CRÓNICA | A medio gas: Real Madrid 88 – 65 Panathinaikos

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (88-65) al Panatinaikos, en el partido correspondiente a la Jornada 4 de la Temporada Regular de la Euroliga, disputado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, con la presencia de 5.000 espectadores en las gradas.

Estaba llena de gente la zona de Felipe II de Madrid, en la que se ubica el Palacio de los Deportes. Giraba visita el Panatinaikos, equipo histórico de la competición. No fue suficiente para movilizar a los aficionados. Va a costar esfuerzo volver a a ver ocupado siquiera ese ochenta por ciento de aforo que se permite en la actualidad.

Luego tampoco ayudó en exceso el juego del Madrid. Comenzaron los de la Laso con mucho brío, abrieron brecha en el marcador, y cuando se dieron cuenta que este Panatinaikos, en estos momentos, no está para muchos trotes, bajaron el ritmo para llegar lo mejor posible al final del encuentro.

Disfrutó de veintiún minutos Thomas Heurtel, que alternó algunas acciones brillantes (siete asistencias) con otras decepcionantes (tres pérdidas), que llegaron a provocar algún murmullo en el graderío. Tampoco fue capaz de dar velocidad al juego, algo que si supo hacer Williams-Goss, que se afianza cada partido que juega.

Imagen: realmadrid.com

Tampoco el Panatinaikos presentó mucha resistencia. Hace trece partidos que no logran imponerse a los nuestros. En medio de todo esto, volvió a sobresalir Yabusele, que levantó al público de sus asientos con una penetración finalizada en espectacular mate.

Con todo, los que subieron la temperatura del Palacio fueron dos clásicos: Sergio Llull, con un triple a tablero sobre la bocina, asistencia de Hanga, en una jugada que acababan de hablar en la banda con Laso, mientras los helenos lanzaban dos tiros libres, y sobre todo Rudy Fernández, que mucho más allá de los dos triples que anotó, volvió a fajarse en defensa como un junior, dando un nuevo clinic de anticipación y conocimiento del juego.

No se quedó atrás Alberto Abalde, todo el partido muy enchufado. En el comienzo, fue el gallego el que comenzó a desbrozar el camino de la victoria. Anotó con facilidad para permitir que el primer cuarto de los nuestros concluyera con treinta puntos en el casillero.

Fue muy pobre de juego y anotación el segundo cuarto. Un paupérrimo empate a doce señaló este periodo. Algunos de los nuestros se marcharon a la carrera a los vestuarios. Desconozco los motivos.

Imagen: realmadrid.com

El tercer cuarto vio otro nuevo empate, en esta ocasión a veinte. Los griegos era capaces de acercarse en el marcador por momentos. El fantasma del miércoles volvió a volar por el Palacio. Se desvaneció con prontitud, pues ya hemos dicho que este Panathinaikos no está para muchos trotes.

Apretaron los nuestros de nuevo en el último tramo, que cerraron con un 26-15 a nuestro favor. Era importante hacerlo, por aquello de la diferencia de puntos, de la que únicamente nos acordamos como de Santa Bárbara, cuando truena.

Destacados: Tavares (31 de valoración, 17 puntos, 9 rebotes), Abalde (18-16), Poirier (15-10-7 rebotes), Yabusele (14-14-7 rebotes).

Tiros de campo: 20 de 38 (53%), Triples: 10 de 25 (40%), Tiros libres: 18 de 22 (82%), Rebotes: 39-25, Asistencias: 21-12, Pérdidas: 15-18, Recuperaciones: 10-4, Faltas: 21-24.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.