CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Caer sí, rendirse nunca: CSKA Moscú 93 – 87 Real Madrid

Una crónica de: @Javirodespiplanetacb

Perder en Euroliga fuera de casa es más normal de lo que pueda parecer, si encima se visita al líder que solo ha cedido ante Fener, más todavía, pero lo que nunca puede hacer uno es rendirse, algo que no está permitido en el vocabulario del Real Madrid que cayó por 93-87.

Doncic dentro y Randle fuera

Finalmente tuvimos a Luka Doncic dentro del partido y lo cierto es que no se le notó nada esa torcedura que sufrió en el entreno del miércoles siendo, un día más, uno de los mejores del conjunto blanco y que originó la salida de convocatoria de Chasson Randle.

Infantiles contra Juniors

Recuerdan esos partidos que se jugaban entre equipos de diversa categoría, tipo infantiles contra juniors, pues eso parecía el primer cuarto entre CSKA (junior) y Real Madrid (infantil), donde los primeros superaron absolutamente a todos sus pares con especial mención a Sergio Rodríguez que destrozó literalmente a Facundo Campazzo y donde solo vimos un brote verde, Edy Tavares era capaz de sobresalir en el naufragio gracias a su capacidad reboteadora y a pesar de que Itoudis planteó una defensa cara a cara de Hines contra el caboverdiano pero que no le impidió ser el mejor de los blancos para un resultado que lo decía todo, 33-11.

La venganza de Hunter

Si antes hemos hablado del Chacho Rodríguez, otro que también tenía ganas era Othello Hunter, que se encargó de dar un par de 2+1 y que siguió la dinámica de todos los jugadores del CSKA, manteniendo la ventaja, jugando muy cómodos y sin prácticamente reacción madridista con un marcador de 54-31 y todos los jugadores ruso hipermotivados sin que las múltiples rotaciones de Laso sirvieran de algo.

La transformación

Perder se puede perder, pero la imagen que dio el Real Madrid fue diametralmente opuesta, un cambio en la mentalidad defensiva y, sobre todo, no mirar el marcador, fue una de las claves de la mejora, secundado en un buen ataque con la pareja de bases formado por Luka Doncic y Facu Campazzo que mostraron su labor más anotadora…

…por encima de la asistente pero claro, con un problema, a cada acción ofensiva era correspondida con la misma acción por el CSKA, sobre todo en intercambio de triples y que nos dejó un último cuarto con 78-60 y haciendo muy difícil la remontada épica, pero el cambio era evidente.

Apagón ruso, suficiente ventaja

El comienzo del último cuarto ruso fue como el del Madrid en el primero, completamente atascado en ataque, sin anotar y con el Madrid, gracias a su presión zonal a la salida de balón que convertía en individual en media cancha, iba recortando cada vez más, hasta el punto de llegar a colocarse en ocho puntos, con mucha mejor circulación de balón y con posibilidades hasta el final, una muestra más de que este equipo jamás se rinde y que cayó 93-87.

Así terminamos hoy y no nos entretenemos muchos que nos vamos camino de Andorra para jugar contra Morabanc el próximo sábado a las 19 horas y, mientras eso llega, ya saben, no me dejen de sonreír.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.