11).

Laso manifestaba al final: “Defensa bien, nos ha costado el balance defensivo, hemos fallado muchos tiros. Burgos es un buen equipo”.

Destacados: Poirier (24 de valoración, 11 puntos), Hanga (17-14), Tavares (14-8), Yabusele (12-9), Llull (11-12).

En la parte negativa, Heurtel (-2 de valoración, cero puntos), Taylor, Vukvevic y Alocén menos uno de valoración.

Un 62% en tiros libres parece insuficiente, Burgos logró 42 rebotes por 36 el Madrid, siete pérdidas y ocho tapones. Escaso 46% en tiros de dos y un paupérrimo 8 de 26 (31%) en tiros de tres.

El viernes, viaje a Andorra, y el domingo, Obradoiro en el Palacio. Esperemos que pudiendo contar ya con Abalde y Rudy.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.