El señorío

Un articulo de: @resurreccion_93

Cuando Vito Corleone, ya mayor, casi sin fuerzas tras toda una vida luchando para mantener la supremacía de su familia, decide reunirse con las cinco familias de Nueva York, tras el asesinato de su hijo Sonny, para firmar la paz, estos entienden en la actitud del anciano Don la debilidad, el momento ideal para asestarle el golpe de gracia que acabe con su imagen de Gran Capo, jefe de todas las familias. A Don Vito, le pierden el respeto, de nada valen ya sus acciones pasadas, ya no le temen, los perros han olido el miedo, el señorío.

Los Corleone están a punto de dejar de ser la referencia, van a ser eliminados, ya les han humillado duramente eliminando a Sonny el heredero y Don Vito en vez de venganza propone paz, señorío… El fin de los Corleone…

Cuando hace tres años Florentino Pérez accedió al sacrificio público de Mourinho en una ridícula muestra de señorío, tendiendo así la mano a los perros rabiosos que lo único que realmente deseaban era su defenestración, transmitió un inequívoco mensaje de debilidad, no solo a la prensa, también a los agentes, a los jugadores y a los clubes rivales. Desde entonces son múltiples las cesiones, humillaciones y latrocinios que ha recibido nuestro club, ofreciendo como respuesta el estúpido señorío. Dice un pasaje de la Biblia que no se deben echar perlas a los cerdos, y eso es lo que está haciendo Florentino en estos últimos tiempos.

Hay una guerra cruenta y el enemigo común es el Real Madrid; tantos años de triunfos, de gloria, de supremacía, de ver como no podían alcanzar por las buenas nuestros éxitos, ha hecho crecer la envidia hasta convertirlo en un sentimiento de odio con unas ganas enfermizas de venganza.

Mourinho con unas formas adustas y a veces maleducadas, era el único con cuajo y bemoles para destapar toda esta confabulación en contra de la entidad. Pero el débil Florentino lo ofreció como víctima propiciatoria en pos de una falsa paz que apenas duró unas semanas. La prensa deportiva española siguió su labor de acoso y derribo en la misma dirección que la Federación Española de Futbol; entre ambos elaboraron un sibilino plan de lisonjear a nuestros dos capitanes haciéndoles creer cuan injusto era el Madrid con ellos para separarlos, alejarlos de Florentino. La cuestión era dividir al Madrid desde sus cimientos. La traición de estos fue el golpe definitivo para que esa herida que Mourinho taponó se reabriera y la hemorragia volviese a ser abundante. El canto de cisne de la Décima nos cegó, como una gran borrachera; fuimos felices, sí, pero perdimos la perspectiva, olvidamos que nos desangramos, que nos morimos, que se ríen de nosotros.

El esperpéntico espectáculo acaecido anoche con el no fichaje de De Gea pone bien a las claras que ya no nos respetan, el United se ha mofado de nosotros. Nos ha dado un escarnio mundial. Podemos venderlo como queramos pero es un ridículo sin paliativos. La prensa mundial en portada se ríe del Real Madrid ¡Intolerable!.

No entraré profundamente en si era un fichaje necesario (que no lo era), solo diré que deportivamente es beneficioso lo que ha sucedido, siempre y cuando Keylor Navas siga en su línea de decencia y profesionalidad y siga demostrando, sin rencor, que es uno de los 5 mejores porteros del mundo. Por la cabeza del “tico” puede pasar la idea de devolver al Madrid esta humillación, marchándose hoy mismo, o bajando su nivel de compromiso con un club que lo despreciado. Comprensible sería pero esperemos y confiemos en su humildad y caballerosidad.

Si quiero entrar en como toda la labor de desprestigio y demolición realizada por la canallesca prensa española y por la Federación ha llegado más allá de nuestras fronteras y los clubs económicamente potentes, que jamás hubiesen osado a tocar al Don, hoy al verlo, solo, viejo, sin arrestos, pero con mucho señorío, no dudan en asestarle golpes, que deterioran internacionalmente su imagen y animan a los demás a plantarle cara, sabedores de que no van a recibir por respuesta la contundencia que merecen.

La penosa gestión deportiva que centró todos sus esfuerzos en una posición perfectamente cubierta, para satisfacer los negocios de un agente con demasiado poder en el Real Madrid, olvidó reforzar aquellas posiciones que realmente están diezmadas como el lateral izquierdo, para quedarse finalmente sin el pan y sin el perro. Una larga temporada con un desastre táctico como Marcelo como único lateral izquierdo ¡Dios no coja confesados!

Hoy nuestros mayores enemigos se relamen de gusto, sin mancharse, disfrutan de la humillación a la que hemos sido expuestos anoche. Ellos sembraron esto hace tiempo y los traidores infiltrados en el club, léase Valdano y similares, y el estúpido madridismo de As y MARCA han abonado esa semilla de odio con su necedad… es urgente que aparezca ya un Michael Corleone, que ponga las cosas en su sitio, que defienda a su familia y que les haga saber a esa jauría de perros que al Real Madrid no se le toca ¡¡HONOR!!… Estamos hartos de caer en EL SEÑORIO.

¡HALA MADRID Y NADA MAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.