CRÓNICA | El Castilla se queda con ganas de más: Real Madrid Castilla 1 – 1 Salmantino

Una crónica de: @luismanper

En otra jornada de máxima igualdad en el grupo I de Segunda B, el Castilla no ha sido capaz de pasar del empate a 1 ante el sucesor de la histórica UDS Salamanca, a pesar de que ha sido el claro dominador del partido pero una vez más le ha faltado mordiente ofensiva para materializar el dominio en el marcador y ha perdido la ocasión de colocarse en segunda posición aprovechando la derrota del filial del Atleti.

En el partido de hoy volvió Manolo Díaz al 4-3-3 formado por Luca Zidane en portería, quien volvía al Castilla tras haber jugado el pasado domingo con el primer equipo, los laterales los ocuparon Dani Fernández y Fran García mientras que los centrales quedaron para Álex Martín y el capitán castillista Javi Sánchez, el eje del equipo corrió a cargo de Jaume Grau, flanqueado en el mediocampo por Seoane y Fidalgo, con De Frutos y Alberto como extremos y Cristo como única referencia ofensiva.

El primer tiempo transcurrió con un dominio insulso del Castilla, en el que se adueñó la posesión sin ser capaz de penetrar la poblada defensa de 5 que había planteado Antonio Calderón (exfutbolista y exentrenador del Fuenlabrada que complicó una eliminatoria copera al primer equipo del Real Madrid) había apostado para taponar todas las acciones de peligro del Castilla, por lo tanto la primera mitad fue totalmente anodina en la que solo destacó Cristo con dos pases magníficos que De Frutos desaprovechó.

Sin embargo en la segunda mitad el Castilla se aclaró las ideas y empezó a crear peligro mucho más real en el área del cancerbero cántabro Sotres, pero al mismo tiempo también empezó a dejar muchos huecos atrás y uno de ellos lo aprovechó el Salmantino para adelantarse en el marcador, pues el primer disparo del contragolpe lo rechazó Luca pero Dani Fernández no acertó a despejar un balón que quedó muerto a los pies del atacante charro que fusiló sin contemplaciones a Luca para poner el 0-1.

Imagen: realmadrid.com

En ese momento, Manolo Díaz metió más madera arriba sacando a un delantero como Dani Gómez en lugar de un mediocampista como Seoane, y su audacia tuvo su recompensa pues tras un gran recorte de Dani Fernández, el balón llegó a De Frutos quien llegó a la línea de fondo para dar el pase de la muerte a Cristo que solo tuvo que empujar para empatar el partido, es muy meritorio lo del delantero canario que lleva ya la nada despreciable cifra de 15 goles en un Castilla en el que no abundan los goles precisamente.

Esa falta de instinto goleador condenó al Castilla hoy a no pasar del empate, pues no fue capaz de convertir las distintas ocasiones de gol de las que dispuso ante un Salmantino que tras el empate se encerró a conservar el resultado mientras esperaba a ver si sonaba la flauta en algún contraataque que pillara desprevenida a la defensa castillista, ni siquiera los cambios de Alberto y Jaume Grau para dar entrada a César Gelabert y Martín Calderón consiguieron romper la igualdad en el marcador con la que concluyó el partido, a pesar de que el Castilla lo intentó de todas las maneras en los últimos minutos, tuvo desde una falta directa que Martín Calderón sacó del Di Stéfano hasta un peligrosísimo disparo desde la frontal del área de Fidalgo que obligó al portero visitante a dar lo mejor de sí para evitar la victoria del Castilla, finalmente el partido murió con un barullo en el área del equipo salmantino que acabó rematando Cristo para estrellar el balón en un defensor.

Con este empate el Castilla se queda tercero a 3 puntos del líder de su grupo  y empatado a puntos con el segundo que es el Atleti B y que hoy ha caído derrotado por el Guijuelo, próximo rival al que se enfrentarán los chicos de Manolo Díaz. Pase lo que pase el próximo domingo, nos queda un final de Liga de infarto en el que puede pasar de todo, pues a día de hoy los seis primeros del grupo I de Segunda B están apretadísimos en apenas 5 puntos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.