CRÓNICA | Exhibición y marc-ador inapelable: Real Madrid Castilla 3 – 1 Las Palmas Atlético

Una crónica de: @Datemus

Mañana fresca de domingo en el Di Stefano a la que ha correspondido el Castilla con una gran actuación, con mucho dominio, un sinfín de ocasiones (en especial en la segunda mitad) y viendo portería hasta en tres oportunidades, a lo que está contribuyendo la incorporación de Marc Gual, un gran delantero centro con cualidades más propias de otras categorías, incluso de División de Honor. Todo ello ante un rival, Las Palmas Atlético, al que los de Raúl superaron como visitantes si bien sin poder marcar, inmersos entonces en la peor sequía goleadora de la temporada. No obstante, los canarios se presentaban en Madrid ocupando la novena posición en la tabla.

El once seleccionado por Raúl en la mañana de hoy significó la vuelta de Belman a la portería, tras el mal partido de Altube contra el Langreo de la semana anterior. La línea de cuatro en defensa fue la misma que en las dos jornadas anteriores. Volvía Blanco como medio centro tras su partido de sanción y fue acompañado en las posiciones de interior por Ayoub y Baeza (que actuó como media punta durante todo el partido). Arriba, Marvin por la derecha, Fidalgo por la izquierda y Marc Gual como ariete.

En el primer minuto llegó la primera ocasión del partido: Baeza recibe la pelota entrelíneas de espaldas, maniobra con maestría para darse la vuelta rapidísimamente a la vez que Marc Gual inicia un gran desmarque en diagonal entre los centrales. El cordobés sirve al de Badalona con muchísima calidad para que Marc regatee al portero, pero en la acción se escora demasiado y su centro chut acaba sin consecuencias.

Ya desde ese instante se pudo apreciar el planteamiento de Las Palmas: presión desde la medular manteniendo la línea de cinco centrocampistas – sólo Robert quedaba en punta mientras que Juanfe se unía en defensa a los cuatro medios- y la de cuatro defensas pegadas, sin dar espacios para maniobrar a los jugadores locales. El Castilla, por su parte, tomaba la iniciativa en ataque y se aplicaba en presionar arriba con cada pérdida de balón, recuperando la posesión rápidamente y convirtiendo el partido en un monólogo blanco con el que vendrían llegando, poco a poco, la profundidad y las ocasiones.

En el 13’, Marc Gual recibe en el lateral del área pequeña un balón frente a dos oponentes y muy en desventaja. Pelea mucho la pelota y consigue sacar un centro- chut que cae a la diestra de Baeza, que dispara muy alto con su pierna menos buena.

En el 16’, Fidalgo recibe por la izquierda rodeado de tres contrarios. El asturiano, con toda la calma del mundo, se libra de todos ellos sacando un magistral pase para Fran muy libre de marca que, a su vez, pone un gran pase raso desde la banda al área pequeña, donde un defensa consigue desviar con la puntera por muy poquito a córner antes de que Marvin remate en boca de gol.

En el 23’, Baeza saca una falta que toca levemente en la barrera y se marcha a córner. El propio Baeza saca un gran córner a la zona del segundo palo. Álex Domínguez, el meta local, sale por uvas y ni toca la pelota que cae en la espinilla de un jugador de Las Palmas, para irse a rebotar caprichosamente en las piernas de un compañero. Ante esta falta de capacidad expeditiva de los canarios, Marvin, que se había posicionado en el saque estorbando al portero, está muy atento y acude antes que nadie por el balón suelto para enviarlo de un derechazo a la red visitante. Llegaba el merecido 1-0 para el Castilla.

Cinco minutos después, en el 28’, Marvin intenta por la derecha un regate sin conseguirlo pero manteniendo la posesión de la pelota. Cede atrás para Guillem, un poco  por delante de la línea de tres cuartos, que pone de primeras un gran pase hacia una incorporación al área de Ayoub que coge por sorpresa a toda la defensa canaria. Jesús Fuentes llega muy tarde a la acción y apenas puede estorbar el remate franco del de Casablanca de cabeza, que envió la pelota lejos del alcance de Álex Domínguez, estableciendo el 2-0 que hacía mucha justicia a la primera media hora de juego.

El gol no cambió nada y el Castilla siguió atacando de la mano de Blanco en el medio campo y de un inspiradísimo Baeza entre líneas. Si acaso, faltó un poco más de profundidad para alcanzar la brillantez, como puso de relieve la escasa participación de Marc Gual durante el primer tiempo, no muy abastecido de buenos balones.

Comenzó la segunda mitad con los canarios algo más adelantados a la hora de iniciar la presión pero con los madridistas manteniendo su vocación ofensiva.

En el 48’. Guillem saca de banda en tres cuartos hacia Marc Gual, cerca del pico derecho del área del ataque local. El badalonés se da la vuelta y realiza dos recortes excepcionales con los que rompió la cintura a dos defensas canarios y se internó a toda prisa en el área, desde donde soltó un zapatazo cruzado con el que batió a Álex Domínguez para sentenciar el partido. Golazo de este pedazo de delantero que ha venido no para formarse, sino para demostrar que a sus 23 años es un jugador que podría militar en División de Honor. Marc ha venido a suplir la baja de Pedro y Raúl se ha encontrado, por accidente y por la buena reacción del cuerpo técnico, con un refuerzo de lujo que le va a servir para poder mirar a las posiciones de arriba de la tabla. 3-0.

Desde ese instante, Las Palmas se fue a intentar recortar distancias a la desesperada, adelantando mucho la presión y tratando de quitarle la pelota a la defensa del Castilla en su inicio de jugada. No obstante, los de Raúl movieron el balón con velocidad y criterio, rompiendo las líneas rivales y encontrando muchísimos espacios que dieron lugar a un sinfín de ocasiones durante el resto del partido.

En el 54’, Marvin se interna por la derecha, hace una pared de tiralíneas con Baeza, se da la vuelta en el área para librarse de su oponente y cede en un gran pase de la muerte a Marc Gual, que perdona el cuarto gol con un disparo blando y no muy colocado que permite desviar a Álex Domínguez.

Las Palmas recortaría distancias en el 59’ en el tradicional regalo de la defensa del Castilla. Pablo Haro, recibe de en la frontal muy solo pero con la pelota perfectamente controlada y con opciones de disparo. Marvin, muy generoso en su esfuerzo, le carga por la espalda y le estorba en la acción, situación que debería haber provocado la inmediata reacción de Guillem y, en especial, de Mario Gila, acudiendo a ahogar el espacio con el que aún contaba el jugador visitante. Sin embargo, ambos se quedaron mirando y permitieron un disparo del canario con el interior de su diestra lleno de precisión, al que no pudo llegar Belman. 3-1. Una auténtica lástima porque Mario Gila había cuajado hasta ese momento un partido lleno de acierto y concentración, pero tal vez la comodidad del choque y del marcador le condujeron a una laguna más de atención de un central castillista esta temporada, que están siendo penalizadas sistemáticamente con gol para desesperación de los aficionados madridistas, que vemos que mejoramos muy poquito en este aspecto del juego.

Tuvo suerte el Castilla al verse la capacidad de reacción de los visitantes muy mermada pocos instantes después por la lesión muscular de Joel, que le dejó bastante tocado cuando su equipo ya había agotado los cambios.

El partido continuó siendo un aluvión de ocasiones de los locales que, aprovechando los espacios atrás que dejaba su rival con el adelanto de líneas, conseguían la profundidad que faltó en buena parte del primer tiempo.

En el 62’, un gran pase en profundidad de Guillem a Marc Gual le deja uno contra uno frente Álex Domínguez, pero el catalán resuelve mal y no ve a Ayoub solo por su izquierda, llegando uno de los centrales a tocar y a enviar a córner una pelota que pareció por momentos que se iba a gol en propia puerta.

En el 64’, Fidalgo de un control magistral, baja al césped un gran cambio de juego de Blanco, se va hasta la línea de fondo y pone el pase de la muerte a Baeza, que remata a puerta con un defensa muy encima. El rechace lo recoge Fran que, algo escorado, dispara y estrella el balón en el poste.

Un minuto después, Jordi entraba por Ayoub.

En el 69’, un córner ensayado del Castilla es sacado por Baeza a Javi Hernández que, de cabeza y cerca de la frontal, cede a Jordi de espaldas que a su vez saca el balón hacia Antonio Blanco. El andaluz culmina la jugada con un zapatazo que se marcha fuera por muy poco. En el 70’, Marc Gual realiza otra gran jugada individual marchándose con dos regates de todos sus oponentes. A la salida del último, se le va el control un poco largo dando tiempo al portero a llegar con muchas dificultades. Marc reclamó penalti en esta acción, si bien no se aprecia un contacto claro en las repeticiones.

En el 74’, Baeza recibe un nuevo balón entrelíneas y de espaldas en la frontal. Se da la vuelta fulgurantemente y lanza un gran disparo que es desviado a córner en una gran parada por Álex Domínguez.

En el 76’, Raúl retiró a un Marvin muy luchador como de costumbre, y dio entrada a Bravo, que llevaba fuera varios partidos por lesión.

En el 77’, el Castilla rompe con bonitas combinaciones la presión adelantada de las Palmas. Bravo desde la izquierda mete un gran balón al desmarque de Marc Gual, que toca levemente con la puntera para que Álex Domínguez evite la goleada de los blancos, en una gran mañana del guardameta canario.

En el 79’, Baeza recibe de nuevo de espaldas. Hace la pausa y ve otro gran desmarque de Marc Gual, al que pone la pelota con asombrosa precisión.  Marc, sólo ante Álex Domínguez, se adorna demasiado al intentar batirlo picándosela por arriba y desperdicia una inmejorable ocasión.

En el 88’, Raúl retiró a Marc Gual para que recibiera la ovación de la hinchada local, dando entrada a Pablo.

Así se llegó al final de un partido en que el Castilla fue el mejor, con diferencia, durante los 90 minutos. Lástima de ese gol en contra en un nuevo fallo de concentración. Esperemos que esta vez sí que sirva para estar siempre atentos y no acordarnos de estas acciones cuando no podamos marcar tantos goles como en el día de hoy. Esta es la senda que hay que seguir como locales. Lo dijimos en nuestra crónica del pasado día 26 de enero frente al Peña Deportiva: si este equipo consigue hacer del Di Stefano un fortín puede terminar muy arriba en la tabla, incluso peleando el play-off de ascenso. Y a todo ello se ha venido a sumar un delantero centro extraordinario, con mucho gol y una gran capacidad asociativa con varios de los mejores centrocampistas del Castilla, lo que añade otra buena razón  para el optimismo.

 

FICHA TÉCNICA

 

Real Madrid Castilla: Belman; Guillem, Javi Hernández, Gila, Fran García, Marvin (Bravo, 77′), Fidalgo, Blanco, Ayoub (Jordi, 65′), Baeza y Marc Gual (Pablo, 88′).

Las Palmas Atlético: Álex Dominguez, Jesús Fortes, Dani Martín, Sato (Manu, 58′), Josemi, Reina, Robert (Pablo Haro, 58′), Juanfe (Pau, 66′), Camacho, Ismael y Joel.

 

Goles:

1-0 (min. 25): Marvin.

2-0 (min. 29): Ayoub.

3-0 (min. 49): Marc Gual

3-1 (min. 61): Pablo Haro


Imagenes: realmadrid.com
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.