CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Baño turco: Real Madrid 87 – 68 Anadolu Efes

Una crónica de: @Javirodespi planetacb

Si el Real Madrid echaba de menos eso de tener un partido tranquilo, no puede quejarse en esta ocasión, el Anadolu Efes fue un juguete en las manos blancos para acabar cayendo de forma clara y concluyente por 87-68.

Randolph no llegó

Finalmente, el americano-esloveno no pudo vestirse de corto para el partido, prefiriendo Laso dejarle fuera de convocatoria al igual que con Santi Yusta y donde sí aparecieron sin problema aparente tanto Luka Doncic como Trey Thompkins tras sus problemas físicos.

A tirones

Del 7-2 al 9-11 solo medió un tiempo muerto de Ataman ante la salida de un dormido Efes que se dejaba manejar con una buena circulación de balón ante una pasividad defensiva digna de criticar y que tuvo su cambio tras la correspondiente llamada de atención y que tuvo su premio con un equipo dispuesto a bajar el culo y correr buenas transiciones ofensivas que nos dejó un marcador de 20-14.

Momento de jugones

El partido no pasaba a la historia como uno de los más bonitos que se han visto esta temporada, incluso si me apuran, de los peorcitos de este año en Euroliga, sin embargo, los jugones del Madrid nos dejaban claro que algo había que dar al público para que se animara, y así pudimos ver dos pases excelsos de Rudy Fernández a Felipe Reyes y cosas como éstas que le mostramos, tipo coast-to-coast de Doncic…

…y que daba la sensación de que el Madrid tenía el partido perfectamente controlado hasta el punto de que si Anadolu se acercaba, los blancos subían un puntito su intensidad y les valía para tener una ventaja que, sin ser definitiva, sí permitía a las 8.417 almas que poblaban el WiZink Center ver el partido con mucha tranquilidad como reflejaba el 39-30 del descanso gracias a este triple de Rudy Fernández.

La tranquilidad

Podríamos contarle algo de interés sobre el partido pero eso nos obligaría a mentir como bellacos, por lo menos en algún aspecto de interés en cuanto al marcador, pero sí tenemos que destacar el sublime partido jugado por Edy Tavares, una auténtica pesadilla para todos los jugadores del Anadolu que sufrieron en sus carnes los mates, los rebotes y los tapones del cabo verdiano y pieza fundamental para el marcador de 60-47 al final del tercer cuarto.

Esperando el final

Si nos hubieran puesto el último cuarto a tiempo corrido, pues tampoco nos habríamos quejado, la verdad, al fin y al cabo lo único destacable (aparte de un rectificado de Dino Radoncic) era saber por cuánta ventaja se iba a llevar el triunfo el Real Madrid que finalmente venció por 87-68, sin ningún problema de lesionados y permitiendo a los de Laso seguir en la parte alta de la tabla una semana más.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva nuevamente al WiZink Center para enfrentarnos al Bilbao Basket, pero, mientras eso llega, ya saben, sigan sonriendo sin parar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.