CRÓNICA | Dos grandes cuartos: Real Madrid 79 – 66 Valencia Basket

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (79-66) al Valencia Basket, en el segundo partido de las semifinales de los play off por el título de la Liga ACB, disputado esta noche en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

Con este resultado, la eliminatoria parece comenzar a inclinarse hacia nuestros intereses. No ha sido, contra lo que pudiera parecer, una victoria fácil. Salió el Valencia concienciado de que debía dar un paso al frente, para intentar voltear la imagen del primer partido. Lo logró durante el primer cuarto, al final del cual llegó con ventaja en el marcador de 14-22. Les entraban los tiros a los visitantes, mientras el Madrid se mostraba lento y sin ideas en ataque, con juego espeso. Labeyrie salió en el quinteto inicial, con la pretensión de anular a Randolph. Lo hizo en este tramo inicial, para ser ampliamente superado después. El ritmo de juego era bajo, lo que sin duda favorecía los intereses visitantes.

El segundo cuarto fue totalmente diferente. Poco a poco pudo el Madrid acelerar el ritmo de juego. Llull acaparó protagonismo, y acierto, en estos minutos, sobre todo a partir de mediado el periodo. Buscó el balear las penetraciones, como manera de castigar la defensa naranja, a la vez que propiciar dos más unos. Lo consiguió en varias ocasiones. Sin embargo, cosa rara en él, falló los lanzamientos libres. Perdíamos los rebotes al minuto 15 (9-15), así como íbamos por debajo en los tiros de campo (52% frente a 56%). Tompkins aportaba triples, al igual que Taylor, muy trabajador un día más. Llull emergió entonces tras la línea de tres. Llegar en carrera y tirar. Primera ventaja: 37-36, a 1,25 del descanso. Parcial de 10-0, para marchar al vestuario con un nuevo triple de Llull, que dejaba el electrónico en un 42-36 (parcial de 28-14). El Madrid volvía por sus fueros. Ayón se subía al carro con muy buenos minutos. Habíamos sabido defender el poste bajo, privando a Valencia de uno de sus puntos más fuertes.

Imagen: realmadrid.com

El tercer cuarto volvió a ver a un Madrid arrollador. Comenzó con un triple de Randolph desde la esquina, y terminó con otro de Facu sobre la bocina, tras robo de Tompkins y asistencia al argentino. En medio, un marcador que poco a poco se iba ampliando a favor del Madrid. Randolph se las tuvo tiesas con varios jugadores contrarios. Don Rafael Serrano Velázquez, árbitro madrileño, pareció desprender un cierto tufo antimadridista en diversas acciones. Al minuto 30, 68-52 (parcial de 26-16).

Pareció que unos y otros comprendieron que la suerte estaba echada. Ambos equipos perdieron acierto en el cuarto postrero, con acciones un tanto precipitadas. En ese intercambio de golpes, salió favorecido el Madrid, que llegó a estar 19 arriba (77-58), a falta de 4,50 para el final. Tompkins acreditó su enorme calidad en sucesivas acciones. Felipe saltó a cancha a falta de cinco minutos para el final, cumpliendo así su partido número mil con la camiseta del Real Madrid. Recibió una merecida ovación. Estuvimos cuatro minutos sin anotar, lo que aprovechó Valencia para maquillar el marcador. Al minuto 40, 79-66, con un pobre 11-14 de parcial.

Destacaron Ayón, el mejor con 21 de valoración, seguido por Campazzo con 16, Tompkins (15), Randolph (14), Llull (13), Taylor (11) y Rudy (10). Estuvimos de nuevo brillantes en los lanzamientos (60% en tiros de dos, 43% en tiros de tres), mal en rebotes (28 frente a 37), muy bien en recuperaciones (13-3), y bien en asistencias (18-14).

El lunes toca el tercer partido. Será en Valencia. Esperamos que sea el último de la serie.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.


Fuente: elcarrildel2: tirando a dar
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.