CRÓNICA | Causeur y ganar: Real Madrid 102 – 83 Casademont Zaragoza

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (102-83) al Zaragoza, en partido correspondiente a la Jornada 2 de la temporada regular de la Liga ACB. El encuentro supuso la vuelta al Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, tras ocho meses de ausencia.

El Palacio se agigantó sin público en las gradas. Cuando desde la pista las cámaras enfocaban hacia lo alto del graderío, daba la impresión de que las filas de sillas no iban a terminar nunca.

Se presentaba el Madrid con las ausencias de Llull, Randolph y Taylor, aquejados de pequeñas lesiones, según aclaró Pablo Laso antes del encuentro. Una suerte, corearon al unísono Carnicero y Valdemoro, como si la plantilla de dieciséis fichas fuese una exclusiva del Madrid.

El caso es que puso Laso en el quinteto inicial a Fabian Causeur, que jugó un partido excelso, de los mejores que le hemos visto con nuestra camiseta. Estuvo en pista veintisiete minutos, anotando veinticinco puntos y valorando veinticuatro. Falta le hacía al galo recuperar sensaciones, las suyas y las de una hinchada que empezaba a sospechar de él.

Imagen: realmadrid.com

Le acompañaron en esos compases iniciales Facu, Garuba, Tavares y Abalde. Resurgió igualmente Usman, tras su más que discreta actuación en la primera jornada. Salió el Madrid rápido y con ganas. Doce rebotes contra uno dan cuenta de lo que estaba ocurriendo. El marcador de 20-8 ratifica lo dicho. El único que desentonaba algo con sus pérdidas era el Facu, que parece seguir algo acelerado en sus acciones y decisiones de juego.

El 26-13 del minuto 10 hacía sospechar un partido relativamente plácido. Entonces, se marchó el Facu al banco con sus faltas personales, y entró en cancha Alocén. Anduvo este precipitado, sin saber transmitir la necesaria consistencia a la dirección del juego.

Lo aprovecharon los maños, que por medio de Sulaimon recuperaba terreno en el marcador. Un parcial de 2-11 llevó el mismo a un 28-24 mediado el cuarto. Tomó entonces Rudy cartas en el asunto, anotando dos triples seguidos, más otro de Carroll, al que ayer solo vimos ocho minutos en pista.

Campazzo cometía su tercera falta personal. El marcador señalaba un 39-38. Apareció entonces Deck, otro muy buen partido el suyo, con un 2 + 1, que ratificaba instantes después Alocén, con un triple desde la esquina, asistencia Rudy. Descanso, 47-41. El Madrid acumulaba 13 pérdidas, mientras Sulaimon había anotado 16 puntos y valorado 18.

Imagen: realmadrid.com

El tercer cuarto vio ataques de los dos equipos, algunos de ellos alocados, al punto de que instantes hubo en que el partido derivó a un correcalles. Sulaimon fue castigado con flopping nada más empezar el periodo. A partir de ahí, su acierto desapareció. Causeur y Deck sostenían al Madrid. Tavares vio una técnica. (De los colegiados hablaremos al final).

El caso en que en la velocidad el Madrid sacaba ventaja, y agrandaba su renta. Los triples se sucedían (cuatro de cinco intentos en los últimos ataques). Al minuto 30, 75-58.

El Zaragoza bajó los brazos en el último tramo. Creció Tavares, con un mate espectacular, Rudy machacaba el aro desde el 6,75. Deck se unía a la fiesta, anotando triples sin prácticamente levantar los pies del suelo. Final del partido, 102-83 (Zaragoza anotó cuatro puntos en los últimos quince segundos, en un intento postrero de alguno de sus americanos por maquillar sus números).

Destacados: Causeur (24 valoración, 25 puntos), Rudy (23-13), Deck (16-9), Tavares (15-12) y Abalde (14-8).

Imagen: realmadrid.com

No podemos terminar esta crónica sin hablar de los colegiados, Sres. Oyón, Castillo y Sánchez. Francamente mal, de opereta en algunos lances. El día que explicaron los pasos debieron faltar a clase. Para paliar sus carencias, pitaron antideportivas en abundancia, que sabido es que es el recurso de los malos árbitros. Ni madrileños ni maños quedaron contentos con sus decisiones.

La liga continúa. El domingo, a partir de las 18,00 horas, Real Madrid vs Juventud de Badalona.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.