CRÓNICA | Dos regalos defensivos y tres puntos que vuelan: Real Madrid Castilla 1 – 2 Getafe B

Una crónica de: @Datemus

El Castilla disputó su primer partido de la temporada como local esta mañana en Valdevebas, si bien no en su estadio habitual, el Alfredo Di Stéfano, reservado este año para el primer equipo. No obstente, el terreno de juego se hallaba en perfectas condiciones.

Para ello, Raúl puso en liza un once con hasta siete jugadores del equipo que se proclamó campeón de la última edición de la Youth League. Frente a él, un conjunto de la llamada “liga de filiales”, el Getafe B, que comparecía también con muchísimas novedades respecto del conjunto que perdió tres a cero en el Di Stéfano allá por diciembre del año pasado, de las que la más peculiar era el cambio de bando de un Hugo Duro que ya dejó unas magníficas sensaciones en aquel encuentro.

El Castilla comparecía tras vencer a domicilio a Las Rozas, demostrando una solvencia muy superior a la que se esperaba de una escuadra muy renovada con jugadores del Juvenil A. Por su parte, el Getafe B, venía de perder en su debut y, como conjunto filial, parecía un rival propicio para que los nuestros confirmaran las buenas impresiones iniciales. Para desgracia nuestra, se cambiaron las tornas en el día de hoy y los visitantes parecieron un equipo de los que llevan jugando toda la vida en la categoría, mientras que los nuestros recordaron a un juvenil inocente y regalaron dos goles al más puro estilo de la pasada campaña.

Imagen: realmadrid.com

Formó Raúl con un once bastante similar al de la semana pasada, optando por colocar a Miguel Gutiérrez en su posición natural de lateral izquierdo y a Hugo Vallejo de exterior izquierdo, como soluciones para la baja por sanción de Pablo Ramón, incomprensiblemente expulsado contra Las Rozas.

El partido comenzó con un Getafe B muy bien plantado en el terreno de juego, desplegando un 4-5-1 que recordaba muchísimo al primer equipo de Bordalás, con una presión adelantada que desactivó la salida de balón del Castilla. A las marcas asfixiantes, los azulones incorporaban todo tipo de estratagemas para dificultar la creación de juego, incluyendo la dureza en las entradas y las faltas tácticas para cortar el juego cada vez que un jugador blanco desbordaba a su par. A su plan de juego, se sumó un fortísimo viento que impedía la precisión en cualquier envío en largo.

Ambos equipos pugnaban por dominar la medular en los injustísimamente llamados minutos de tanteo. El Getafe B alternaba la presión adelantada con otras soluciones ocasionales, como el pressing desde tres cuartos e incluso desde la línea central, todas ellas ejecutadas con extraordinaria eficacia. El Castilla hacía lo posible por tratar de conectar desde la defensa con sus interiores, pero suficiente tenía con no perder la pelota en zonas de mucho peligro. Probó primero a través de los centrales, luego con Blanco entre ellos y, por último, con una incorporación efectiva de Mario Gila desde atrás, pero lo cierto es que no surtió de una sola pelota ni a Arribas ni a Dotor. Si acaso, algunos pases en largo hacia el gladiador Marvin, que no deja de luchar un minuto de partido y que se parte el alma por disputar cada acción aunque sea en franca desventaja.

Imagen: realmadrid.com

Cuando parecía que los nuestros iban consiguiendo empezar a pisar el terreno getafense, Mario Gila intentó vencer la presión alta con otra conducción desde su área. Por desgracia, el catalán se resbaló y cedió una pelota franca a Relu con todos los blancos a contrapié. El medio centro visitante centró rápido al desmarque de Keita que, internándose en el área como un rayo, soltó con su diestra un gran disparo cruzado contra el que Altube nada pudo hacer. Minuto 9  y 0-1.

El Getafe B es, como su primer equipo, el clásico rival contra el que uno no querría ponerse nunca en contra en el marcador. El gol fue un espaldarazo y un subidón de confianza para los de Emilio Ferreras, técnico que ha demostrado hoy tener un gran nivel en lo que a neutralizar el juego oponente respecta. Sólo se le podría criticar que sus centrales no sean suficientemente expeditivos en los centros laterales, faceta del juego que parece más sencilla que aquellas en las que sí brillan.

Con Arribas viniendo a auxiliar a Blanco, los minutos siguieron pasando sin que el juego llegara. El único aspecto positivo fueron las cuatro cartulinas amarillas que vieron sendos jugadores azulones por la dureza con que se emplearon en varias acciones, alguna de ellas susceptibles de expulsión directa.

Imagen: realmadrid.com

Hubo que esperar hasta el 29’ para ver un pase en profundidad de Sergio Santos a Marvin, que logró ganar la espalda de la defensa azulona. A punto estuvo Marvin de llegar a la mala salida de nuestro ex-canterano Darío justo fuera de su área, generando el primer instante de cierto desasosiego en los de Ferreras.

Con Dotor, Hugo Vallejo y Miguel Gutiérrez inéditos, el poco peligro seguía llegando por nuestra derecha. En el 33’, en otra jugada de mucha brega de Marvin por dicha banda, el mallorquín consiguió hacer llegar la pelota a la frontal a Hugo Duro. El ariete blanco disparó pero Darío pudo desviar a córner.

Con la media hora, llegó un poco de cansancio en las piernas de los getafenses, lo que permitió que varios jugadores más se sumaran a la única alternativa ofensiva del equipo, que hasta ese instante monopolizaba Marvin. Sin que se viera aparecer aún (por desgracia) a Blanco, Dotor y Arribas creando juego, al menos Miguel Gutiérrez y Hugo Vallejo empezaron a penetrar por nuestra banda izquierda. Fue con jugadas muy directas, con pared y desmarque rápido, pero efectivas gracias a la calidad de ambos futbolistas.

Imagen: realmadrid.com

En el 38’, llegó la mejor ocasión del primer tiempo. Hugo Vallejo cede a la internada de Miguel Gutiérrez. Su pase, muy pasado al segundo palo, deja el balón prácticamente a la altura del propio poste a un Marvin que llegaba muy forzado al remate, y que estampó contra la madera tanto la pelota como su propio cuerpo.

Terminó así el primer tiempo, con un Castilla que iba dejando poco a poco mejores sensaciones, logrando jugar, aun de forma espesa, en el territorio y en el área de los del sur de la región.

La segunda mitad comenzó con la misma dinámica con la que terminó la primera. A los dos minutos, Hugo Duro abrió desde su posición escorada en el área a la frontal, desde la que Miguel chutó para enviarla fuera por poco.

A partir de ahí, el Getafe fue volviendo a hilvanar su tela de araña y el Castilla se fue enredando en ella, desconcertado por las artimañas de un rival que perdía un minuto en cada falta, en cada saque de banda y en cada una de las interrupciones que conseguía causar para que no se jugaran ni treinta segundos seguidos. Raúl trató de solucionar la maraña de nudos metiendo a Morante y a Theo por Dotor y Hugo Vallejo. Morante se convirtió en la única alternativa de pase cercano para Blanco, pero ni con esas se conseguía combinar rápido, circular la pelota deprisa y generar espacios para los nuestros.

Imagen: realmadrid.com

Los minutos pasaban intrascendentes y el entrenador blanco se jugó el todo por el todo en el 76’, dando entrada a Kenneth, Peter y César Gelabert por Santos, Blanco y Arribas. Partidos como los de hoy tienen que ser una lección especial para los dos últimos futbolistas mencionados, que tienen una clase descomunal pero que han estado hoy por debajo de sus posibilidades. Hay que mejorar el nivel cuando el rival te desespera con situaciones de constante incomodidad, y tirar de personalidad y oficio para como mínimo participar, aun cuando no se pueda estar brillante.

De los cinco cambios, el más positivo en el día de hoy fue el de César Gelabert, uno de los jugadores de más clase del Castilla de la temporada pasada, en la que reapareció tras pasar por muchos problemas y una auténtica tortura tras su gravísima lesión. Fue el centrocampista más creativo de hoy y por desgracia, Raúl no se animó a darle minutos antes.

En el 80’, Miguel lo intenta por la izquierda pero al ver imposible progresar, abre atrás hacia el medio donde recibe Gelabert. César levanta la cabeza y ve el extraordinario desmarque que le marca Hugo Duro a la espalda de los centrales. El pase de César fue prodigioso, dejando el balón fuera del alcance de los defensas y poniéndosela de cabeza a Hugo cuyo testarazo, nada fácil, sale ajustadísimo al palo izquierdo de Darío Ramos. Golazo que hacía justicia a los méritos de los jugadores que habían intervenido por ambos clubes. 1-1.

Imagen: realmadrid.com

Con muchos jugadores ofensivos en el campo, lo siguió intentando el Castilla con más corazón que cabeza. Por si fuera poco, el Getafe no se descompuso y hasta se estiró un poco en los minutos posteriores al varapalo del empate.

En una de esas jugadas en terreno local, en el 88’, el Getafe saca de banda a la altura de la frontal del área. El balón va pasando por jugadores visitantes con nuestros centrales sufriendo el síndrome del regalo que tanto nos caracterizó la pasada campaña, sin que ninguno acierte a cortar o desviar. Por si fuera poco, nuestro lateral derecho, Peter, estaba de vacaciones y no cierra la llegada del desafortunado balón a un Gracia que estaba más solo que la una. Los getafenses estaban de dulce hoy y en su único disparo a puerta del segundo tiempo, en posición muy franca eso sí, se llevaron los tres puntos con la perfecta ejecución del delantero azulón mediante un chut cruzado.

Decepción in extremis en un equipo que si a algo ha de acostumbrarse, es justamente a lo contrario de lo que ha sucedido hoy: a disputar totalmente concentrado los noventa minutos de un partido y a llevarse los tres puntos en esas alturas en que la voluntad puede más que las fuerzas. Sin embargo hoy, dos regalos, el último de los cuales fue especialmente inadmisible por lo que implica encajar desde un saque de banda, nos han condenado a debutar con derrota y a poner en cuarentena las buenas sensaciones dejadas la semana pasada. Esperemos que el próximo fin de semana @MiedoEscenico2 os comente, con una de sus insuperables crónicas, una victoria de los nuestros como mínimo tan redonda como la cosechada contra Las Rozas.   

 

FICHA TÉCNICA


1-Real Madrid:
 Altube, Miguel G., Gila, Chust, Blanco (César, 78’), Marvin, Dotor (Morante, 61’), Hugo Vallejo (Theo, 61’), Hugo Duro, Santos (Peter, 78’) y Arribas (Kenneth, 78’).

2-Getafe B: Darío, Iglesias (Ángel, 78’), Llopis, Nolan, Relu (Giovanni, 78’), Miranda (J. Gracia, 79’), Koffi, Amores, Sabit, Keita (Algobia, 67’) y Miguel Ángel (Álex, 67’).

 

GOLES

0-1 (min.9): Keita.
1-1
 (min.80): Hugo Duro.
1-2
 (min. 89): J. Gracia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.