Victoria sin brillo: Levante 1 – 3 Real Madrid

Una cronica de: @luismanper

Después del ridículo del derbi del pasado sábado, el partido de hoy en el Ciutat de Valencia era como un arma de doble filo, en la que había mucho que perder y muy poco que ganar, porque una victoria es lo mínimo exigible y un mal resultado habría sido una catástrofe y habría desatado la histeria en el madridismo. Para afrontar este encuentro, Zidane se vio obligado a realizar numerosos cambios respecto al partido del sábado, y los menos habituales han conseguido sacar adelante el partido, para coger distancia con el Villarreal. ¡Quién nos iba a decir a principios de temporada que en los primeros días de marzo nuestra gran aspiración sería mantener el tercer puesto!.

Como decía antes, Zizou presentó un once lleno de novedades con Keylor Navas en portería que hoy regresó al estadio que le lanzó a la fama, una defensa en cuadro formada por Danilo y Nacho de laterales y Varane y un Pepe que reaparecía tras mes y medio lesionado como centrales, el mediocampo lo ocuparon Kroos, James, Casemiro y Lucas Vázquez, estos 2 últimos eran titulares por primera vez en la era Zidane y en la delantera jugaron Cristiano Ronaldo y Borja Mayoral, que debutaba hoy como titular en el primer equipo para suplir a Benzema.

Salió el equipo dormido para variar y antes de sentarnos en el sillón ya habíamos visto una ocasión clara del Levante que había obligado a Keylor a sacar una mano prodigiosa, esa ocasión activó al Real Madrid en general y a Lucas Vázquez en particular, que hoy ha sido el mejor del partido amargando la noche a Orban que va a tener pesadillas con él, porque le ha desbordado una y otra vez, y ha sido el mayor peligro del equipo esta noche, generando la mayoría de ocasiones del equipo como la primera que tuvo Cristiano cuando sin apenas ángulo le llegó un balón en un lateral del área pequeña, y lo tocó ligeramente estrellándose el balón en la rodilla de Mariño.

Mientras tanto el Levante se venía cada vez más arriba, especialmente por la banda de Nacho a quien le hacían continuamente un 2 contra 1 ya que no tenía ninguna ayuda por parte de James cuya apatía e indolencia empieza a ser totalmente indignante, cuando más se acercaba el Levante a la portería del costarricense, Lucas Vázquez desbordó por enésima vez a Orban y este le impidió irse con un pisotón dentro del área, que el colegiado no dudó en señalar como penalti, que fue transformado por Cristiano Ronaldo, que poco antes había fallado un cabezazo claro a la salida de córner.

Un par de minutos después, fue Danilo quien desde la banda derecha dio un gran pase a Borja Mayoral, que se encontraba en la frontal del área y que aprovechó su primer balón con peligro para ajustar un disparo a la cepa del poste de Mariño, que no llegó por poco pero que desafortunadamente para él, el rebote del palo dio en su espalda y se metió para dentro, pues cuando el exportero del Valladolid la sacó ya estaba dentro. Pero poco nos dura la alegría en el actual Real Madrid y en la jugada siguiente, el árbitro se tragó un clamoroso empujón de Rossi a Casemiro, barullo que fue aprovechado por el delantero italiano para dejar sólo ante Keylor a Deyverson, que no falló el uno contra uno, y menos mal que llegó el descanso enseguida porque Morales dispuso de una ocasión clarísima en el borde del área pequeña que remató mal y podría haber significado el empate.

A la vuelta del descanso, el Levante intentó estirarse pero no era capaz de crear ocasiones a Keylor Navas más allá de disparos lejanos, y el Real Madrid tampoco aprovechaba las suyas, especialmente fallón ha estado hoy Cristiano Ronaldo, que ha podido sentenciar el partido en 2 oportunidades claras, la primera tras un fantástico pase de James (lo único destacable que ha hecho hoy el colombiano), que el portugués remató al vuelo para estrellarla en el palo, y después un potentísimo chut que empalmó Cristiano en la frontal del área y que se fue fuera por centímetros.

El partido transcurría entre posesión del balón, algún encontronazo como el que hizo sangrar a Danilo o el que dejó mareado a Deyverson o un pisotón feísimo de Simao Mate a Kroos que pudo lesionarle y los problemas físicos de los jugadores menos habituales de nuestro equipo a causa de la escasez de minutos, ello provocó la sustitución de Casemiro por Kovacic y poco después la de Borja Mayoral por Jesé, también James Rodríguez salió para dejar su sitio a Isco, la entrada del croata dio otro aire al equipo que empezó a crear contraataques con mucho peligro, con un Lucas Vázquez que seguía creando mucho peligro aunque cada vez tenía menos frescura en las piernas, por lo que sus prestaciones bajaban, también lo intentó Nacho desde lejos obligando a Mariño a hacer un paradón soberbio.

Mientras tanto Keylor tuvo que emplearse a fondo para despejar un peligrosísimo tiro del Levante desde lejos, para que ya en el descuento el Real Madrid sentenciara el partido por medio de Isco quien remató un pase atrás desde la línea de fondo de Cristiano, después pudo ser Jesé quien marcara el cuarto tras una gran jugada personal y el astro portugués tuvo la última oportunidad para aumentar su cuenta, pero está claro que hoy no era su día.

En definitiva, el Real Madrid ha solucionado el partido de hoy con más pena que gloria para reencontrarse con la victoria después de dos partidos ligueros con malos resultados, esta victoria aportará tranquilidad para afrontar los dos próximos partidos que se presentan decisivos, y que será complicado que estemos en plenitud de condiciones, con la enorme cantidad de lesiones que tiene el equipo actualmente (y toquemos madera para que no se haya aumentado hoy, porque Kroos necesitó asistencia médica para salir del campo al final del partido) lo que demuestra que por las razones que sea esta plantilla no está preparada físicamente para jugar cada tres días.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.