CRÓNICA | El primer bolo. Sorpresas y rutinas: Bayern Múnich 3 – 1 Real Madrid

Una crónica de: @MiedoEscenico2

De estos partidos de pretemporada, con el equipo iniciando un rodaje que debería culminar en una puesta a punto para empezar dentro de un mes la Liga, no se pueden sacar grandes conclusiones. Se pueden observar atisbos de lo que puede llegar a ser, pero en la certeza de que un partido jugado en Houston a mitad de julio no tiene ninguna correlación con la vuelta de octavos de Champions League que vas a jugar a principios de marzo.

Dicho esto, sí que se pueden intuir algunas ideas respecto a lo que será el equipo durante esta temporada, y lo que no será, también. Y, especialmente, para ir viendo lo que apunta cada jugador en esta pretemporada. En este partido frente al Bayern de Munich, jugado en el NRG Stadium de Houston (Texas), Zidane puso como once titular a Courtois, Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Kroos, Modric; Asensio, Isco, Hazard; y Benzema. De la primera parte, las conclusiones a sacar son evidentes:

– Zidane apuesta por jugadores consagrados para la titularidad desde el principio. La misma línea defensiva que ganó la final de Milan, con los mismos defectos y virtudes.

– Un sistema más cercano al 4-2-3-1 que al 4-3-3, con una línea de tres media puntas formada por Hazard, Isco y Asensio, con un solo delantero por delante, y con mucha movilidad para caer a una banda o a otra.

– La sala de máquinas en manos de Kroos y Modric, con posibilidad de descolgarse en el caso del croata para llegar a la posición de extremo derecho.

– Presión alta, equipo volcado en el campo contrario, y búsqueda más de jugadas interiores que de centros al área.

Imagen: realmadrid.com

Tras una primera media hora de intercambio de golpes entre el equipo bávaro y el madridista, el balance era favorable al Bayern, por aprovechar un espacio a la espalda de Carvajal y Varane, junto con la habitual entrada en pánico de la defensa. El gol termina con Courtois bajo palos, con Marcelo y Carvajal defendiendo la portería, y sin noticias de Varane y Ramos. El último cuarto de hora de la primera parte mostró a un Madrid desencadenado, buscando el gol con desesperación, pero sin caer en jugadas previsibles. Hazard destapó su tarro de las esencias, y canalizó jugadas de peligro que finalizaban con seis y hasta siete jugadores del Madrid en zonas de ataque.

Para la segunda parte, Zidane cambió el once completamente, y el equipo blanco saltó al campo con Navas, De la Fuente, Nacho, Hernández, Mendy; Seoane, Rodrygo, Kubo; Lucas Vázquez, Vinicius y Jovic. De este periodo se pueden sacar pocas conclusiones, en la medida en que se juntó mucho talento ofensivo, y el equipo tuvo serias dificultades a nivel defensivo, por la bisoñez de la línea defensiva, y la ausencia de mediocampistas con capacidad de frenar los ataques del Bayern. El cuadro alemán dominó el juego y la posesión, y el Madrid sólo salía de manera puntual, mediante conducciones que no solían acabar en gol. Completamente diferente a la primera parte. El resultado final  fue de 3-1 a favor del equipo bávaro, que acabó con 10 jugadores.

La noticia fue que Bale ni siquiera entró en la convocatoria, y que Zidane explicó en la rueda de prensa posterior al partido que era porque el club estaba gestionando su salida, que esperaba que fuera inminente.


Jugador por jugador en el partido:

Courtois: Tuvo una buena intervención, pero sucumbió al ataque de pánico de la defensa en el primer gol alemán. Estaba caído dentro de la portería para cuando remató Tolisso a las mallas.

Carvajal: Inicio de partido para olvidar, inconsistente en ataque y con problemas para controlar el espacio a su espalda. Luego se rehízo y mejoró, aportando subidas en el tramo final de la primera parte.

Varane: De lo más sólido defensivamente del primer once, aunque en el gol le pillaron con un pase sencillo detrás de su posición.

Ramos: Solvente cuando el Bayern encontraba el espacio tras Marcelo, pero hizo alguna incursión innecesaria que dejó atrás un boquete. Desaparecido en el primer gol.

Marcelo: Más parecido al jugador de hace dos años, cortó balones, apoyó y apareció en ataque y pareció hacer buena combinación con Hazard por la izquierda, aunque aún les falta algo de química.

Kroos: Cómodo en la posición de medio centro, salió a alguna presión puntual, pero mantuvo bien la posición en general.

Modric: En buena línea, jugando como medio centro, ayudando a sacar el balón jugado y descolgándose para ayudar en banda derecha penetrando en el área y generando peligro.

Hazard: Tardó un poco en entrar en juego, pero cuando lo hizo, mejoró el ataque del Madrid. Movilidad, remate a puerta, asociaciones con otros y vocación de generar peligro. Muy buenos sus veinte minutos finales.

Isco: Se le vio físicamente mejor, no retuvo el balón, sino que jugó fácil y de primeras, y contribuyó a la fluidez del juego, además de trabajar en defensa. Síntomas de recuperación.

Asensio: Empezó el partido bien en términos de recuperación y trabajo, aunque la fase ofensiva del Madrid potenciaba más las penetraciones por banda que lo que a él le favorece, recortar hacia adentro y centrar o tirar. Mejor que en partidos de la temporada pasada.

Benzema: Falló ocasiones claras por falta de anticipación, aunque estando donde tiene que estar, probablemente le falta un punto de preparación física todavía. Surgió con facilidad su asociación con Hazard, parecía que se conocieran de toda la vida.

Navas: Tres buenas intervenciones y dos goles recibidos, en uno de ellos pudo hacer algo más.

De la Fuente: Ser central y debutar como lateral derecho contra el Bayern de Munich no ayuda mucho a hacer un buen papel, estuvo voluntarioso y subió al ataque en ocasiones.

Nacho: Era el referente defensivo de una línea de debutantes y no paraba de hacer coberturas sin mucho éxito.

Hernández: Otro debutante que se estrenó defendiendo a Lewandowski. Sólo faltó que le cagara una paloma encima, bastante hizo, le puso esfuerzo y ganas, además de cubrir algunos huecos dejados por el lateral izquierdo.

Mendy: Perdido, errático, rompía el fuera de juego, estaba desafortunado en los pases y sus incorporaciones al ataque apenas llevaron peligro real. Esperemos que mejore con el paso de los partidos y fueran los nervios del debut.

Seoane: Tiene más vocación ofensiva que defensiva, y era el más defensivo del centro del campo, lo cual lo dice todo. Voluntarioso en lo táctico, y fino en la construcción, pero con dificultades para parar las acometidas de los alemanes.

Rodrygo: Partiendo de la posición de interior, fue el que más peligro llevó con conducciones, pases y centros. Provocó la expulsión del portero bávaro y marcó un golazo de falta directa. Buen debut, puede ser la revelación.

Kubo: Genera mucho hype, tiene personalidad, es descarado y tiene buen toque, pero parece liviano y era el primer problema defensivo del equipo. Le falta poso y solidez, aunque mostró muy buenas cualidades.

Lucas: En su línea de la temporada pasada, trabajó atrás para ayudar a De la Fuente, pero en ataque no anduvo especialmente afortunado.

Vinicius: Poco parecido con el jovencito descarado del año pasado, apenas participó en el juego, y se le llenaba su zona de gente, que parece algo contraindicado para los aclarados que necesita para hacer brillar su velocidad y su regate en carrera.

Jovic: Apenas tuvo opciones, su mejor participación fue combinando con quien llegaba de cara, pero no remató.

Odriozola, Mariano y Bale no jugaron.

Es de esperar que, a medida que el equipo vaya rodándose, las aportaciones individuales vayan mejorando también. No olvidemos que aún faltan por incorporarse Militao, Vallejo, Casemiro, Valverde, Ceballos y Mayoral, siendo especialmente destacable la carencia de jugadores de medio campo disponibles a día de hoy.

En la madrugada del martes al miércoles, a la 01:00, el Real Madrid jugará su próximo partido contra el Arsenal de Unai Emery, en el FedExField de Landover (Maryland). Esperemos que el rendimiento ofensivo mejore entonces, además de la solidez defensiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.