PREVIA | Real Madrid vs Valencia Basket | Liga Endesa | Jornada 33

Una previa de: @danipuerto6

Regresa el Madrid a la Liga Endesa tras la decepción que supuso la Final Four y lo hace afrontando un choque complicado ante otro equipo de la parte alta de la tabla como el Valencia Basket, jugándose la jornada 33 dos días después por el aplazamiento debido al compromiso europeo.

Los Real Madrid – Valencia Basket se han convertido por méritos propios en clásicos de la ACB, partidos jugados con dureza y entre dos equipos que siempre tienen cuentas que saldar. El del martes es un partido que gana en importancia para el Madrid en esa guerra que mantiene con el Barça por el primer puesto, al contrario que Valencia, que inamovible ya en el cuarto puesto, sólo espera su inicio de playoff ante Unicaja.

El Madrid tendrá que solventar la excesiva carga de minutos que supone haber jugado nada menos que una Final Four, dos partidos contra CSKA primero y Fenerbahçe después que han limitado física y mentalmente al equipo de Laso, que no sólo deberá gestionar a su plantilla para competir, sino para evitar lesiones inoportunas o caídas en rendimiento por sobrecarga de minutos de jugadores vitales en el final de temporada.

Con el Valencia se han cebado las lesiones, pues a la de Matt Thomas, se unió la de Alberto Abalde, bajas que merman las posibilidades de Ponsarnau para rotar tanto como quisiera, al faltarle dos jugadores importantes en el exterior. Los Taronjas basan su juego sobre dos pilares, Bojan Dubljevic y Will Thomas y alrededor de los dos interiores se van juntando el resto, conformando una plantilla completa, no en vano alzaron la Eurocup ganándose estar en la próxima Euroliga gracias a ello.

Imagen: elespañol.com

Valencia es un equipo rocoso, que defiende bien su aro, no en vano es la tercera mejor defensa de la liga, justo antes que su rival, que es cuarto en esas lides. Ganar al Madrid dependerá de las opciones que tengan de minimizar el ataque blanco, logrando jugar con tanteos bajos, justo donde más cómodos se sienten y donde al Madrid le ocurre lo contrario. Los de Laso, con los años han logrado competir también en guarismos bajos, pese a que su ideal de juego sea el de correr, con posesiones cortas, intentando llevar el tanteo cerca de los noventa puntos, volviendo loco el partido y controlando el juego cuando más incontrolable parece, todo ello de la mano de un Facundo Campazzo que se ha convertido en un reto constante para los bases rivales, pero que llega muy castigado al ser uno de los jugadores más utilizados por su entrenador. Con Llull ya disponible, Laso puede rotar al argentino, aunque el de Mahón dista mucho del jugador diferencial que fue hace apenas dos temporadas, antes de su terrible lesión de rodilla y de los innumerables problemas físicos que le han roto el ritmo en esta campaña.

Dubljevic es un pivot que a Tavares le puede hacer mucho daño, pues aparte de su fortaleza física y capacidad de movimientos en el poste bajo, puede armar el tiro desde el 6.75m con buenos resultados, lo que obliga al gigante de Maio a salir de su zona de confort, salir de la pintura. También Thomas es buen tirador, aunque ese puesto de cuatro el Madrid lo puede defender mejor a través del buen momento que parecen atravesar Randolph y Thompkins, que se proyectan luego en ataque forzando a su par a un esfuerzo alto para detenerles. El tercero en ese juego interior valenciano es Mike Tobey, peleón, incómodo y que parece encaminarse a un emparejamiento con Gustavo Ayón cuando las primeras espadas deban descansar.

De resto, el Madrid querrá correr y el Valencia no, el Madrid buscará un ritmo alto y el Valencia ralentizar el juego en un intento por “desmontar” las virtudes de los de Laso, con Vives y Van Rossom metidos en un cuerpo a cuerpo con los bases blancos, menos dados a ese juego de roces constantes.

Aunque no podemos perder de vista a jugadores como Rafa Martínez, Doornekamp, San Emeterio, Sastre, Rudy, Taylor, Causeur o Jaycee Carroll, muchos jugadores de calidad, muchos actores secundarios capaces de aparecer y cambiar el partido en beneficio de su equipo, un choque de dos plantillas de calidad en un partido distinto, un gran partido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.