OPINIÓN | La leyenda negra de Laso

Un articulo de: @jmcanasv

El partido del pasado jueves ante CSKA fue muy especial para Pablo Laso. El técnico madridista cumplia 500 partidos en el banquillo blanco. Desde que el técnico vitoriano volviera en 2011 a la capital, el Real Madrid ha conquistado nada menos que una Euroliga (la ansiada Novena), una Intercontinental, tres Ligas y cinco Copas del Rey pero al igual que a todos los grandes entrenadores de la historia del Madrid una Leyenda Negra le acompaña.

Si de Pedro Ferrándiz se decía que era un auténtico ogro que poco menos que maltrataba a sus jugadores y a Lolo Sáinz siempre se le echará en cara que no llevase  a Gasol a los Juegos Olímpicos de Sidney, Laso siempre tendrá que cargar con la muletilla de que no sabe utilizar a los pívots. ¿Es esto cierto, o es una simple invención de sus detractores? ¿Ha tenido Laso cracks en la pintura infrautilizados o realmente nunca ha tenido un factor diferencial como hoy en día parece ser Edy Tavares? ¿Ha sido Laso un punto negro en sus carreras o por el contrario, los jugadores que no han triunfado en el Madrid tampoco lo han hecho en el resto de sus equipos?. Para saberlo repasemos que centers ha tenido a su disposición el vitoriano a lo largo de estos años y cuál ha sido su evolución tanto antes como después de pasar por el equipo blanco.

Este resumen se limita a jugadores interiores de los de antes, jugadores que dominaron o deberían haber dominado en la zona, por lo que cuatros que de vez en cuando pisaban la zona pero que la mayor parte de su trabajo lo realizaban fuera de ella (como son los casos de Novica Velickovic, Nikola Mirotic, Chapu Nocioni o el propio Anthony Randolph) no están incluídos, tampoco un Serge Ibaka que apenas estuvo un par de meses en Madrid por culpa del lock-out de la NBA en 2012, ni unos Kuzmic o Tavares que llevan demasiado poco para saber como será su progresión al lado de Pablo Laso…

 

Ante Tomic (2011-2012)

Presente en las dos campañas de Messina al frente del equipo blanco con resultado muy irregular, Tomic tampoco logró explotar con Laso en el banquillo. Demasiado joven y sin garra, Tomic fue incapaz en su etapa madridista de imponerse a sus homólogos en la pintura lo que no le evitó ser designado en el quinteto ideal de la Liga el verano anterior a que Laso llegara a Madrid.

En la única temporada en la que ambos coincidieron en la capital, Tomic fue perdiendo poco a poco protagonismo en favor de Mirza Begic, jugador bosnio sin tanta calidad pero algo más trabajador. Su pésima final liguera ante el Barça en 2012 en la que Fran Vázquez le masacró fue la gota que colmó el vaso y por la que tendría que abandonar el Madrid ese mismo verano.

Tras marcharse del equipo blanco, Tomic recaló en el Barça donde aunque es verdad que ha jugador mejor y ha tenido mucho mayor protagonismo tampoco ha logrado ser el líder que los azulgranas pretendían. El hombre que se marchó a la Ciudad para conquistar títulos apenas ha levantado una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa. En cuanto galardones individuales apenas un par de presencias en el quinteto ideal de la Euroliga y otro en el de la Liga en los casi seis años que lleva en la Ciudad Condal.

 

Mirza Begic (2011-2013)

Un prometedor Mirza Begic llegó a Madrid en 2011 procedente  del Zalgiris con el objetivo de dar descanso a Tomic en la pintura madridista. La salida por bajo rendimiento del croata daría a Begic la oportunidad de ganarse el puesto de titular al año siguiente; sin embargo, las lesiones y la irregularidad de Begic cortarían por completo su progresión. Tras su salida del Madrid en 2013, la carrera del pívot de 2,20 tampoco despegaría quedando sus breves  pasos por Olympiacos (de donde sería despedido por una pelea en la cancha), Baskonia o Bilbao como únicas referencias reseñables. En la actualidad, acaba de volver al  Olimpija de Ljubljana tras haber estado jugando durante el último medio año en el Petrochimi iraní.

 

Rafael Hettsheimeier (2012-2013)

Un auténtico trotamundos del basket, tras haber pasado por diversos equipos de España como Lleida, Obradoiro o CAI Zaragoza Rafa Hettsheimeir fichaba en Octubre de 2012 por el Real Madrid. Sin embargo, el brasileño nunca logró adaptarse al juego de Laso y apenas contó con minutos en Madrid por lo que al verano siguiente. Jugador de perfil medio, Hetts tampoco triunfaría posteriormente en Unicaja y tuvo que volver al Bauru brasileño, equipo con el que se enfrentaría en la final de la Intercontinental de 2015. Actualmente, y tras haber estado unos meses el año pasado en Fuenlabrada, Hettsheimeir juega en los Santeros de Aguada de Puerto Rico.

 

Marcus Slaughter (2012-2015)

Pese a no ser propiamente un cinco ni ser el jugador de grandísima calidad, lo cierto es que Slaughter ha sido de los jugadores interiores que mejor ha rendido con Laso. Jugador eminentemente defensivo, ‘Masacre’ recaló en Madrid tras un paso por equipo fuera de la elite como Valladolid o Brose, y pronto Laso demostró que iba a ser muy importante en su esquema. Al no tener un buen tiro de media distancia ni poder defender a jugadores mucho más altos que él, Laso decidió utilizar a Slaughter como su principal punta de lanza defensiva y sorprendentemente acabó siendo en muchas ocasiones el mejor defensor de los bases y escoltas rivales hasta tal punto que la defensa madridista en ocasiones acababa siendo conocida como “zona Slaughter”.

Tras tres temporadas en las que Slaughter se ganó el cariño y el respeto de todo el Palacio de los Deportes, Marcus se marcharía a Turquía tras el escándalo de los pasaportes pero sin  Laso a su lado su influencia decrecería muchísimo y ahora intenta volver a la elite de mano de un histórico en horas bajas como la VIrtus de Bologna

 

Ioannis Bourousis (2013-2015)

Uno de los casos que más en cara se le echa en cara al técnico vitoriano. Tras haber sido cortado por Olympiacos en 2011 y haber fracasado en el intento de reflotar al Olimpia Milan, el Madrid decidía rescatar para la elite al jugador heleno en 2013. Tras una gran primera temporada en la que Bou fue un jugador fundamental para Laso, todo cambiaria con la presencia de Ayón en la plantilla al año  siguiente. El griego no sabría adaptarse a un rol más secundario y las broncas con el entrenador se multiplicarían lo que provocaría su salida del equipo madridista tras la Perfect Season.

Su gigantesca primera campaña en Baskonia (en la que fue nombrado MVP de la Liga Endesa y mejor pívot de la Euroliga) pareció poner a la luz que haberle cortado había sido un gran error, pero el año pasado volvió a bajar de forma muy drástica su rendimiento y ahora juega en la potente económicamente pero nada competitiva liga China.

 

Salah Mejri (2013-2015)

Haber sido nombrado mejor jugador joven de la Liga Endesa en 2013 le llevó a fichar por el Real Madrid como una prometedora promesa. Sin embargo, el gigantón tunecino no lograría destacar en el equipo blanco. La falta de algunos conceptos básicos, su incapacidad para coger rebotes en principio muy sencillos para un jugador de su altura y una actitud competitiva bastante mejorable provocó que apenas tuviese minutos en el equipo madridista.

De forma sorprendente en 2015 Mejri ficharía por los Dallas Mavericks de la NBA donde permanece hasta la actualidad promediando 12 minutos, 3 puntos y 4 rebotes por partido.

 

Willy Hernangómez (2015-2016)

El otro gran argumento de sus detractores para atacar a Laso. Tras un brillante paso por el Baloncesto Sevilla, el mayor de los Hernangómez volvía a Madrid dispuesto a ganarse un puesto en el equipo. Sin embargo, la falta de minutos unido a las ganas de Willy de marcharse a la NBA, conllevaron su salida del equipo sin apenas haber podido demostrar su calidad al siguiente verano. Tras una gran primera temporada de rookie en los Knicks, ahora Willy no parece estar pasando su mejor momento y apenas cuenta para Hornacek.

 

Maurice N’Dour (2015-2016)

Fichaje claramente decepcionante. Internacional con Senegal en el Mundial de España, Ndour llegaba a Madrid para reforzar la pintura. Sin embargo, el hecho de que esta fue su primera experiencia profesional tras salir de la NCAA y que cada vez que saltaba a la cancha parecía completamente perdido desencadenaron su marcha al año siguiente. Que vieron los  Knicks en él tras su paso por Madrid es uno de los grandes misterios del baloncesto y ahora está en la liga de desarrollo intentando, sin demasiado éxito, volver a tener otra oportunidad en la NBA.

 

Augusto César Lima (2016)

La falta de efectivos en la pintura llevó al Madrid en Enero de 2016 a traerse al pívot brasileño antes de tiempo que estaba cedido en Murcia por el equipo blanco. Sin embargo, el salto de nivel competitivo y el cambio de ciudad pareció afectar mucho a Lima que al final de la temporada se marcharía cedido a Zalgiris donde tampoco tuvo continuidad y ahora juega en la liga china.

 

Othello Hunter (2016-2017)

Jugador intimidante y poderoso bajo los aros, Hunter llegaba a Madrid tras un más que aceptable paso por Olympiacos. El americano comenzó muy bien la campaña y el Madrid parecía por fin haber encontrado un sustituto para Slaughter (a quien parecía haber echado de menos el año anterior) pero poco a poco su rendimiento fue bajando y acabó siendo más un lastre que una ayuda. Sin embargo, las malas lenguas dicen que fue su comportamiento fuera de las canchas lo que acabaron provocando su salida el pasado verano.

 

Felipe Reyes (2011-)

Decir algo positivo del capitán es redundante. Felipe lleva desde 2005 en el equipo y sigue siendo una pieza fundamental. Mejor interior del equipo año tras año su rendimiento es increíble. A sus 37 años  Reyes ha sido decisivo en mantener al Madrid en lo más alto pese a las lesiones de Ayón, Kuzmic y Randolph.

 

Gustavo Ayón (2014-)

El Titán fichó por el Real Madrid en 2014 y su progresión no ha podido ser mejor. En apenas 3 temporadas el mexicano pasó ser cortado en la NBA y despreciado por el Barça (que tenía sus derechos) a ser uno de los mejores centers de Europa. Su  gran visión de juego y movilidad en la pintura hacen que Gustavo sea un hombre fundamental para un equipo que espera con ansiedad que vuelva de su larga lesión.

En definitiva, de los 10 pívots que han salido del Madrid en estos 6 años y medio solamente Ante Tomic ha logrado un rendimiento más o menos regular en la elite más allá de una temporada y son precisamente los dos que siguen vistiendo de blanco los únicos que siguen siendo gran referencia en la elite europea. Teniendo en cuenta que además en algunos casos -como el de Marcus Slaughter- el  mejor momento de estos jugadores ha sido precisamente cuando vestían de blanco tal vez la leyenda negra no tenga tanto fundamento como algunos creen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.