CRÓNICA | Los errores se pagan: FC Barcelona 78 -77 Real Madrid

Una crónica de: @elcarrildel2

El FC Barcelona se ha impuesto (78-77) al Real Madrid, en el tercer partido del play off por el título de la Liga ACB, disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona. Con este resultado, habrá cuarto partido, que se celebrará el próximo viernes, en el mismo escenario.

Tuvo Trey Tompkins el último palmeo para decidir el encuentro, pero no acertó con el aro rival. Antes, nos habíamos dejado comer el terreno, con una serie de decisiones erráticas en ataque, donde únicamente nos mantenía el talento individual, no el juego colectivo. En esas circunstancias, Sergio Llull abusó en demasía. Falló de manera consecutiva un tiro de tres y una penetración, en los instantes finales. La suerte nos dio la última bola a falta de diez segundos, pero tampoco supimos resolver esa situación.

Quizás cabría preguntarse los motivos por los que Pablo Laso se obstina en mantener a Llull en pista en determinados momentos, visto que el balear se encuentra muy alejado de su mejor momento. No logra Sergio dirigir al equipo con claridad. Consumimos muchos segundos de cada posesión sin lograr posiciones de ventaja. Abusar de los balones de dentro afuera y del triple se antoja más un recurso que una solución para finalizar todos los ataques.

La reiterada ausencia de juego interior, simplifica las defensas contrarias, aparte de que una vez más, queda demostrado que el equipo que se la juega a triples termina perdiendo el partido.

Debemos reseñar igualmente la diferencia abismal en tiros libres de unos y otros. Nada menos que veinticuatro lanzó el FC Barcelona, por únicamente diez el Madrid. Quizás la explicación esté en esa ausencia de juego interior antes comentada.

Un problema más: no hemos sido capaces de hacer frente al juego individual de Heurtel. Cierto que hoy no ha sobresalido como en el segundo partido, pero la falta de ayudas en algunas penetraciones del base azulgrana esta noche ha resultado preocupante.

Si terminamos el primer cuarto uno abajo, nos recuperamos en el segundo con unos grandes minutos de Tompkins, que se marchó a los trece puntos y quince de valoración en este periodo. Por contra, se mostró flojo Taylor, y volvió a tener un día gris Randolph. Aún así, nos fuimos al descanso con un 34-40. Vivieron los blaugranas del tiro libre (16-4 en los dos primeros cuartos), con solo ocho canastas en juego. Mientras el FC Barcelona había tirado ocho veces de tres, el Madrid ya llevaba la friolera de diecisiete triples, con ocho aciertos.

Heurtel fue sancionado con una falta intencionada en el tercer acto, en el que logramos ponernos once arriba (38-49, minuto 23), si bien un parcial de 12-0 (Facundo Campazzo había tenido que salir de la cancha con un corte en la ceja) devolvió la ventaja en el marcador a los locales (50-49). Al minuto 30, 56-58.

El último acto mantenía las espadas en alto. El Madrid no ha logrado lanzar un contragolpe en toda la final. Causeur no estaba siendo diferencial hoy. Seguíamos abusando del triple, y llegábamos a los minutos finales con una única falta en contra del FC Barcelona. Nunca se sabe si ese factor resulta positivo o negativo. A 2,25 del final, estábamos seis arriba (71-77). Parcial de 5-0 en contra, Llull llegando tarde a la marca sobre Kuric, que anota de tres (76-77). Nuevo triple errado del Madrid, y 78-77 final.

Si miramos los rebotes, veremos 33 para el FC Barcelona, y únicamente 21 para el Madrid. En cuanto a actuaciones individuales, solo Campazzo y Tompkins se salvan de la quema, debiendo mencionar igualmente a Rudy, que un día más se batió el cobre en defensa y cumplió en ataque.

Habrá cuarto partido el viernes, en el mismo escenario. Una lástima haber dejado pasar una gran oportunidad para cerrar un liga. A pesar de nuestra falta de claridad ofensiva durante muchos minutos del partido, la victoria ha estado en nuestras manos.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.


Fuente: elcarrildel2: tirando a dar
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.