OPINIÓN | La vuelta de Zidane

Un articulo de: @SebaGenova

En mi vida escuche mil incoherencias. En el mundo del fútbol, muchísimas. La más grande de todas, sin ninguna duda, fue cuando oí que Zinedine Zidane es simplemente un “alineador” y que como entrenador deja mucho que desear.

Colegas, usuarios de la red social Twitter e incluso panelistas y tertulianos de los programas de televisión y radio se hacían foco de esto y aprovechaban para darle palos a ZZ.

¿Por qué sucedió esto?.

Zidane llego en enero de 2016 luego de una temporada en blanco con Ancelotti y seis meses paupérrimos de Rafa Benítez quien le dio un pen drive a Cristiano para que el portugués aprendiera a chutar las faltas. Recalco ese detalle para que vean el infierno que era el Madrid por aquel entonces.

Las críticas hacia él llegaron incluso antes de comenzar su ciclo. Se le critico que no le ganó a La Roda y que sus resultados en el Castilla podían ser mejores… Pobres pecadores los que osaron faltarle el respeto a Zinedine en aquel entonces.

De resultados mucho no voy a decir, esta todo a la vista. Su primer ciclo creo que será único e irrepetible. Tres Champions seguidas, una Liga, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de Clubes y una Supercopa de España (triunfo ante el Barcelona).

Llego el final de la temporada 2017-18 y Zizou decidió dar un paso al costado. La plantilla había ganado otra Champions pero se notaba un desgaste importante. Estuvo dos años y medio y cosecho más títulos que muchos entrenadores a lo largo de su carrera. Simplemente brutal.

Luego de esto, Julen Lopetegui se hizo cargo del banquillo madridista y todos sabemos cómo termino esa película. Más adelante el pobre Santiago Solari tuvo que tomar las riendas de un barco a la deriva, todo era muy similar a Diciembre de 2015. Solari cosecho resultados, pero tuvo 15 días fatídicos durante Febrero y Marzo de 2019 en donde quedó eliminado de las tres competiciones.

El Madrid vivía una de sus peores temporadas en años y la solución parecía estar en un viejo conocido, Mou. El portugués finalmente no arribo a la capital española y Florentino sorprendió al mundo, una vez más, presentando a Zidane como entrenador del Madrid. ZZ, 10 meses antes había decidió renunciar.

Sin dudas uno de los mayores actos de Madridismo en los últimos años. Otro entrenador si hubiese ganando lo que ganó Zizou en su primer ciclo no hubiese vuelto nunca al Madrid. A Zidane esto no le importo y volvió a su casa.

Una pretemporada con resultados fatídicos y un arranque de Liga y Champions que hacían recordar a la temporada pasada ponían en vilo a ZZ. En Octubre, en un popular programa de televisión, llegue a escuchar que Zidane no llegaba a Noviembre como entrenador del Madrid… Como siempre los rumores y dichos fueron puras falacias y Zizou empezó a acomodar las piezas y a darle forma al equipo.

Llegamos a enero y estábamos líderes en Liga y además ganamos la Supercopa de España venciendo al Valencia en semis y al Atléti en la final. Segunda Supercopa española para Zidane como entrenador del Real Madrid.

Llego Marzo y el Real dio una exhibición en el Bernabéu derrotando por 2 goles a 0 al Barcelona de Messi y compañía. A pesar de este gran resultado, en la última jornada previa al Coronavirus, el FC Barcelona quedaría primero con dos puntos de distancia por encima del conjunto blanco.

Luego de tres meses sin fútbol, el Madrid volvió con un objetivo claro. Ganar los 11 partidos que restaban. Y vaya si lo hizo. Masterclass de Zinedine nuevamente y de toda la plantilla que jugaron 11 finales y lograron proclamarse campeones de España en la liga más rara de la historia.

La temporada en octubre parecía que iba encaminada a un nuevo fiasco, pero Zidane encontró la vuelta para hacerla histórica. Doblete consumado (Supercopa y Liga) y con el sueño de poder remontarle al City de Guardiola e ir por la Champions, nuestro verdadero gran amor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.