CRÓNICA | Real Madrid Baloncesto 72 – 63 Olympiacos | Euroleague | Jornada 33

Una crónica de: @_albacg

Cómoda victoria del Real Madrid en la visita de Olympiacos al WiZink Center por 72-63. Pese a la tensión reinante sobre el parqué, el conjunto blanco supo gestionar su ventaja inicial gracias a una defensa de mucho mérito durante todo el encuentro. El Madrid, tras este resultado, se encuentra un poco más cerca de la clasificación a playoffs, pero todo queda por decidir para la última jornada de esta fase regular de Euroliga.

Las calculadoras llevaban echando humo varios días, pero el Real Madrid sabía que las cuentas no saldrían favorables si no ganaba este partido. Los de Laso, hoy con Chus Mateo a los mandos tras la expulsión del vitoriano frente a Efes, saltaron a la cancha siendo plenamente conscientes de que el encuentro era prácticamente una final. Con Deck y Garuba brillantes en los primeros minutos, el conjunto blanco consiguió un parcial de inicio de 9-2. El madrileño brillaba en defensa y en el rebote, y el argentino convirtió de 8 de los primeros 11 puntos de su equipo. En la segunda mitad del primer cuarto, fue Laprovittola el encargado de liderar a su equipo. Aun así, el lanzamiento final que cerró el período sobre la bocina fue de nuevo de Gabriel Deck. Sus dos puntos a tablero dejaron el resultado en 20-11 tras diez minutos.

Al Real Madrid no le había hecho falta aprovechar el tiro exterior para abrir una ventaja considerable. En cambio, los blancos basaron su dominio en poner freno al ataque de Olympiacos. Tras la primera falta de Tavares, Chus Mateo decidió dar minutos a Felipe Reyes. El capitán blanco se midió en un duelo de viejos rockeros contra Vassilis Spanoulis en el que probablemente será el último encuentro de Kill Bill en Euroliga frente al Real Madrid. El equipo blanco, sin Tavares en cancha, apostó por un juego más abierto, con Carroll y Abalde inspirados desde fuera. El ritmo anotador descendió ligeramente, pero descendió por igual en ambos aros, por lo que el Madrid pudo aguantar con cierta ventaja. En este segundo cuarto, Deck siguió siendo el máximo anotador de su equipo, sin fallo en el tiro. La primera parte del encuentro terminó con un todavía amplio 36-26 para el Madrid.

Alocén abrió el tercer cuarto con un triple, tratando de cambiar la mala dinámica exterior del Real Madrid. Al conjunto blanco le costó arrancar, pero, en cuanto empezaron a entrar los tiros desde más allá del 6’75, los de Chus Mateo cogieron ritmo anotador. Olympiacos se empleó con más dureza en defensa, prestando mucha atención a un omnipresente Deck. El férreo marcaje sobre el argentino, sin embargo, permitió liberar espacios para el resto de atacantes merengues, que también empezaron a encontrar el aro. En la canasta contraria, el Madrid siguió defendiendo con solvencia, impidiendo cualquier conato de remontada de los griegos. Vezenkov en solitario no fue capaz de tirar de los de Bartzokas, impotentes para acercarse a los blancos en el marcador. Un buen Tavares debajo de los dos aros consolidó una ventaja que ya empezaba a parecer definitiva. El tercer período terminó 53-38.

Con solo diez minutos para el final y con Olympiacos habiendo metido menos de 15 puntos en todos los cuartos anteriores, una posible remontada griega se antojaba muy complicada. Los de Bartzokas volvieron a salir con mucha intensidad en el último cuarto y entraron en bonus antes de que se cumplieran los primeros tres minutos de juego. El Madrid había llevado la diferencia a la máxima del partido (+17, 55-38), pero el buen ritmo defensivo de Olympiacos llegó a reducir la distancia hasta los 9 puntos (69-60). Hasta ahí llegó la reacción griega: justo a continuación, otra canasta más de Gabriel Deck enfrió los ánimos. En los minutos finales, los de Chus Mateo no volvieron a tener una ventaja tan amplia, pero tampoco permitieron que su victoria peligrara seriamente. El resultado final se quedó en 72-63.

Pasara lo que pasase, a pesar de todo, el Real Madrid sabía que nada quedaría decidido hasta la última jornada. Con este resultado, a los de Laso les sirve con caer frente al Fenerbahce (jueves, 8 de abril, 19:45 horas) para estar clasificados si Zenit pierde al menos uno de los dos encuentros que le quedan (recibirán a Maccabi y Panathinaikos). Si ganan a los turcos en el Ülker Sports Arena, los blancos estarán en los playoffs sin depender de nadie. Antes, no obstante, vuelve la Liga Endesa: el Real Madrid recibirá a Acunsa GBC, colista, el domingo 4 de abril a las 20:00 horas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.