CRÓNICA | Panathinaikos 82 – 89 Real Madrid | Euroleague | Playoff | Round 3

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (82-89) en el tercer partido de la serie de cuartos de final de la Euroliga de baloncesto, lo que le da la clasificación para la Final Four que se celebrará en Vitoria entre el 17 y el 19 de Mayo próximos.

Victoria por la vía rápida, con suficiencia ante un Panatinaikos que lo intentó hasta el final, pero que tuvo que sucumbir ante la superioridad del Madrid. Se ha puesto de manifiesto en esta serie el valor del equipo, con un Facundo Campazzo estelar en la dirección del equipo, y un Pablo Laso que ha vuelto a mover sus piezas con maestría supina. Nos conduce el vitoriano a nuestra tercera Final Four consecutiva, la sexta en las ocho temporadas de Laso en el banquillo blanco, la séptima en nueve años.

Comenzó muy firme el Madrid, si bien no tardaron en contestar los griegos, que tendrían en Lojeski su mejor hombre en el primer tiempo. Un parcial de 7-0, dio la primera ventaja a los locales (16-14, minuto 7). Prepelic relevó a Campazzo. Nuestro porcentaje de tiros de dos era primoroso (7 de 7 en este cuarto), para un marcador al minuto 10 de 18-23.

Imagen: euroleague.net

El segundo cuarto fue de sequía atacante del Madrid. Un parcial de 10-2 aumentaría la ventaja helena. Fueron capaces de marchar al vestuario con un 41-36, tras unos paupérrimos trece puntos de los nuestros en diez minutos. Lojeski se había ido hasta los catorce puntos, imparable para los defensores blancos. Parcial de 16-2 en los últimos siete minutos de juego.

Tras el descanso, y visto que a campo abierto no lograban su objetivo, cambió Panatinaikos de táctica. Endureció el juego, si bien hoy los colegiados, con Lamonica al frente, no mostraron debilidad en ningún momento. Avanzaba con mucho esfuerzo el marcador de ambos equipos. Taylor continuó con su buena serie, anotando canastas de mucho mérito. Pitino manifestaba en el descanso que debían intentar que el Madrid buscara el tiro de tres.

Rudy trabajaba a destajo, y hasta Randolph se tiró al suelo en un par de ocasiones a la búsqueda de sendos balones perdidos. El Madrid apretaba las tuercas en defensa. Hubo una doble falta técnica, a Tavares por parte de los nuestros. Mejoraba el Madrid en los rebotes, lo que nos daba segundas opciones en ataque. Apareció entonces un gran Gustavo Ayón, que anotó y asistió. Llegamos al minuto 30 con tablas en el marcador: 58-58.

Imagen: euroleague.net

El último cuarto, con apariciones de Tompkins y Taylor, fue el de la conexión Ayón-Campazzo. Hubo asistencias del base inverosímiles, y canastas imposibles del mexicano. A falta de cinco minutos, cometimos nuestra cuarta falta personal, lo que sin duda fue un alivio para los griegos. Con 68-68, comenzó el despegue definitivo. Cuatro puntos de Ayón más un triple de Taylor pusieron el 70-75 en el electrónico. De ahí en adelante, el marcador nos fue simpre favorable. Se prolongó el partido por la lucha hasta el bocinazo final de los helenos, que se resistían a la eliminación. Minuto 40, 82-89, y el billete a Vitoria asegurado.

Brilló un día más Campazzo (29 de valoración), bien secundado por el resto. 18 valoró Rudy, 17 Ayón, 14 Taylor, 11 Randolph, con todos cumpliendo su misión y sus minutos en cancha. 35 rebotes contra 23. 22 asistencias. 70% en tiro de dos.

Enhorabuena a los madridistas, que no tienen excusa para acudir en masa a animar a los nuestros en la Final Four que se viene a toda velocidad.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.


Fuente: elcarrildel2: tirando a dar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.