CRÓNICA | Segundo bolo. Reacciones y desgracias: Real Madrid 2 – 2 Arsenal

Una crónica de: @MiedoEscenico2

El Real Madrid estrenaba para este segundo partido de la International Champions Cup su segunda equipación, azul oscura con la tipografía dorada. También estrenaba a algunos fichajes como titulares, y se removían las redes sociales porque Lucas Vázquez empezaba el partido en el once inicial. Lo de Lucas es una cosa curiosa, es difícil que un jugador haya sido más querido por parte de la parroquia y, en apenas dos años, haya pasado a ser un blanco perfecto para mofas y escarnios variados. Hay argumentos de sobra tanto para criticarle como para valorar su trabajo, pero no entraremos hoy en ese debate.

El caso es que Zidane decidió que iniciarían el partido en Maryland contra el Arsenal Navas en la portería, con Carvajal, Nacho, Ramos y Mendy en la línea defensiva; Kroos y Modric en el eje del centro del campo, con Lucas a la derecha, Hazard volcado a la izquierda, y Benzema y Jovic alternando posiciones de ariete y media punta.

Imagen: realmadrid.com

Lo que dio a entender la primera parte fueron varias cosas:

– En el poco tiempo que duraron los 11 en el campo, lo que inicialmente parecía un 4-3-3 volvía a convertirse en un 4-2-3-1. Sirvió para ver que, si los 4 de arriba se dedican a atacar en oleadas, el equipo se parte en medio a no ser que haya centrocampistas con un perfil defensivo, cosa que no son ni Kroos ni Modric.

– La defensa sigue en una línea penosa: pérdidas de balón, pases mal elegidos, alguna patada sin venir a cuento y mano para hacer penalti, en plena descomposición defensiva del equipo, dentro de otro de esos episodios de pánico.

– En inferioridad numérica, el Madrid tuvo serias dificultades para jugar de manera fiable. Perdió muchos balones y no fue hasta que el Arsenal bajó la intensidad de la presión que pudo tomar algo de control del partido, mediante Modric y, muy especialmente, Kroos, que tuvo un tramo final de la primera parte muy destacable.

– El equilibrio de fuerzas tras la expulsión de Sokratis, en esa fase de recuperación, permitió al equipo levantar el ánimo y desplegar de nuevo fútbol de ataque, con varias oportunidades malogradas en ese final del primer tiempo.

Imagen: realmadrid.com

El descanso trajo noticias sorprendentes, calentaba Bale, pero no iba a haber cambios tan radicales (once por once) como en el primer partido. En esta segunda mitad, el Madrid empezó con Courtois, Odriozola, Varane, Ramos, Marcelo; Kroos, Modric; Asensio, Isco; y Bale en punta. En la fase intermedia entrarían De la Fuente, Fidalgo, Seoane y Vinicius por Ramos, Modric, Kroos y Asensio. Lo más destacable:

– No se pueden sacar grandes conclusiones en términos tácticos, jugando con diez. Pero en cuanto a actitud, el equipo asedió el campo del Arsenal y no cejó hasta conseguir al menos el empate.

– La lesión de Asensio, además de los cambios, trajo unos minutos en que el Arsenal se rehízo y lanzó un par de contras muy peligrosas.

– La parte final del partido pudo romper el empate para cualquier lado, pero el Madrid estuvo más cerca, sin dejar de intentarlo en ningún momento.

Acabado el tiempo con empate, 2-2, se lanzaron penaltis, en los que ganó el Real Madrid por 3-1.


Jugador por jugador en el partido:

Navas: tuvo que soportar la peor fase defensiva del equipo, resolvió algunas jugadas con buenas paradas o rechaces, estuvo a punto de detener el penalti a Lacazette, pero no pudo cerrar bien en el uno contra uno frente a Aubameyang en el segundo gol rival.

Carvajal: en la línea del primer partido, errando pases en la salida de balón, dejando espacios al rival, muy desafortunado en defensa y llegando arriba pero muy impreciso.

Nacho: actuación muy desafortunada, sumó errores en la salida del balón a una entrada a destiempo que le valió ver una tarjeta amarilla, e hizo una mano que supuso penalti y su expulsión, todo ello en diez minutos. Un ratito aciago que lastró a todo el conjunto.

Ramos: también desafortunado en la salida de balón, fue mejorando con el paso de los minutos, aunque en el boquete por el que se coló Aubameyang para hacer el segundo gol él le había puesto una alfombra roja.

Mendy: mejor que en el partido anterior, penetró con potencia dentro del área en la fase ofensiva y mantuvo bien la posición en la defensiva, aunque hay algo extraño en su forma de tocar el balón, no sabría explicar por qué. Sin ser una maravilla, fue el mejor de la defensa en la primera parte.

Kroos: tuvo muchas dificultades hasta el minuto 25 para superar la presión del Arsenal y para controlar la zona del medio centro. A partir de ahí, se soltó, iniciando muchas jugadas de peligro y volviendo a su precisión habitual pasando el balón. En la segunda parte, contribuyó al asedio madridista también, aunque no de una manera tan protagonista.

Modric: también naufragó en la primera parte del partido cuando había que cerrar las entradas del Arsenal, pero colaboró activamente para recuperar balones desde el momento en que el Madrid se rehízo, y aportó profundidad y presión en la segunda parte hasta que fue sustituido.

Lucas Vázquez: no tuvo su día, centró sin encontrar rematador, no estuvo afortunado en el regate y no ayudó en defensa tanto como otras veces.

Benzema: empezó entonado, pero el tramo en que el equipo jugó en inferioridad apenas tocó el balón y no estuvo especialmente acertado en controles ni pases. Remató de cabeza al poste cuando terminaba la primera parte. Gris.

Hazard: se le vio con poso, atrevido y con intención, aunque también sufrió la desconexión del equipo en ese tramo de la primera parte en que jugó con uno menos. Mejoró cuando se equilibraron las fuerzas.

Jovic: sin calificar, fue el sacrificado dejando su puesto a Varane minutos después de la expulsión de Nacho y apenas pudo hacer nada.

Varane: entró sobre la marcha y contribuyó también al pasillo del segundo gol rival, pero a partir de ahí fue mejorando prestaciones y ayudó a consolidar el funcionamiento defensivo. En la segunda parte, estuvo notable, salvo en las internadas veloces de los delanteros del Arsenal, que le pillaron siempre con el paso cambiado.

Courtois: brillante en el uno contra uno en las dos ocasiones más claras de que dispuso el Arsenal en la segunda parte, no pasó especiales dificultades.

Odriozola: mejor en el aspecto defensivo de lo que solía, ofreció salida por la banda derecha con sus constantes galopadas, abriendo el campo y generando problemas a la defensa gunner. Buen papel.

Marcelo: dominó el frente izquierdo del ataque combinando con Isco, Asensio, Bale o el que quisiera acercarse por allí. Los dos goles nacieron de jugadas en las que participó activamente, y en un par de ocasiones recuperó hacia atrás con buena actitud. De lo mejor del Madrid en la segunda parte. Ha vuelto su sonrisa y eso es una buena noticia.

Asensio: tardó levemente en sumarse a la presión que hizo el equipo blanco al inicio de la segunda parte, pero cuando se soltó fue garantía de peligro. Tras un disparo espectacular al poste, porfió el balón que acabó suponiendo el primer gol, y marcó el segundo con un gran remate tras una jugada de combinación en la banda izquierda. Su lesión, aparentemente de gravedad, fue la peor noticia del partido, y esperamos que no sea tan grave como pareció y que se restablezca lo antes posible.

Isco: empezó bien la segunda parte, dando fluidez al juego y facilitando el movimiento del balón, además de trabajar en la presión. Fue perdiendo fuelle y su último cuarto de hora volvió a traer intentos de regate sin sentido y un juego más lento, que rompió la tendencia del conjunto.

Bale: sorprendentemente fue puesto a jugar en la segunda parte, y sorprendentemente de delantero centro. Tiró desmarques continuamente, cayó a banda izquierda para ayudar a abrir la defensa, marcó el gol por estar en la posición de 9 y lanzó un misil con el exterior que salió cerca de la escuadra de la portería del Arsenal. Buena segunda parte del galés.

De la Fuente: entró a mitad del segundo tiempo y, a pesar de algún error puntual, se mostró sólido y expeditivo, además de mostrar un buen pase de media distancia. Pudo jugar en su posición natural, la de central derecho, y se notó que ahí estaba más cómodo.

Seoane: se ubicó de nuevo en el medio centro y, tras un inicio algo titubeante, fue tomando el control de la zona. Tener al lado a Fidalgo le dio poso, salió a apretar cuando hizo falta y movió bien el balón.

Fidalgo: al igual que Seoane, le costó un poco coger el aire al juego, pero pronto empezó a dar muestras de su capacidad para jugar el balón rápido y de su buen toque.

Vinicius: entró sustituyendo a Asensio tras su lesión, y se colocó en banda derecha, donde asociado a Odriozola intentó penetrar en el área una y otra vez. Participativo y vertical. Pudo ser objeto de un penalti que el árbitro no pitó.

Javi Hernández, Rodrygo, Kubo y Mariano no jugaron.

El próximo encuentro será en la madrugada del viernes 26 al sábado 27, a las 02:00 en el Estadio MetLife de East Rutherford (New Jersey). Para ese día sería importante que la defensa del equipo pruebe a defender con cierta continuidad…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.