CRÓNICA | Meritorio empate del Castilla: RM Castilla 1 – 1 Unión Adarve

Una crónica de: @luismanper

Tras la decepcionante derrota de la pasada semana en casa de la Gimnástica Segoviana, el Castilla sigue su errática trayectoria en la mitad de la clasificación del grupo I de Segunda División B, casi a la misma distancia de los puestos de play-off que de del descenso, pero más cerca de la quema que de los 4 primeros puestos, lo cual habla bastante mal de la irregular temporada que está desarrollando el filial del Real Madrid. Hay que reconocer que el Castilla hoy ha dado la cara ante el Unión Adarve, admirable equipo del barrio del Pilar de Madrid que con una magnífica gestión no solo ha logrado ascender a la categoría de bronce del fútbol español sino que parece que se va a consolidar en Segunda B.

Sacó Solari hoy el once que viene repitiendo en los últimos partidos compuesto por Luca Zidane en portería, en el lateral derecho Álvaro Tejero que hoy volvía al once tras su suplencia en Segovia y en el izquierdo Quezada que sustituía a Reguilón que se lesionó la semana pasada en la Albuera, los centrales fueron Manu Hernando y José León, el mediocentro defensivo lo ocupó Jaume Grau, acompañado por Seoane como interior, siendo Óscar el mediapunta, Mancebo y Franchu los extremos y Dani Gómez fue el único delantero centro.

La primera parte tuvo poca historia ya que apenas hubo ocasiones y sí mucho juego aéreo y a punto estuvo de aprovecharlo José León rematando un córner cerca del descanso que atrapó el portero visitante con muchas dificultades, también veíamos muchos encontronazos de Dani Gómez con los veteranos defensas madrileños, hasta el punto de que al filo del descanso el delantero de Alcorcón se tomó la justicia por su mano y propinó un puñetazo a un defensa después de recibir el enésimo “recado” por parte de los defensores del Unión Adarve. El árbitro vio la agresión y no dudó en expulsar a Dani Gómez, que hoy se ha autoexpulsado dejando a su equipo con 10 toda la segunda mitad, después de haber perdido los papeles como ha hecho hoy a ver si el canterano se atreve a volver a filtrar a la prensa que Solari no lo pone porque se ha negado a renovar su contrato que le expira este verano.

La segunda parte comenzó con un dominio total del Unión Adarve quien dominaba por completo el balón, esperando pacientemente su oportunidad para adelantarse en el marcador y encerrarse atrás aprovechando su superioridad numérica, y esa ocasión llegaría tras una inexplicable pérdida de balón en su propio campo de Jaume Grau que acabó en un pase al hueco que dejó solo al atacante del Unión Adarve, quien colocó un trallazo inapelable a la escuadra de Luca Zidane, quien nada pudo hacer para parar semejante misil que rubricó el 0-1, el portero francés sí intervino poco después para detener otro peligroso disparo visitante que estuvo a punto de convertirse en el 0-2.

Pero el Castilla sacó el orgullo y empezó a crear peligro sobre todo por medio de Franchu quien volvió locos a los defensas rivales desbordando constantemente por su banda, su gran papel hace aún más inexplicable que Solari le quitara la titularidad hace varios partidos para apostar por un jugador inoperante en ataque pero con gran trabajo defensivo como Mancebo, a quien sustituyó poco después por Cristo y luego haría lo propio quitando a Seoane para dar entrada a Fidalgo.

Una falta provocada por Franchu (quien si no), la lanzó Óscar con su habitual peligrosidad y salió rozando el larguero, pero el gol llegaría en un balón metido a la olla en los últimos minutos cuyo rechace cayó a Manu Hernando y demostrando que es el defensa con más calidad del Castilla, puso un centro magnífico al segundo palo que firmaría el mejor extremo derecho y que el recién salido Fidalgo cabecearía en plancha a la red para colocar el 1-1 con algo de suspense, ya que en un primer momento pareció que el linier levantaba la bandera para anular el gol, pero finalmente el tanto subió al marcador y el Castilla logró empatar el partido, a pesar de haber jugado toda la segunda parte con un jugador menos debido a la infantil autoexpulsión de Dani Gómez, incluso dispuso el filial de un último córner para ganar el partido pero la defensa del Unión Adarve despejó el balón y tuvo el último ataque del partido que afortunadamente la defensa castillista logró despejar para firmar el 1-1 final.

Por lo tanto, el Castilla ha sumado hoy un meritorio punto sobreponiéndose a una inferioridad numérica todo el segundo tiempo y con el marcador adverso, pero a efectos de clasificación el Castilla sigue instalado en tierra de nadie, y como el filial no espabile y encadene un par de victorias consecutivas puede acabar sufriendo para mantener la categoría, en lo que sería el culmen de una temporada que ha dejado mucho que desear desde el principio y en la que la mejor noticia para el Castilla sería que esta nefasta temporada termine cuanto antes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.