CRÓNICA | Aún nos quedará París: Real Madrid 3 – 1 PSG

Una crónica de: @missmarta85

El Real Madrid ganó en el Estadio Santiago Bernabéu en el encuentro de ida de los octavos de Champions frente al Paris Saint-Germain, con momentos de cierta ambivalencia en el juego blanco en el que los de Emery lograron por largos tramos dominar el encuentro y poner en serias dificultades a los de Zidane, que aunque empezaron como aviones, poco a poco se fuerónb difuminando sobre el verde. Encuentro de ida y vuelta con un final de euforia blanca, ya que tras remontar un resultado adverso tras el tanto de Rabiot, los cambios del técnico galo surtieron un gran efecto en la segunda mitad, obtiendo los blancos una gran renta de cara al encuentro de vuelta. Con un resultado final de 3-1 (Rabiot, Ronaldo x2 y Marcelo), los merengues cumplen con el cometido, pero no hay nada hecho. Aún nos quedará París.

Buen inicio de los blancos que dominaron por completo al cuadro de Emery en los primeros diez minutos del encuentro con presión, intensidad y orden, con algunos acercamientos peligrosos al área rival aunque sin suerte de cara a puerta. El primer incidente ocurrió en un choque entre Alves y Marcelo, siendo el jugador blanco el que quedaba dolorido en el verde, aunque finalmente pudo continuar sin aparente problema. Tras esa accidentada interrupción, el encuentro comenzaba a igualarse y el PSG poco a poco iba teniendo más el balón acercándose con cierto peligro a la meta del ‘tico’, por lo que el partido iba abriendose en el ecuador de la primera mitad. En el 25’, Lo Celso haria una clara falta sobre Isco al borde del área dejando una clara oportunidad de libre directo, Ronaldo lanzaría pero el balón se iria por encima del larguero.

No hubo tiempo para lamentos, y el encuentro se tornaba de ida y vuelta con oportunidades claras, primero Neymar, después Ronaldo que estrelló el balón literalmente en la cara de Areola siendo una oportunidad clarísima de gol, y así sucesivamente durante varios minutos en las que se respiraba tensión en cada jugada. Y así fue, en el 32’ el PSG golpeó primero en el Bernabéu, Rabiot marcaría el 0-1 dejando al estadio mudo. Los blancos parecían disolverse y acusar el esfuerzo de los primeros minutos, pero el PSG perdonaba el segundo tanto, dándonos un ligero respiro en el cual, los locales tuvieron un par de minutos de buenas ocasiones sin suerte ni puntería. Al borde del descanso, en el 43’ Lo Celso hizo un penalti claro a Kroos que Ronaldo transformaría desde los once metros el 1-1 poniendo así tablas en el marcador. Tras dos de añadido el encuentro se iría al descanso dejándolo totalmente abierto para la segunda mitad.

Iniciada la segunda parte, ambos cuadros seguían sin darse tregua sobre el cesped, el ida y vuelta continuaba con oportunidades claras en ambas áreas. El en 67’ vino el primer cambio, Benzema salía y Zizou daba entrada a Bale. El PSG era claro protagonista de esta mitad, más posesión y orden en el juego, frente a un Madrid que a cada minuto que pasaba le pesaban más las piernas sin crear demasiado peligro. Así que en el 78’ Zidane realizaba los dos últimos cambios, Isco y Casemiro saldrían para dar entrada a Vázquez y Asensio. En el 83’ en una buena jugada de los blancos y tras un rechace del portero rival, Ronaldo marcaría a placer el 2-1 poniendo a los de Zidane con la ventaja mínima a pocos minutos de la conclusión del partido. Pero la cosa no acabaría ahí, en el 86’, Asensio asistiría a Marcelo para que el lateral marcase un golazo dando la vuelta total al choque, con una buena ventaja en la eliminatoria de 3-1 para viajar a Paris. Tras tres de añadido, el colegiado italiano marcaría el final del encuentro con victoria blanca.

Finalmente hubo una pequeña sorpresa en el once, Zidane dejaba a Bale en el banquillo y apostaba por el 4-4-2 con Isco como titular. Quedando finalmente el once con Navas en puerta; Nacho, Varane, Ramos y Marcelo en defensa; Casemiro, Modric, Kroos e Isco en la media; y Ronaldo mas Karim en punta de ataque. Los cambios fueron, Bale, Lucas y Asensio.

Buena dinámica del conjunto aunque con ciertos tramos de debilidad y cansancio, además de cierta displicencia en algún jugador que le hacía ser un espectador de lujo como es el caso de Karim. Bien Navas y sus compañeros de defensa, pasaron algunas dificultades, aunque pudieron solventarlas finalmente. Notable el centro del campo con sus altibajos, arriba, buen partido de Ronaldo. Con los cambios, el equipo se volvió más determinante con una gran participación de Asensio que ayudó muy eficazmente en la remontada, con un Lucas y Bale que aportaron velocidad cuando más se necesitaba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.