CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Despidiendo a un grande: Real Madrid 95 – 65 Retabet Bilbao Basket

Una crónica de: @Javirodespi planetacb

El Real Madrid puso el modo apisonadora para acabar con un Bilbao Basket que solo le aguantó 15 minutos para acabar ganando 95-65, pero la emotividad del partido estuvo en la despedida a uno de los grandes de nuestro baloncesto, Álex Mumbrú y es que, el baloncesto is different.

Un homenaje con bajas inesperadas

En los prolegómenos del partido pudimos ver algo inusual en una cancha como es el homenaje a un árbitro, algo de lo que nos congratulamos que ocurra, en este caso era a Martín Bertrán por sus 1.000 partidos en ACB y que aquí le dejamos, todo ello lo vimos mientras nos quedábamos algo sorprendidos, no ya por la vuelta de Randolph, sino por las bajas de Felipe Reyes y de Jeff Taylor.

Jugar a lo lejos

Ya nos estamos acostumbrando a la nueva táctica de los rivales respecto a cuando juegan contra el Madrid: alejarse del aro ante la presencia de Edy Tavares en la zona y, hay que reconocerlo, al Bilbao Basket no le fue mal durante los primeros 15 minutos, el acierto de Mumbrú (superando completamente a Thompkins) o de Todorovic, más un buen ritmo en las transiciones ofensivas, le permitió irse mandando al marcador por 19-21 ante un Madrid que, sin estar excesivamente incómodo, no había mostrado ni un 30% de su potencial, salvo con el mate de Yusta o algo ya habitual, el acierto de Rudy desde el triple.

Quitando la alegría

Toda esa felicidad que se prometía Bilbao Basket y en el que inclusive se permitió colocar una zona para intentar cortar aún más el ritmo del Madrid, aprovechándose de la salida de Randolph, muy por debajo, lógicamente, de su nivel habitual (está en pretemporada como nos dijo Laso) se fue al garete en cuanto Jaycee Carroll dinamitó el partido con tres triples consecutivos…

…mientras Tavares, pues eso, seguía a lo suyo en el poste bajo, un gigante rodeado de “enanos” y que dejaba el partido 14 arriba para los blancos (48-34).

Rendirse a la evidencia

No nos gustó Bilbao Basket en toda la segunda mitad, seguramente porque vio que ya no había opciones de remontar, pero la imagen que dio el equipo fue bastante mala, prácticamente a dejarse llevar y esperar que pasara el tiempo sin más intención de luchar por el encuentro y pensar en futuras batallas próximas. No diremos nada sobre eso pero, de forma evidente, la imagen ofrecida fue pésima para sus aficionados. El caso es que nos dejaba un cuarto con el Madrid jugando a placer (73-47) y permitiendo a Randolph seguir cogiendo ritmo de juego como este alley-oop “esloveno”.

Minutos para todos

El partido no tuvo más historia que ver con minutos a todos los jugadores del Real Madrid con un marcador de 95-65 y esperar que el final llegara, con el detalle emocional de la despedida a Álex Mumbrú con el WiZink Center ovacionando a un jugador rival que defendió la camiseta blanca y que, probablemente, haya sido su último enfrentamiento contra ellos, hasta el punto de recibir un detalle de los Berserkers.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a Moscú para todo un CSKA – Real Madrid, mientras eso llega el jueves, ya saben, sigan sonriendo.

 

Un comentario sobre “CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Despidiendo a un grande: Real Madrid 95 – 65 Retabet Bilbao Basket

  • el 28 Enero, 2018 a las 22:36
    Permalink

    LA AFICIÓN DEL MADRID HA DEMOSTRADO LO QUE OTRAS COMO POR EJEMPLO LA DE VITORIA NO SABE HACER, LO QUE ES IR A VER UN ESPECTACULO, ANIMAR A SUS JUGADORES, Y NO A DEMOSTRAR TODO EL ODIO QUE SE LLEVA DENTRO INSULTANDO A LO JUGADORES DEL REAL MADRID, HAN SABIDO DESPEDIR A UNA PERSONA QUE ADEMÁS ES UN MUY BUEN JUGADOR DE BALONCESTO.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.