SONETO | Lo descortés no quita lo cobarde

 

Por @Eselsdistel

 

Pese a la enésima zancadilla,

manotazo, provocación o ultraje,

rindió la Federación homenaje

al melifluo albino de Fuentealbilla

 

por medio de un solícito trencilla

sirviendo con paupérrimo arbitraje

un empate al campeón del pillaje,

dueño de esta Liga de pacotilla.

 

Que nuestro bajonazo de este año

por falta de tensión y raciocinio

no haga caer a nadie en el engaño:

 

si esta década existe algún dominio,

es el del chanchullo y el del apaño,

es el de Villar y Sánchez Arminio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.