CRÓNICA | Acelerón final: Coosur Real Betis 65 – 84 Real Madrid

Una crónica de: SR9

El Real Madrid se ha impuesto (65-84) al Betis, en el partido correspondiente a la Jornada 8 de la Temporada Regular de la Liga ACB, disputado en el Pabellón San Pablo, de la ciudad de Sevilla.

Fue un partido al trantrán, a medio gas, con el Real Madrid que únicamente pegó un acelerón al final del mismo. Un parcial de 4-20 certificó una nueva victoria de los de Pablo Laso, que cumplía su partido 701 en Liga ACB.

Campazzo y Carroll salieron de inicio. A la postre, más el argentino que el de Wyoming, con la aportación siempre importante de Tavares, fueron los que dieron algo de lustre a un partido que pareció un correcalles durante muchos minutos.

Campazzo no es el jugador de cursos pasados, en que jugaba él y hacía jugar al resto. Ahora parece más individualista, y eso perjudica al equipo. Laprovittola aparece y desaparece como el Guadiana, y Alocén no le ha cogido aun el aire al equipo.

En estas condiciones, es normal ir a tirones. Hoy volvimos a abusar de los tiros de tres, trece canastas de treinta y seis intentos, apenas un 36%. Item más: el últimos cuarto vio siete de los trece totales. Estuvo acertado en especial Sergio Llull en ese último tramo, con cuatro aciertos, mandarina incluida en uno de ellos.

Imagen: realmadrid.com

Movió Laso a sus pívots a lo largo del encuentro, sin dar con la fórmula. Garuba lleva varios partidos en los que ha disminuido su rendimiento. Hoy tuvo manos blandas en unos cuantos balones, que terminó perdiendo, a más de llevarse algún tapón. Tompkins anduvo intermitente, fallón en la anotación.

Disfrutó de minutos Vukcevic, que se fajó bien con Ndoye, el mejor de su equipo para valorar veintitrés.

Por los nuestros, destacaron Walter Tavares, 20 de valoración, 11 rebotes, seis de ellos ofensivos, 13 puntos, 24 minutos en cancha. Facundo Campazzo valoró 19, con 9 asistencias, nueve puntos anotados y seis faltas recibidas. En diez de valoración se quedó Carroll, que anotó catorce puntos en quince minutos de juego. El resto, todos por debajo de diez, con un Abalde que dispuso de 22 minutos y que debe aportar mucho más de lo que aportó.

Puso Pablo Laso la anécdota en un tiempo muerto ya casi al final. Preguntó a sus jugadores si querían jugar o no. Se dio por aludido Taylor, que acababa de cometer un fallo en defensa. “One mistake”, respondió el americano.

Victoria cómoda al final, si bien algo engañosa. Conviene no pasar por alto los raquíticos doce puntos del segundo cuarto, en el que se fallaron seis lanzamientos de tres, y la dirección de Laprovittola fue manifiestamente mejorable.

El domingo nos enfrentamos al Valencia, con el Bayern en Euroliga el viernes. Toca mejorar mucho, y rápido, si bien, de momento, seguimos líderes e imbatidos en la competición liguera.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.