CRÓNICA | Un náufrago y nueve héroes: Real Madrid Castilla 1 – 1 Extremadura

Una crónica de: @MiedoEscenico2

Por fin llegaba el día en que el Real Madrid Castilla se estrenaba en la segunda fase de la 2ªB. Esta vez, la explicación de nuestro Luigi en el podcast de El Diario de Mou de la semana había sido clara, corta y concisa: hay que quedar entre los tres primeros del grupo, punto. Y, para empezar, el duelo frente al Extremadura, principal rival por la tercera plaza, en Valdebebas.  Raúl no podía contar con Arribas, alineado con el primer equipo el día anterior, y tampoco aparecía en la convocatoria César Gelabert. El once inicial estaba compuesto por Toni Fuidias; Sergio Santos, Pablo Ramón, Chust, Miguel Gutiérrez; Blanco, Dotor; Marvin, Hugo Vallejo, Hugo Duro y Latasa.

Los primeros minutos vieron al Extremadura presionando a Sergio Santos y volcando el ataque por su flanco izquierdo, mientras el Castilla devolvía los golpes en forma de entradas por banda y centros a la olla. Vivíamos un poco infartados, con balones en largo del equipo azulgrana e intentos –a veces, algo infructuosos- del filial madridista de controlar el juego. Una falta lateral de Miguel que, además, le costó una tarjeta, fue rematada en escorzo por un delantero extremeño, pero salió alta. Lo más que podemos decir de esos primeros minutos es que el Castilla llegaba poco, y de manera algo embarullada, y que el rival le tenía comida la moral, la iniciativa y el control del juego.

Una falta con mucho efecto en el minuto 9 fue desviada por Fuidias a córner, y éste fue rematado alto de nuevo por los azulgrana. En defensa, el Extremadura juntaba las líneas en 30 metros, y tejía una red impenetrable para los castillistas, que tampoco la rompían con pases a la espalda de la línea de zagueros, en gran medida debido a una presión muy intensa de los de Almendralejo. Poco a poco, el Castilla fue recuperándose del susto inicial, y comenzó a mover el balón de lado a lado, con Vallejo y Marvin generando espacios para la entrada de Santos o los centros de Miguel. Latasa comenzaba a crear cada vez más problemas a los centrales, a veces bajando balones en largo, a veces cayendo a banda, pero tampoco salían de ahí ocasiones claras.

Imagen: realmadrid.com

En el minuto 18, Antonio Blanco cayó a banda para presionar a un rival y sacó unas tijeras de podar igualitas que las de Casemiro para robar la pelota, disparando una trepidante jugada de contraataque que finalizó con un magnífico pase en profundidad de Hugo Vallejo para Hugo Duro, que, en el uno contra uno, trató de rematar, pero despejó el portero Casto. De esta jugada salieron los dos, portero y delantero, malparados, aunque se recuperaron poco después. No obstante, Blanco no conseguía hacerse con el bastón de mando, ni Dotor tampoco con el de chambelán, porque los azulgrana les encimaban de forma compulsiva en cuanto les llegaba la pelota, con lo que la sala de máquinas castillista andaba algo averiada.

En torno a la media hora de partido, una falta bastante ingenua de Marvin cerca del borde del área frenó un tramo de mejor juego del filial blanco, que poco a poco iba dominando el campo. Fuidías desvió con los puños el disparo directo de Elías, y el Castilla siguió a lo suyo, remando poco a poco, llevando el balón al terreno rival con paciencia a veces, y con atolondramiento en otras. Un despeje de Pablo Ramón en el centro del campo estuvo a punto de entrar a la portería, y Casto lo envió a córner con bastante desconfianza, poco después. Blanco empezó a crecer, más por perder la timidez y sacar su fuerza que otra cosa, a medida que el equipo extremeño iba bajando el tono de la presión infernal al que le habían sometido al principio.

Mientras los comentaristas de Real Madrid TV daban por bueno un posible empate, la verdad es que, a quien estas líneas escribe, le parecía que era cosa de que alguien de la defensa o del centro del campo viera un desmarque de Marvin, aunque solamente fuera uno, porque los tiraba continuamente y no los veía nadie en el campo, para desequilibrar el choque. En el minuto 38, un intento de avance de Hugo Duro fue interrumpido en falta, cerca de la frontal, pero Miguel Gutiérrez la mandó directa… a las nubes. Faltando un par de minutos para el descanso, un balón suelto en el área local fue rematado en semifallo por Toribio alto, una vez más, pero volvió a generar desazón y vulnerabilidad en la chavalería blanca. A medida que se acercaba el descanso, el Extremadura paraba las posibles salidas del Castilla con faltas, lo que supuso que se cargara de tarjetas su centro del campo. El árbitro, bastante acertado en el primer tiempo, lo dio por finalizado con 0-0 y la sensación de que el campo estaba lleno de baches y de trampas para los chavales madridistas.

Imagen: realmadrid.com

A la vuelta del descanso, volvió la misma dinámica, con el Extremadura cortocircuitando la circulación del balón con una presión infernal, y el Castilla tratando de salir sin ir a ningún sitio. Un remate en fuera de juego en el minuto 47 de los azulgrana ya avisó del peligro. A esas alturas del partido, hay que decir que el único que entendía de qué iba el tema era Hugo Vallejo, que bajaba a generar alguna conexión con la defensa y el centro del campo, y ayudaba en la salida. El problema es que, a los cinco minutos de la segunda parte, un pisotón accidental de Miguel Gutiérrez le costó la segunda amarilla, la expulsión y dejar al equipo castillista en inferioridad numérica.

El Extremadura se lanzó a por la yugular del Castilla, y un cabezazo de Saúl a la salida de un córner fue despejada por Toni Fuidias con un paradón espectacular. Raúl compensó la pérdida de Miguel metiendo en el campo a Gila en el lugar de Hugo Duro, que se fue de mala leche. Pablo Ramón se quedó en banda izquierda, y Gila en su posición habitual, recolocándose el equipo en un 4-4-1 de urgencia. Marvin no estaba especialmente preclaro en la banda derecha, Vallejo se replegaba para ayudar en la izquierda, y Latasa se convertía en un náufrago en la punta de ataque, condenado a recibir balones en largo y aguantar hasta que llegara la ayuda.

En el minuto 60, Juanmi Latasa, nuestro náufrago abandonado, nuestro Hombre Enmascarado, recibió un balón de Marvin en la frontal, se lo colocó en la pierna izquierda, y largó un chut raso, que entró pegado al poste e hizo revivir aquellos días en que este equipo levantaba partidos con un jugador menos, con paciencia y sin dar nada por perdido, en la Youth League. El 1-0 fue como una banderilla para el Extremadura, que intensificó la presión y empezó a endurecer el partido. Y Raúl mandó a Marvin a cubrir la banda derecha, pasando el Castilla a un 5-3-1 en posición defensiva. Mosquera, entrenador del equipo de Almendralejo, también movió el banquillo para intentar meter más pólvora arriba, y se aventuraba que los últimos veinte minutos iban a ser un asedio con escalas, aceite hirviendo y todo aquello.

Imagen: realmadrid.com

El Castilla seguía saliendo con algunos zarpazos ocasionales, y un contraataque que encontró a Blanco adelantado en la banda derecha. Este tío es tan futbolista, y tan maduro para su edad, que se paró en seco, levantó la mirada, y mandó un cambio de juego de 50 metros al otro lado del campo, donde llegaba Hugo Vallejo, con camino libre hacia el gol. La pena fue que Vallejo, que llegaba ya medio muerto, recortó hacia adentro y le salió un remate mordido y desviado. El equipo azulgrana seguía apretando, y también aparecía en los titulares defensivos Hugo Vallejo, ayudando a Pablo Ramón, que hasta ese momento no estaba teniendo su mejor día. Peter salió a reemplazar a Marvin, buscando alguien que pudiera salir en velocidad a acompañar a nuestro heroico náufrago.

Un doble remate del Extremadura en el minuto 75 volvió a ponérnoslos de corbata, pero lo cierto es que el equipo azulgrana iba perdiendo gas a medida que pasaban los minutos, y cada vez era más impreciso en las jugadas. Juanmi Latasa seguía haciendo de las suyas, y provocó un córner que, sacado por Peter, fue rematado en plancha por Carlos Dotor, el Invisible, y desviado en línea de gol, con muchos apuros, por Casto. El Extremadura seguía buscando centros y remates, pero los centrales castillistas despejaban sin descanso, como si no hubiera un mañana, como una fuerza antiaérea profesional.

Raúl decidía envidar más, y retiraba al heroico náufrago, al auténtico coloso de la delantera blanca, y dar entrada a Morante en su lugar, preparando una salida en largo más controlada y orientada al contraataque. Los últimos minutos eran una agonía, con el Castilla llegando pero, a veces, casi sin fuerza, y bajando a defender con todo el esfuerzo acumulado de jugar, con uno menos, los cuarenta minutos finales. Y una falta, centrada baja por Elías y rematada con habilidad por Quique Márquez, acababa entrando por bajo en la portería de un superado Toni Fuidias, suponiendo el empate a uno, en el minuto 89 y rompiendo nuestros blancos corazones.

Imagen: realmadrid.com

Sorprendentemente, el Castilla se volcó, con diez jugadores, algunos exhaustos, para intentar buscar otro gol. Cuatro minutos de descuento, y un asalto al área extremeña algo kamikaze, como el contraataque lanzado por Dotor en profundidad para Pablo Ramón, que puso el balón en un pase de la muerte que Hugo Vallejo no pudo rematar con claridad, sacando un defensa la pelota en la línea de meta, tras rechazar en Casto. Un último arreón del Extremadura no cambió el marcador definitivo de 1-1, que solamente le sirve al Castilla para mantener la ventaja que tenía sobre el cuadro azulgrana, pero que también le obliga a tratar de sacar algo positivo en su visita al Nuevo Vivero el próximo fin de semana.

Se lo contaremos en estas páginas, y esperamos que traigamos buenas noticias; la sensación agridulce que ha dejado el empate no debería empañar que los chicos lo han dado todo para ganar el partido hasta el pitido final, y sabemos que esa será la actitud que mostrarán en Badajoz. Por eso no podemos dejar de verlos y contarlo.

 

RESULTADO FINAL

REAL MADRID CASTILLA, 1 – EXTREMADURA, 1

 

GOLES

1-0   60’ Juanmi Latasa (asistencia: Marvin Park)

1-1   89’ Quique Márquez

 

REAL MADRID CASTILLA

13  Toni Fuidias

20  Sergio Santos

15  Pablo Ramón

5    Chust

3    Miguel Gutiérrez

6    Blanco 

8    Dotor

7    Marvin Park (27. Peter, min. 72)

17  Hugo Vallejo

21  Latasa (16. Iván Morante, min. 68)

19  Hugo Duro (4. Gila, min. 53)

Vio tarjeta amarilla Miguel Gutiérrez (mins. 5 y 49), por lo que fue expulsado, y también Antonio Blanco (minuto 76).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.