CRÓNICA | Herbalife Gran Canaria 71 – 77 Real Madrid | Liga Endesa | Jornada 26

Una crónica de: @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (71-77) al Gran Canaria, en el partido correspondiente a la Jornada 26 de la temporada regular de la Liga ACB, disputado en el Pabellón Gran Canaria Arena, de la ciudad insular.

Fue una victoria sufrida, como viene siendo habitual en nuestras visitas a las Islas Afortunadas. En esta ocasión, hubo que vencer desde la defensa, ya que no tuvimos nuestra mejor tarde en el tiro exterior, principalmente en el lanzamiento de tres: 4 de 23, apenas un 18%.

A la baja de Llull, se unió la de Gustavo Ayón. Eso dejó expedito el terreno a Walter Tavares, que volvió a realizar un gran partido (9 puntos, 12 rebotes, 18 de valoración), si bien debe controlar esos accesos repentinos de enfado, que le volvieron a costar una técnica.

Tuvo sus momentos Felipe Reyes (6 minutos en cancha) si bien el protagonismo mayor lo asumió Tompkins, que se vio obligado a jugar de cinco en diferentes fases del encuentro. Peleó bien el americano, que sin embargo, si bien esa lucha bajo los tableros le restó frescura en ataque, en el tiro exterior.

Campazzo fue protagonista una tarde más. Estuvo 33 minutos en cancha, en los que supo conducir con acierto al equipo. Se vio acompañado por un buen Causeur en la segunda mitad, pues hasta entonces no había aparecido el francés en pista.

Cumplía Gran Canaria su principal objetivo, que era impedir que el Madrid corriera, y que anotase. En el primer cuarto, 14 puntos. En el segundo, 13. Decía Carroll al descanso que peor no se podía hacer.

Imagen: EFE

Acertó el de Wyoming. Los dos últimos cuartos vieron cincuenta puntos del Madrid, que a la vez subió un punto la defensa. Superamos en rebotes a los locales (33-25), con un Tavares muy acertado en el ofensivo: ocho capturó Walter en la pintura canaria.

Rudy también puso su grano de arena. Se marchó dolorido el balear en los últimos instantes del partido. Esperemos que no sea nada. La intercepción de la línea de pase, que tan bien domina, fue el primer eslabón en el aumento de la presión defensiva del Madrid. A partir de ella se lograron varios robos, con sus correspondientes transiciones rápidas hacia el aro contrario.

Nos fuimos con ventaja en el marcador al minuto 30 (49-51), tras haber anotado 24, y dejar a los isleños en 14. Gran Canaria acumulaba pérdidas, cuatro en este tramo para ocho en total. Se volvieron a escuchar los manidos cánticos de así gana el Madrid, o el de manos arriba esto es un atraco. Nada que nos sorprenda a estas alturas.

El último tramo vivió una reacción momentánea de los amarillos, con seis puntos seguidos de su tirador Vene, pero fue un espejismo. El Madrid había cogido el mando del juego, que ya no abandonaría hasta el final. Pérez Pizarro se puso puntilloso con el instant replay.

Con 63-66, Hannah fue sancionado con técnica, por protestar airadamente una falta personal que era clara. Los tiros libres sirvieron para abrir una pequeña brecha en el marcador (65-69, a 3,55 del final) que ya sería prácticamente definitiva.

Minuto 40, 71-77. Final del partido. Victoria trabajada, que da paso a una semana entera sin viajes ni partidos. Bueno será coger las debidas fuerzas pensando en el cruce de Euroliga contra Panatinaikos. Al fondo, la Final Four de Vitoria.

Buenos días a todos. HALA MADRID.


Fuente: elcarrildel2: tirando a dar
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.