OPINIÓN | La Caverna: Mamporreando a Gargamel

Un articulo de: @ErZuru2000

Con la venia.

Hace mucho, mucho, mucho tiempo que venimos oyendo hablar de La Caverna. Diría que todo empezó a tomar cuerpo cuando Pep, el lazi nacido en el Reino de los Campanarios, llegó muy campanudo él, a aquella famosa rueda de prensa en el Bernabéu en aquellas semifinales de Champions. Insultó a todos los periodistas allí presentes, insultó al presidente del Real Madrid y de rebote a todo el madridismo, club y aficionados incluidos.

Del presidente dijo que era el puto amo. ¿El puto amo de qué?, nos preguntamos muchos. Ya saben, el puto amo que maneja los hilos, que diría Pokerman Piqué. ¿Qué hilos?, me he preguntado siempre. Ya saben: los hilos de los álbitros, de la Federación, de los infinitos comités, de los periódicos, de las tv’s y hasta del consejo de ministros. Y la pregunta del millón: ¿Cómo es posible que semejante manejador de hilos permita que le chuleen en su cara? ¿Cómo es posible que un hilandero tan poderoso solo haya conseguido ganar dos ligar en diez años? Es entonces cuando todo el chiringuito de mediocridades y victimismo se viene abajo. 

A los periodistas presentes y/o ausentes los tildó de pertenecer a una especie de secta merengue: La Central Lechera a las órdenes del puto amo. Ninguno de los presentes y ausentes, se dio por aludido. Ninguno de los presentes, se levantó y se fue, como sí hicieron en cierta ocasión cuando Mourinho cedió una rueda de prensa a Karanka. Si ese día no bramaron contra el ilustre lazi, solo puede deberse a dos motivos no excluyentes: o son unos cobardes de cojones o no se dieron por aludidos porque no tenían por qué. Simplemente no pertenecían ni pertenecen a ninguna secta mediática a las órdenes del puto amo Florentino.

Casi nadie recuerda que, previamente a esa infame rueda de prensa y pocos días antes, el Madrid se había pasado por la piedra al imbatible equipo del lazi Pep en su mejor y más esplendoroso momento. Aquella final de Copa a cara de perro con Mou en el banquillo. Aquella derrota les pilló a pie cambiado. Era inesperada. Había un equipo que les había encontrado las vueltas. Y no se podía permitir. Entonces hicieron lo que el catalanismo rancio y secular suele hacer en épocas de apuros: tirar de victimismo.  Otrora fueron Franco, Guruceta, Pepeplaza. En ese momento le tocó al puto amo Florentino y a su Central Lechera.

El lazi Pep soltó el mensaje: esto es una encerrona que nos tienen preparada el puto amo y La Central Lechera, convenientemente exorcizados por Mourinho. Y funcionó. Pepe se fue a la calle, previa voltereta del saltimbanqui Alves. Y de este modo, la Central Lechera jugó, en su momento, el mismo papel que Guruceta o Pepeplaza.

Hoy, miércoles seis de febrero de 2019 nos levantamos con un artículo de El Hacha, aka Rubén Uría, para una web que se llama goal.com. En él, hace exactamente lo mismo que hizo el lazi Pep en aquella rueda de prensa. Inventarse un enemigo imaginario y una excusa.

Se lo pueden ahorrar, si lo desean. Yo les hago un breve resumen. Pone de vuelta y media a la otrora famosa Central Lechera, llamada ahora La Caverna. No da nombres, ni de medios ni de personas físicas. Le falta coraje para dar nombres, si los hubiera, pero como no los hay, lo que es falta es dignidad. Lo único que hace es poner un adjetivo detrás de otro, en una frase tras otra donde los sujetos están omitidos. Y, claro, nadie se dará por aludido, porque nadie cree ser un mamporrero de Florentino. Tal vez, todo lo contrario. Afinando mucho, pudieran darse por aludidos los cuatro periodistas que trabajan en RMTV. Y, tal vez, ni esos.

El Hacha hace lo mismo que todo buen catalán de rancio abolengo que se precie. Cuando acecha el peligro, se echa la culpa a otro u otros. Sí ya sé que El Hacha no es catalán, a nuestros efectos, como si lo fuera ya que sus garbanzos vienen de allí. El Hacha es asalariado de Gargamel. Y se están empezando a escuchar cosas muy feas de este siniestro sujeto. Cosas muy feas. Sobre todo en redes sociales. ¿Qué hacer?, fácil, lo mismo que hizo el lazi Pep, inventarse un enemigo externo que no existe: La Caverna. La Caverna es el Grifo, el Unicornio, el Pegaso del culéindependentismo. Un ser mítico para mentes pobres y calenturientas. Es La Caverna la que habla mal de Gargamel, del VAR y de las extrañas realizaciones que hace TeleRoures. Y no es cierto, y lo saben. Son las redes sociales. Las mismas que intentan silenciar.

No obstante y a pesar de lo dicho, vamos a echarle un poco de buena fe. No caigamos en el dogmatismo. Demos el beneficio de la duda a El Hacha. Vamos a pasar lista de medios y veamos cuántos de ellos pudieran formar parte de La Caverna.

 

Las radios. Sobre todo fíjense en quienes fijan las líneas editoriales.

1. El Larguero de la Ser. Manolo-dos a los mandos. Meana de entrevistaor estrella. Axel Torres, ese extraño y longilíneo Pichurrín Iturralde o Mikael Robinson. No, me parece que no. ¡Ah!, se me olvidaba el Minilama, Antoñito Romero.

2. El Transistor de Onda Cero. Peperra a los mandos. Mr Chip de ejperto estadístico y forofón antiflorentiniano. Angelito Cappa, Santi Segurola, entre otros. Tampoco parece.

3. El partidazo de Cope. El Juanma, el del escándalo mundial, a los mandos. Brotons, Manolo-uno, Policarpo Trincón, Pérez de Rozas, el Alcalá, Miguelito, Picaflor Gónzalez, Roberto Palomín Palomar. No sé yo. Tampoco veo a ningún pretoriano del madridismo irracional y ultra. Todo lo contrario.

4. Al primer palo de esRadio. Juanma, voy y vengo y por el camino yo me entretengo, a los mandos. Un personaje que se ha comido a uno que un día pareció que iba a ser. Aquí hay de todo, pero lo que predomina en la línea editorial del centro es el amor al henmano alético y la reverencia casi mamadora a Enrique Cerezo. Salvo algún colaborador eventual como Paul Tenorio, no veo yo ardor guerrero. Se impone el biempensao, que es ese peculiar periodista que no ha dado un puto palo al agua en su vida y que piensa que to er mundo eh güeno. Más que nada porque asumir lo contrario puede acarrear mucho trabajo de investigación.

5. Radio Marca. Es la arradio del periódico Marca, del que después habláremos. Edu García es el jefe. Es el mismo que mandó a Bale a buscarse un terapeuta durante la retransmisión de un partido. Sus más afamados comentadores son el NiniodeMamáMiró, Davi Nimepeino Nimeducho Sánchez, Mr. Rabillo, Antoñito Sanz. Comenta los partidos del Madrid, MAR, el tipo que dijo que había que echar a Benzemá. Hay más, en todas las emisoras hay más. Estos, me valen como ejemplos.

6. Supongo que por esos mundos de Dios, habrá emisoras locales de mayor o menor ámbito con nulo poder de influir en nadie. Así pues, no los tendremos en cuenta.

 

Los panfletos. Más de lo mismo. Las líneas editoriales

1. El As de la Ouija. Solo contemplar la posibilidad de que el As de la Ouija pudiese formar parte de La Caverna mediática madridista, hace que me descojone a mandíbula batiente. El que dirige el cotarro es Alfredo. Antes también ponía fotos en la contraportada de mujeres medio desnudas. Una vez les dio por perseguir a un niño noruego de 15 años. Y todo porque fue fichaje de Florentino. No hay más que decir.

2. El Marca de la Hernia. El Gallardo, dirige. A título particular he de decir que me ha bloqueado en twitter. No sabría decirles los motivos. Escriben Palomín Palomar y Bobby Gómez. Este periódico ha tenida el honor de provocar que Florentino convocase una rueda de prensa para desmentirles una noticia. Su defensa, ya mítica, fue una portada al día posterior, diciendo que Marca nunca miente aportando como prueba unos guasap de vaya usted a saber dónde. Bale está esperando la disculpa. No parece, no.

3. De los libelos y octavillas del Reino de los Campanarios y de otros reinos, ni hablamos.

 

Las televisiones.

1. El Chiringo. Pedrerol a los mandos. Programa de entretenimiento para insomnes, aburridos, ociosos y mentes de limitada capacidad intelectual. El 95% de los que salen ahí pueden catalogarse como bufones y payasos que desarrollan, con mayor o menor acierto, personajes creados o aprendidos y destinados a eso…a gente con amplias tragaderas. La catadura moral del personal quedó retratada, negro sobre blanco, en el escabroso tema del arquitecto. No, aquí tampoco parece haber acérrimos madridistas dispuestos a lo que sea sin importarle las consecuencias. Sobre todo cuando las consecuencias podrían suponer las pérdidas de unos eurillos.

2. Estudio Estadio. El Rivero a los mandos. Intervienen NiniodeMamáMiró, Brotons, Bobby, el que se peina poco y se ducha menos, el Manolete con un teléfono, el Juan Gato (el de Reus) y creo haber visto alguna vez de pasada al Molécula. ¡Ah!, también va Maroto, aquel que se fue a hacer un publirreportaje a Qatar, para el As, sobre las idóneas condiciones laborales de los trabajadores. Aire acondicionado y jacuzzi, nos dijo. 1500 muertos. Pero sobre todo el pograma es famoso por sus encuestas. Un ejemplo muy demostrativo y muy recurrente:

No, tampoco parece que aquí encontremos aguerridos ultras blancos cavernarios.

3. El golazo de gol. Casi que me da vergüenza. Manolo y Caraprepucio a los mandos. Gargamel es el dueño del canal. No creo que haga falta decir mucho más. Seguro que recuerdan aquel trabajito que hicieron en Gol demostrando los tres mil y pico penaltis que los árbitros no pitaron (y debieron) en la Champions contra el Real. Que el Real fuese el único equipo español vivo, les importó poco. Que fuese conveniente para sus audiencias y su negocio, les importó menos. No, no creo que en este canalillo vayamos a encontrar cavernarios. Aquí también trabaja el pelotérrimo Felipe del Campo, capaz de explicar lo inexplicable, si eso supone defender a Tebas, el asesor de Piterman. Ya saben, íntimo de Gargamel.

4. Deportes Cuatro. Julito Pulido, también tertulianense de la Cope, editaba la cosa o la edita aún, lo ignoro. Con eso está todo dicho. Antes se lo montaba con los manolos. Honestamente, desconozco si se sigue dedicando a lo mismo o a otros asuntos todavía menos importantes. Odiaba a Florentino. No, no parece que en este rincón vayamos a rascar mucho madridismo cavernario.

Creo que están todos los importantes. Juzguen ustedes mismos.

Tan solo nos queda el canal del Madrid. Y no se crean porque, como todos ustedes saben, casi a diario asoman sus jetas, en las tertulias, algunos personajes más falsos que el beso de judas, capaces de una cosa y la contraria en cuestión de horas. Quitando de la ecuación a Miguel Ángel Muñoz y a Jesús Alcaide, que comenten el grave delito de defender al club desde la televisión del club, no soy capaz de encontrar un periodista independiente de cierta enjundia que se parta el pecho por el Madrid allá dónde vaya y que lo haga al modo en el que nos lo describe El Hacha. Tal que así:

“Que a día de hoy son legión”, dice. O es un mentiroso, bastante probable; o es un biempagao, casi seguro; o no sabe contar, no descartable; o es un colgao que vive en Matrix…y necesita la pastilla azul (o roja, no recuerdo). Es la misma justificación de siempre: el puto amo, la Central Lechera, España nos roba y similares. El lazi Pep lo utilizó cuando vio que enfrente, por primera vez en mucho tiempo, tenía un equipo dispuesto a pelearle. El Hacha ahora se dedica a insultar a un fantasma porque cobra de quien cobra y el personaje está adquiriendo una notoriedad que no le conviene. Se hace necesario buscar un enemigo externo, aunque no exista. Hoy todo el mundo habla de El Hacha y su grotesco y falsario artículo. Y nadie de la tomadura de pelo del VAR ni de las extrañas maneras de su dueño, ni del otro pájaro que lo compró para Laliga. Yo a El Hacha hoy me lo imagino en posición de firmes y en primer tiempo de saludo: “A sus órdenes, Vuecencia Roures”.

 

Un comentario sobre “OPINIÓN | La Caverna: Mamporreando a Gargamel

  • el 6 Febrero, 2019 a las 20:37
    Permalink

    Extraordinario, cosa normal por otro lado.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.