CRÓNICA | Quinto bolo. Felinos y monjas: Real Madrid 5 – 3 Fenerbahçe

Una crónica de: @MiedoEscenico2

Después de varios partidos sin conseguir arrancar a jugar como equipo, el enfrentamiento contra el Fenerbahçe se presentaba como una oportunidad para avanzar un paso en la construcción de este nuevo Real Madrid 2019-20.

Para el partido de consolación de esta Audi Cup, Zinedine Zidane planteó la siguiente alineación: Navas en la portería, con Odriozola, Varane, Nacho y Marcelo como defensas, doble pivote formado por Kroos y Valverde, línea de media punta con Vinicius por derecha, Isco por el centro y Hazard por la izquierda, y Karim Benzema nuevamente de delantero centro.

Imagen: realmadrid.com

Lo más significativo de la primera parte:

– La presencia de un medio centro más defensivo y con menos tendencia a descolgarse hacia adelante como Valverde ofreció ciertas mejoras en el cierre de esa zona.

– Es necesario elegir bien a los jugadores que hacen dupla por banda. Jugar con un lateral como Odriozola con un extremo como Vinicius es ofrecer una vía de entrada accesible al rival.

– El balance defensivo del equipo sigue dominado por la histeria colectiva. En el primer gol turco, Marcelo se cruzaba por delante del portero en una jugada “defendida” desde la banda derecha. En el segundo, Odriozola basculaba hasta la media luna del área y dejaba un pasillo apetitoso en su banda.

– El equipo no aparece como cohesionado, algunos jugadores parecen estar finalizando la pretemporada y más a punto, y otros siguen como cuando llevaban dos días. Y no tiene nada que ver con el tiempo real de concentración.

Al descanso, empate a dos. Zidane introdujo para la segunda parte a Lunin por Navas, De la Fuente por Varane y Lucas Vázquez por Hazard. En el minuto 62, entraron Carvajal, Miguel Gutiérrez, Rodrygo y Mariano por Odriozola, Marcelo, Vinicius y Benzema. Para el último cuarto de hora, entraron Modric, Seoane y Kubo en sustitución de Valverde, Kroos e Isco.

Imagen: realmadrid.com

Las cuestiones más interesantes:

– Los cambios no ayudan a encontrar mayor cohesión en el juego, pero al menos van definiendo cuál será la posición de cada uno en el esquema.

– Que los suplentes del Real Madrid ganen a los suplentes del Fenerbahçe no deja de ser normal. Lo extraño es que los titulares no sean capaces de hacer lo mismo, aun estando en este momento de la pretemporada.

– Es difícil sacar conclusiones de un partido como éste, tanto como de los anteriores. Con un centro del campo más reforzado, aparecen los laterales como amenaza.

– El equipo sigue dando sensación de mucha fragilidad defensiva, y en algunos jugadores, especialmente de la defensa, hay más tendencia a aguantar que a morder. En esa línea no se pueden ser monjas.

– Marcar cinco goles puede interpretarse como un avance en términos ofensivos, pero la realidad es que se le marcaron a un equipo que venía de recibir seis del Bayern.

El resultado final fue de 5-3 a favor del Real Madrid.


Jugador por jugador en el partido:

Navas: Volvió a ser providencial en varias ocasiones y evitó que el equipo encajara más goles en la primera parte. En el segundo gol no pudo hacer nada, y el primero fue, como mínimo, extraño.

Odriozola: Indiscutible su verticalidad cuando va hacia arriba, pero a veces lo confunde con apresuramiento. Atrás, observa de cerca al rival, pero no mete la pierna con convencimiento. Los dos primeros goles vinieron por su carril.

Varane: Se sobrepuso poco a poco a otro mal comienzo de partido, especialmente en su desaparición en el primer gol. Fue ganando peso y seguridad progresivamente, y acabó bastante mejor la primera parte.

Nacho: Se esforzó por salir a acompañar la presión del equipo con anticipaciones o faltas bien hechas, y cuidó bastante bien su parcela. Salió premiado con un gol, en que remató un rechace llegando –no se sabe muy bien cómo- a la posición de 9.

Marcelo: Se le vio percutir en su banda con más intensidad, asociándose con Hazard y cuando Benzema caía por esa zona. En defensa, se le ve lento para llegar a los cruces en ocasiones, aunque mejor colocado.

Kroos: Mejoró su rendimiento de partidos anteriores, sin destacar especialmente en aspectos defensivos, aunque llegó tarde a cerrar el tiro del tercer gol turco. En ataque, en su línea seria y fiable, aunque sin fortuna en el remate a puerta. Puso un auténtico caramelo en la cabeza de Benzema en el segundo gol blanco.

Valverde: Su entrada en el centro del campo dio mejor posicionamiento táctico al equipo con balón y mejor capacidad de recuperación también. Fue perdiendo fuelle a medida que avanzaba el partido.

Vinicius: Su primera parte, por banda derecha, no fue especialmente brillante, aparte de la asistencia del primer gol a Benzema. Falló dos remates, uno de ellos claro, y mejoró sus prestaciones en la segunda parte cambiado a la zona izquierda. Conducir el balón hasta su zona es cerrarle posibilidades de éxito.

Isco: Es de los que parece que acaba de iniciar la pretemporada. Lento, tendente a retener el balón y frenar los ataques y combinaciones, impreciso, y presionando a un cincuenta por ciento de su capacidad, que es como no presionar. Preocupante.

Hazard: Partiendo desde la izquierda, conectó con el juego cuando Benzema o Marcelo se acercaban para combinar con él. Poco trascendente cuando tenía que ser él el que se la jugara individualmente. Parece estar perdiendo fuelle, en vez de ganarlo.

Benzema: El hombre del partido. El gato marcó un hat-trick, con dos remates de cabeza gracias a centros precisos, y se pasó la primera parte bajando a desatascar el juego, y lo que jugó de la segunda presionando y batallando, hasta que se le vio cansado. Va estando a punto.

Lunin: estuvo serio, y el gol que encajó era prácticamente imparable, aunque quizá metió la mano demasiado blanda. Un debut aseado.

De la Fuente: Quizá es un poco debilidad mía, pero tiene detalles que me gustan en un central. Expeditivo cuando hace falta, con buen desplazamiento de balón en largo y con tendencia a apretar ante el delantero, sin dejarle darse la vuelta. Se llevó una tarjeta por una falta en medio campo cortando un contraataque.

Lucas Vázquez: Buena segunda parte, tan trabajador como siempre en la presión, pero algo más acertado arriba, centró el balón del tercer gol, y un rechace a disparo suyo facilitó el quinto, aparte de otra oportunidad que sacó el portero turco con apuros.

Carvajal: En la media hora que jugó, defendió bien, trabajó, ayudó en la presión y no cometió ningún error destacable. Otro día mejorando.

Miguel Gutiérrez: Mostró descaro para llegar por banda hasta la línea de fondo, y puso un par de centros muy peligrosos. En defensa, algo más liviano.

Rodrygo: Trabajó en la ayuda al lateral y estuvo donde tenía que estar, pero ni Kubo ni Mariano le vieron en jugadas en que podría haber marcado. Le eclipsaron, así que no sabemos cuánto hubiera podido brillar.

Mariano: No le pidas que centre, que pase o que regatee. Pero si hay camino libre entre el balón y la portería, desenfundará su cañón. Provocó el cuarto gol presionando y con un remate muy duro y raso, y marcó el quinto al cazar un rechace. Muy bien.

Modric: Hizo buenas combinaciones en poco terreno en la frontal del área con Carvajal y Kubo, y vio una tarjeta al hacer una falta táctica para cortar un contraataque. Bien en sus diez minutos.

Seoane: sin mucha presencia ofensiva, mantuvo la disciplina táctica de Valverde en el poco tiempo que jugó.

Kubo: algo individualista en algunos momentos, y tendente a buscar soluciones difíciles que no siempre son las mejores. Voluntarioso pero con poca visión colectiva del juego en ocasiones. Probablemente le falta “cocción”.

No jugaron: Altube, Javi Hernández, ni Sergio Ramos.

No convocados: Militao, Casemiro, James, Bale.

Lesionados: Courtois, Mendy, Brahim, Asensio, Jovic.

El próximo partido del Real Madrid será dentro de una semana, el miércoles 7 de agosto, a las 19:00 horas, frente al Red Bull Salzburg. Esperemos que, en esta semana, el equipo vaya reduciendo las disonancias que se perciben y mejorando el juego colectivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.