SONETO | Un escudo redondito y muchas Copas de Europa

Por: @Eselsdistel

Fin parejo en fútbol y canastos
ambos equipos triunfando con creces
tras sufrir penurias durante meses
en los que solo pintaban bastos:

Fallos, lesiones, trencillas nefastos…
mas superáronse las estrecheces,
ahogada hoy la prensa en sus propias heces
mientras mira envidiosa nuestros fastos.

Al fulgor de nuestra última estrella
decapitando turcos en Belgrado
casi a punto ya de cruzar el charco,

o sin dejar que nos hiciera mella
sufrir en casa ante cada invitado,
previa masacre en nuestro desembarco:

ambas secciones dejaron la huella
que Don Santiago convirtió en legado:
no parar hasta salirse del marco.

Epílogo: UN GOL INOLVIDABLE

Tras subir a presionar cual centella
ante un saque de puerta despistado
e introducir el balón en el arco

metiendo la punta sin ser doncella
vino el gol nunca antes imaginado
de la zarpa del poeta más parco.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.