CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Niños al salón: Joventut 66 – 84 Real Madrid

Una crónica de: @Javirodespi planetacb

Tres de tres acaba la semana el Real Madrid, con rotundidad ganando al Joventut por 66-84 y afianzando el primer puesto en ACB al final de la primera vuelta.

Jaycee a descansar

Tras ese tobillo maltrecho de la última jornada ante Maccabi, Laso decidió que fuera Carroll el que se quedara descansando ante el Joventut y lo cierto es que no le fue mal la cosa viendo cómo se desarrolló el partido a continuación.

El rodillo

Si alguien pensaba que el Madrid iba a salir a verlas venir, se equivocó por completo, una salida en tromba del conjunto blanco ante un timorato Joventut que salió con una endeblez defensiva digna de estudio, fue un auténtico juguete para los de Laso que se permitían ataques con una facilidad asombrosa de cualquiera de los hombres que se le ocurran, desde Yusta, Causeur o Thompkins ponían la puntilla con un 6-26, mientras que en defensa se chocaban una y otra vez con un Tavares que ya va aprendiendo cómo se pita en Europa.

Probaturas y presunto suicidio

Evidentemente era imposible que el Madrid siguiera con ese ritmo anotador ante esa táctica suicida que había planteado Diego Ocampo de jugar de tú a tú con el líder de ACB y consiguió endurecer algo la defensa mientras los visitantes aprovechaban para dar descanso a Doncic (solo salió en los tres minutos finales tras un choque de Rudy Fernández), Felipe Reyes aprovechaba para dar un clinic de uso de ambas manos o Laso ensayaba esa zona 3-2 en vistas a próximos compromisos. Todo ello nos dejaba un 26-39 en una rapidísima primera parte de 38 minutos.

Los niños a jugar

No le vamos a contar más cosas de las que hay que contar, el Joventut intentó, de la mano de Wayns y su acierto desde 6.75 encontrar un resquicio que le llevó a colocarse a 9 puntos pero fue un espejismo, el Madrid volvió a apretar el acelerador, se colocó con veinte de ventaja y dio entrada a “los niños” a jugar poniendo un quinteto donde Doncic, Radoncic y Yusta mandaban en el Olimpic, las rotaciones seguían funcionando, Rudy se sumaba al espectáculo con dos triples lejanos y finalmente el marcador dejaba una rotundidad con el 66-84 final y este rectificado del esloveno para deleite.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita ya será el viernes en el choque de Euroliga ante Khimki, mientras eso llega, ya saben, tras este maratón de partidos, sigan sonriendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.