CRÓNICA | Eliminatoria encarrilada: Numancia 0 – 3 Real Madrid

Una crónica de: @luismanper

El Real Madrid ha estrenado el año 2018 disputando la eliminatoria de ida en Los Pajaritos ante el Numancia, un equipo de la parte alta de Segunda División que ha ahondado en los problemas que el Real Madrid ha venido mostrando esta temporada, ya que el equipo soriano ha dominado el partido en muchas ocasiones incluso cuando estaba en inferioridad numérica. Mucho tiene que mejorar el Real Madrid para disputar los títulos en juego y mucho tienen que mejorar estos suplentes para que se merezcan quitar el puesto de titular a los jugadores que se han acomodado en la titularidad por actuaciones lamentables de los suplentes como la de hoy. 

Salió Zidane con un once titular plagado de suplentes en el que Bale fue el único teórico titular, formó el Real Madrid hoy con Kiko Casilla de portero, Carvajal como lateral derecho que ha jugado hoy porque contra el Celta está sancionado debido a su expulsión del Clásico, el otro lateral lo ocupó Theo y los centrales fueron Nacho y Vallejo, el mediocampo lo ocuparon Marcos Llorente, Ceballos y Asensio, con Lucas Vázquez, Bale y Borja Mayoral en ataque.

Las primeras oportunidades del partido la tuvo el Numancia, en primer lugar por un fallo garrafal de Theo que hoy ha demostrado porque Marcelo lo juega casi todo, su pérdida de balón dejó al delantero numantino solo en una esquina del área y cruzó el balón con toda la intención del mundo, pero afortunadamente su disparo se marchó fuera. Pero lo peor estaba por llegar, y en un centro desde la derecha el atacante del Numancia ganó la posición a Theo, éste le agarró levemente y el delantero cayó exageradamente al suelo, por lo que la polémica está servida porque el agarrón existe, algunos creerán que es suficiente para que el delantero caiga como cae y otros creemos que el delantero se deja caer, en cuanto nota el mínimo contacto, por lo que a mi personalmente no me parece penalti, minutos antes Marcos Llorente disparó desde la frontal del área y pareció que el jugador rival detenía el tiro con la mano, pero la jugada no se repitió así que nos quedamos con la duda.

Pero la polémica se iba a agrandar cuando Estrada Fernández pitó un claro penalti cometido sobre Lucas Vázquez, quien fue trabado cuando intentaba regatear en el área del Numancia, el penalti fue transformado por Bale para colocar el 0-1 en el marcador. Poco más se vio en la primera mitad, más allá de la lesión de un jugador del Numancia, cuyo sustituto también cayó lesionado y tuvo que ser sustituido al descanso, por lo que el Numancia hizo 2 cambios de golpe.

Al inicio de la segunda mitad el Numancia fue endureciendo su juego hasta el punto que Carvajal se jugó literalmente la pierna en una pared con Lucas que se le fue larga y que se jugó el tipo para llegar a un balón que acabó rechazando el portero soriano, más tarde Diamanka fue expulsado por un escalofriante pisotón sobre el tobillo de Nacho que pudo lesionar de gravedad al canterano, en ese momento Zidane sustituyó a Bale que ya había jugado una hora de partido para dar entrada a Kovacic, buscando seguir dosificando al galés a la vez que tener más control en el mediocampo, pero fracasó en su propósito y el Numancia siguió dominando el partido, aunque tuviese un jugador menos, reclamó otro penalti por una supuesta zancadilla que se demostró en un grosero piscinazo del jugador numantino que acabó viendo la amarilla por simular y luego una falta peligrosa cerca del área madridista, el jugador rival la estrelló en la barrera blanca, sin embargo, el Numancia no empató de puro milagro cuando aprovechó una inexplicable pérdida de balón de Marcos Llorente para disparar desde el mediocampo y estrellar el balón en el larguero de un Kiko Casilla que estaba adelantadísimo, esta vez la suerte nos sonrió y el travesaño escupió el esférico y el cancerbero catalán pudo atrapar el balón.

Zidane siguió haciendo cambios buscando el dominio el balón, esta vez dio entrada a Isco en lugar de Ceballos y el malagueño creó el escaso peligro que ha demostrado el Real Madrid hoy, el propio Isco pudo aumentar la distancia cuando intentó controlar un balón en el área pequeña y a continuación rematar a puerta con un remate de fútbol sala que se le fue a las nubes, pero sería un Lucas Vázquez que hoy no paró de desbordar a los rivales, quien iba a decantar el partido provocando un segundo penalti cuando regateó a un rival y éste le hizo involuntariamente la zancadilla, por lo que el colegiado no lo dudó y pitó penalti que transformó Isco por toda la escuadra para poner el 0-2 en el marcador y sentenciar el encuentro, ventaja que iba a aumentar Borja Mayoral cabeceando a gol un preciso centro de Achraf que minutos antes había entrado en lugar de Asensio, para jugar de interior derecho por delante de Carvajal.

Por ello, el Real Madrid ha sentenciado la eliminatoria copera contra el Numancia pero ha dejado sensaciones de juego alarmantes porque ha sido dominado incluso cuando jugaba con un jugador más. Esperemos que a los titulares si les hayan sentado bien las vacaciones y den el nivel exigido a todo un Real Madrid que tanto hemos echado en falta en los últimos tiempos, y que obliga a nuestro equipo a luchar todos los títulos hasta que sea totalmente imposible ganarlos, no obstante para que el equipo llegue a mayo con opciones de ganar Liga, Copa o Champions el rendimiento de la mayoría de los jugadores debe aumentar exponencialmente o nos encaminamos irremediablemente a un año en blanco.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.