CRÓNICA | Festival ofensivo: Real Madrid 104 – 93 San Pablo Burgos

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (104-93) al Burgos, en el partido correspondiente a la Jornada 12, de la Temporada Regular de la Liga ACB, disputado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

Vivimos un festival ofensivo en toda regla. Casi doscientos puntos entre ambos equipos así lo acreditan. Lo habrá lamentado sobre manera Joan Peñarroya, que habrá repetido aquella frase tan manida en baloncesto: “meter noventa y tres puntos para perder el partido”.

Comenzó el Madrid como un cohete. Bajo la dirección eléctrica del Facu, y con Trey Tompkins en su mejor partido en mucho tiempo anotando de manera compulsiva (12 puntos en este tramo), nos pusimos 15-2, para dejar claro el excelente momento que está pasando el equipo.

Se quedaron fuera de la rotación Randolph, Llull, Mickey y Mejri. Volvía Felipe, que se lesionó en el tercer periodo. Una lástima. Tavares se mostraba firme en defensa, con dos gorros estratosféricos. Taylor cometió una antideportiva que pareció innecesaria. Bassas sufría ante Campazzo, al punto de tener que marcharse con tres faltas. Hubo rapapolvo de Peñarroya a los suyos en un tiempo muerto. Ni por esas. Al minuto 10, el marcador reflejaba un 26-13 esclarecedor.

Si Nakic había sido la buena noticia del quinteto titular, Rudy lo fue de este segundo periodo. Un nuevo clinic del balear, intensidad defensiva, conocimiento del juego de anticipación y de intercepción de la línea de pase, a más de acierto en el lanzamiento. Enorme Rudy Fernández un día más.

Garuba se incorporó al partido, por Tompkins, y para comenzar, anotó el madrileño un triple limpio. Era el 43-22, mediado el cuarto. Burgos no le perdía la cara al partido, lo que es de agradecer. Subió el Madrid la actividad en defensa. Laso felicitaba a Laprovittola por una intercepción. Minuto 20, 55-37.

Imagen: realmadrid.com

Diez de quince en triples, y 21 de 38 en tiros de campo. 21 rebotes, y únicamente cuatro pérdidas. Buenos números del Madrid al descanso.

Comenzó bien el Madrid tras el intermedio, anotando fácil, hasta una racha de cinco tiros triples seguidos fallados. Lo aprovechó Burgos para reducir algo una diferencia que llegó a ser de 26 (65-39, a falta de siete minutos para el 30). Bassas fue eliminado. Cometió su cuarta falta personal, y además fue castigado con una técnica. Cantó la afición visitante lo de “así gana el Madrid”, en un detalle más simpático que otra cosa. Felipe se lesionó volviendo hacia su aro desde la canasta contraria. Peñarroya vio otra técnica. Se acabó el cuarto con un triple de Tompkins desde su bombilla. Lástima que fue fuera de tiempo. Minuto 30, 82-65 (Burgos se había impuesto en este cuarto, con un parcial de 27-28).

Mcfadeen había cogido una racha buena en el tiro exterior, anotando de tres con facilidad. Se apretaba el marcador en el último tramo (86-77, minuto 33). El Madrid se puso serio, estilo Deck, que trabajó duro y bien en ambos aros. La distancia se estabilizó en torno a los diez puntos, para llegar al final con ese 104-93.

Gabriel Deck, cómo pasa el tiempo, cumplió su partido 100 con el Real Madrid. El argentino se ha asentado de manera definitiva. Su regularidad es pasmosa, segundo jugador más valorado en la liga ACB, y tercero de la Euroliga.

En el día de ayer, el mejor fue Tompkins (30 de valoración, 27 puntos), seguido de Tavares (25-13), Deck (25-16) y Campazzo (21-10). Seguimos en lo más alto de la tabla. La próxima jornada, visita al Betis, el sábado en Sevilla.

Buenos días a todos. HALA MADRID.


Fuente: elcarrildel2: tirando a dar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.