CRÓNICA | Campazzo toma el mando: Real Madrid 91 – 68 Valencia Basket Club

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (91-68) a Valencia Basket, en el primer partido de las semifinales de la Copa del Rey, celebrado en el Pabellón José María Martín Carpena, de la ciudad de Málaga.

Ha sido el de esta tarde un triunfo coral, del equipo, magníficamente dirigido por Facundo Campazzo, que dejó su impronta en ataque y defensa, mandando en todo momento, sabiendo aplicar el ritmo de juego necesario a cada situación y sacando lo mejor de todos y cada uno de los compañeros que le acompañaban en el quinteto. Sus números son demoledores: 31 de valoración, 15 puntos, 5 rebotes, 9 asistencias y 7 recuperaciones.

Mandó el Madrid desde el salto inicial. Comenzó el partido con un parcial de 9-0, y con el Valencia sin anotar hasta mediado ese primer acto. En cualquier caso, no fue el primer tiempo el mejor que hemos visto en ninguno de los dos aros. Cimentaba el Madrid su fortaleza en la defensa, con un Tavares espectacular un partido más. Los rebotes eran cosa madridista. Volvió a formar Carroll parte del quinteto inicial. Perdía balones el Valencia (cinco en el tramo inicial del choque). Causeur tomaba el relevo de Carroll. Facu anotaba de tres para un 18-11 a falta de 20 segundos. Con ese resultado se llegaría al minuto 10. Diez rebotes habíamos atrapado. Ningún tiro libre lazado por nuestra parte.

El segundo cuarto fue parco en anotación por ambos conjuntos. Llull se incorporó al partido. Su dirección fue un tanto errática. Nada menos que diez lanzamientos triples fallamos en este periodo, con Rudy, que jugó unos minutos particularmente fallón. También se incorporó al partido Felipe Reyes, que fue recibido por una ovación cerrada de los aficionados. Por fortuna, la defensa no bajaba la guardia, lo que nos permitía mantener la distancia en el marcador. De eso vivíamos, y del rebote, nada menos que veintisiete cogimos, once de ellos de ataque.

Imagen: realmadrid.com

El descanso nos sentó bien. Manifestó Laso que los tiros estaban bien tirados, a pesar de que no hubieran entrado. Eso cambió radicalmente en los dos últimos cuartos. Comenzó el tercero con Randolph anotando desde la esquina, y Facu crecido, dando asistencias maravillosas a Tavares, amo y señor del juego debajo de ambos tableros. La diferencia se fue hasta los 19 puntos (45-26, a falta de 7,30 minutos para el treinta). Ya no bajaría el Madrid el pistón, Las intercepciones de las líneas de pase nos permitían correr y anotar canastas fáciles. Aumentaba la diferencia (59-37, minuto 26). Con + 25, técnica a Ponsarnau, que veía fracasar todos sus intentos por minimizar las distancias. Apareció entonces Quino Colom, para anotar siete puntos seguidos y maquillar un tanto el resultado. Minuto 30, 67-44.

Todo parecía estar resuelto de cara al último cuarto. Aún así, instruía Laso a los suyos para que no bajasen el ritmo ni se relajasen en defensa. El Facu se llevó otra sonora ovación cuando dejó su puesto a Llull. Le ocurriría lo mismo a Tavares unos minutos después. El Valencia se rompía por momentos, (80-51 a falta de seis minutos para el 40). Rotaba Laso a sus hombres, pensando ya en la final de mañana, la número 49 que jugará el Real Madrid. Tuvo minutos Nicolás Laprovittola, que hacía varios partidos que no jugaba.

Destacados: a más de Campazzo, cuyas cifras hemos citado más arriba, debemos mencionar a Walter Tavares (21-9), Randolph (15-16), Felipe Reyes (12 de valoración, 4 puntos y 6 rebotes). 39 rebotes por 23 el Valencia. 15 de 30 en triples, tras una serie horrenda en el segundo cuarto. 18 asistencias. 9 recuperaciones.

Mañana, una nueva final. Veremos contra qué rival. Laso que suma y sigue. Por cierto, a las 12,30 horas, la final de la Minicopa, que nos medirá al FC Barcelona. Día intenso el que nos espera.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.


Fuente: elcarrildel2: tirando a dar
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.