OPINIÓN | Basta de lamentaciones, somos el Real Madrid

Un articulo de: @AngeluisAlba

Reconozco que he vuelto de los infiernos después de ver mil y una vez en mi cabeza, la dolorosa derrota a manos de nuestro más odiado rival, pero yo soy de un equipo, el Real Madrid, acostumbrado a levantarse tantas veces como caiga, con más fuerza.

Basta de lamentarnos que el equipo no tenga a Morata, Mariano o James y tengamos por el contrario a Asensio, Borja Mayoral, Ceballos o Marcos Llorente, yo soy de ese Madrid que llegó a una final de Copa de Europa con los Garcías y que luchó hasta la extenuación.

Basta de lamentarnos de que nos gane un equipo de medio pelo como lo fue el Barca el último derby, yo soy de un Real Madrid que tras ser goleado 5-0 en el Camp Nou al año siguiente le devolvió la manita en nuestro estadio.

Basta de lamentarnos de nuestros jugadores, cuando han ganado las últimas tres finales de Champions y las últimas seis finales de Copa de Europa, no creo que sea justo que se les pueda exigir que ganen siempre.

Basta de lamentarnos de nuestro equipo donde a diferencia de otros donde solo les vale jugar con preciosismo, a nosotros solo nos vale ganar, si ganar, y como sea, por lo civil o por lo criminal, ese es nuestro ADN, un estadio que valora más una carrera de veinte metros para salvar que un balón salga por banda que un sombrero en el área, de eso también debemos estar orgullosos, el Madrid nunca se da por vencido y eso nos hace grandes.

Basta de lamentarnos del equipo donde he visto jugar a Pirri varias veces con brazos rotos, a Camacho con más vendas en la cabeza que la momia de Tutankamón, un Goyo Benito que hacía que los delanteros rodearan el área para rematar un corner, un estadio congelado en la pierna de Butragueño, un Paco Gento perseguido por seis defensas y centrar en carrera a la velocidad de Usain Bolt a la cabeza del delantero, un Buyo sacar ese balón imposible, un Di Stefano poner el mundo a los pies de nuestro club, un Guti dando lecciones al mundo de como se juega al futbol, un Madrid de los machos con Hugo Sánchez a la cabeza y con el inigualable Juanito sacando a partes iguales genio y figura.

Basta de lamentarnos de un equipo donde han jugado los mejores jugadores de su época, donde el mundo se rendía a la máquina de Di Stefano, Puskas o Paco Gento, jugadores y equipo que todavía recuerda media Europa.

Por esto, y por mucho más debemos levantarnos, esto continua, nos queda la Champions, la Copa del Rey y una Liga que aún difícil lucharemos, por que el Real Madrid siempre vuelve, siempre está, arropemos a los jugadores ahora más que nunca, al Club, al entrenador, somos el mejor equipo del mundo, somos el Real Madrid, si alguien cree que el Real Madrid no competirá es que no conoce nuestra historia.

¡HALA MADRID Y NADA MÁS!.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.