OPINIÓN | C’est fini

Un articulo de: @AngeluisAlba

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane ha perdido el pulso con el presidente Florentino Pérez como antes lo perdieron Vicente Del Bosque, que venía de la época de Lorenzo Sanz, Queiroz, Camacho, Luxemburgo, Pellegrini, Mourinho, Benítez o Ancelotti entre otros.

Florentino Pérez siempre gana. Hombre poderoso que dirige el Club con mano de hierro y que hace y deshace a su antojo todo aquello que afecta al Real Madrid. El presidente actual no está acostumbrado a perder, piensa que es el elegido y se cree el sucesor de Don Santiago Bernabéu en la tierra.

Zinedine Zidane llegó al Real Madrid como una barricada que frenara las críticas al presidente, después del fracaso de la contratación de Benítez, los aficionados del Santiago Bernabéu comenzaron a mirar al palco, y entonces Florentino entró en pánico y buscó una persona con prestigio, madridista, por su gesto de renunciar a su último año de contrato, respetada por la crítica periodística y por los jugadores, un mito, renunciando a tener en realidad a un entrenador de reconocimiento y con experiencia, es de suponer que su intención era la de servir de transición para la llegada de otro entrenador, pero al tener éxito de manera fulgurante frenó su salida del club.

El efecto Zidane funcionó de manera sorpresiva, los jugadores viniendo de una situación traumática con un entrenador como Benítez, muy rígido en sus planteamientos y que nunca conectó con los jugadores realizaron una gran segunda parte que culminó con la consecución de la Champions.

Este presidente, como todos, no aguanta las críticas, aprovechó la guerra contra los ultras (ultra sur) iniciada por equipos como el Barcelona para erradicarlos del estadio, precisamente ese grupo radical que en aquel tiempo más criticaba su gestión, con el tiempo ha creado una grada fans, artificial, estéticamente lamentable y con unos privilegios inadmisibles para el resto de abonados, muchos fueron realojados en otras zonas cuando llevan muchos años en esa zona del estadio, pero con el agravante que en dicha grada se mueven libremente muchos de esos ultra sur históricos.

Actualmente, tras los lamentables, premeditados y alevosos arbitrajes por parte de una RFEF dirigida por el presunto corrupto Villar y el ínclito anti madridista Arminio y no menos Díaz Vega, el Club ha dado la callada por respuesta, indefensión total, carecemos de un portavoz que defienda los intereses del Club, que el señor Arminio diga públicamente que el Real Madrid no es bien visto en este Comité y al momento no halla una contestación oficial o queja demuestra que el Club se encuentra indefenso. Si el jugador Piqué pública y dolosamente insulta e injuria públicamente al palco del Bernabeu, a sus dirigentes, al Club y a sus jugadores y la respuesta del presidente sea que “es buen chico, no se le debe tener en cuenta”, denota una imperdonable indefensión del Club, el Señor Florentino, jamás habla a título personal, siempre lo hace como presidente.

El entrenador Zinedine Zidane, únicamente ha pedido dos fichajes, Pogba y Mbappé, ambos descartados por el presidente, grandes promesas europeas y con gran proyección, en el caso de Mbappé, Zidane se involucró personalmente, fue a hablar directamente con sus padres y cuando todo parecía encaminado a su fichaje, Florentino dijo no, alegó desequilibrio en su ficha respecto a Ronaldo, cuando Mbappé está encaminado a ser uno de los grandes jugadores europeos y a Florentino nunca le tembló el pulso para romper el mercado otras veces, como con CR7 o Bale.

Entonces, la gran pregunta es, ¿Quien ficha en el Real Madrid? ¿Quien ejerce de Director Deportivo?, parece que la respuesta es sencilla, Florentino Pérez. Ahí radica uno de los grandes problemas de este mastodóntico club, es el que decide a quien se ficha (la razón por la que la sección de baloncesto es tan exitosa a día de hoy es por que el Presidente lo deja en manos de personas expertas y profesionales).

Este año, Zidane no confía en los jugadores fichados, Llorente, Theo, Ceballos, Mayoral… entre otras cosas por que no son sus fichajes, es evidente, no juegan, cuando lo hacen es en partidos secundarios y sino, juegan un puñado de minutos intranscendentes.

Zidane ha decidido morir con las botas puestas, el día de Copa contra el Leganés le mandó un mensaje al presidente, ahí están tus fichajes, ahora él se lo jugará todo a cara o cruz contra el PSG con sus jugadores, con los que confía, creo que de este duelo al sol, ninguno ganará y todos perderemos.

Zinedine sabe que sus días están contados, y mientras tanto el presidente anda ocupado en sus fichajes y en un nuevo entrenador, posiblemente sea del corte de hombre duro, tipo Pochettino. Florentino contrata un “dictator” por tiempo determinado para hacer la limpia de vestuario o reprimir la sublevación, luego impondrá un hombre bueno, un pacificador con la intención de imponer su criterio.

Florentino, debe asumir que su faceta es la económica y dirección el club, que debe dejar la faceta deportiva al entrenador o a un director deportivo que dirija un proyecto deportivo acorde con la dimensión del club, y pensar, por otra parte, que Don Santiago Bernabéu ha sido y será único, como el Real Madrid.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.