CRÓNICA | Partido pesimo y surrealista para llegar a la final: Al Jazira 1 – 2 Real Madrid

Una crónica de: @luismanper

Parecía un mero trámite la semifinal del Mundialito de Clubes ante el Al-Jazeera, equipo de Abu Dhabi, cuyas únicas referencias que teníamos el común de los mortales era que es el vigente campeón de su Liga, que lo entrena Ten Cate quien fuera segundo de Rijkaard en su exitosa etapa en el Barça y que han fichado recientemente a un viejo conocido madridista como Lass Diarra, pero el equipo anfitrión de este Mundial de Clubes ha creado muchísimos problemas al Real Madrid en el día de hoy, explotando sus enormes carencias defensivas y aprovechando la alarmante falta de pegada de la que adolece el Real Madrid, que hoy se ha materializado en más de 25 disparos a puerta y 4 postes para sólo 2 goles, pero esta escasa pegada la estamos viendo en nuestro equipo desde que empezó la temporada y ya le ha costado dejar de ganar muchos partidos.

Salió Zidane con rotaciones reservando a Kroos, Carvajal y a Ramos que había tenido problemas físicos en los entrenamientos previos y a quien Zizou no quiso arriesgar, por lo que el once titular estuvo formado por Keylor en portería, Achraf y Marcelo en los laterales con Nacho y Varane de centrales, el mediocampo lo ocuparon Casemiro, Modric y Kovacic en los interiores con Isco, Cristiano y Benzema en la delantera.

El Real Madrid salió lanzado a por el primer gol desde el comienzo pero la mala suerte y la gran actuación del portero local Ali Khaseif le impidieron adelantarse en el marcador, las primeras ocasiones fueron de Cristiano quien tuvo un cabezazo franco que despejó el portero de manera poco ortodoxa y en el córner posterior fue Varane quien remató de cabeza, el portero se la encontró dejando el balón muerto en el área pequeña el propio Varane intentó rematar su rechace pero la pelota se estrelló en el larguero y finalmente Benzema estrelló el posterior rechace en la espalda de un defensa, y después sería Modric quien tuvo la oportunidad de adelantar al Real Madrid en el marcador gracias a un disparo raso que dio al poste, rebotó en el cuerpo del portero y salió a córner. Una vez más el portero rival se erigía en el héroe del partido.

Pero lo mejor estaba por llegar, pues tras otro córner rematado de cabeza que el portero local se encontró y una ocasión de Cristiano quien desde una esquina del área pequeña sólo pudo estrellar el balón en el cuerpo del portero (el cuál se hizo daño en esa parada), llegó el esperpento del partido pues en un balón aéreo que Casemiro remató a gol estando Benzema cerca en fuera de juego pero sin intervenir en la jugada, el árbitro brasileño anuló el gol del mediocentro brasileño, después lo concedió, luego dudó y pidió el VAR para ver la jugada por la tele y finalmente acabó anulando el gol por ese fuera de juego posicional de Benzema, quien hoy ha tenido su enésimo partido nefasto fallando más que una escopeta de feria.

Ese sainete arbitral que paró el partido más de 4 minutos, descentró al Real Madrid y empezó a conceder enormes espacios a la espalda de Varane y Nacho que el Al Jazeera intentaba aprovechar a base de contragolpes, en el primero que tuvo un pase desde una banda del mediocampo cayó a los pies del delantero local que tiró a romper y su disparo se fue fuera, pero en el siguiente contraataque los árabes no perdonaron y aprovecharon que Casemiro y Achraf fueron a despejar que al final para acabar estorbándose y no despejar ninguno de los 2, por lo que dejaron vía libre al delantero para poner el balón a Romarinho, quien con un gran recorte se deshizo de Varane y colocó el balón suavemente al palo largo de Keylor, quien acompañó el balón con la mirada en una muestra de impotencia por ver que el primer disparo árabe acabó en gol tras un sinfín de ocasiones en el área contraria que los madridistas no habían sido capaces de transformar.

Al verse en el descanso perdiendo 0-1, los madridistas salieron en la segunda mitad con más ímpetu si cabe para buscar el segundo gol, pero el esperpento defensivo continuaba y a punto estuvo de costarnos un disgusto monumental porque tras botar un córner al que subieron a rematar los centrales, el balón quedó en tres cuartos de campo, Kovacic y Achraf llegaron tarde a despejar ese balón y el delantero del Al Jazeera acabó recorriendo nuestro campo completamente sólo sin oposición alguna, cuando llegó al área le puso el pase de la muerte a su compañero que empujó el balón a gol, pero esta vez el VAR nos ayudó y anuló su segundo gol por un ajustadísimo fuera de juego, ya que el delantero que empuja el balón a gol estaba ligeramente por delante del balón cuando su compañero centró.

Poco después, su portero Ali Khaseif que tantó había parado en la primera parte fue sustituido por los problemas musculares que arrastraba desde el minuto 30, y en cuanto salió el portero suplente llegó el tanto del empate por medio de Cristiano Ronaldo, quien controló una fantástica asistencia de Modric para rematar a la media vuelta al palo largo y colocar el 1-1. En ese momento empezó el esperpéntico carrusel de ocasiones falladas por Benzema, primero se vio solo en el área y tiró al muñeco cuando Cristiano estaba absolutamente sólo para empujar el balón a gol, después tuvo otro balón muy similar que acabó estrellando en el poste y finalmente una internada de Marcelo acabó en pase atrás que el galo remató de rabona volviendo a estrellar el balón en el palo.

Poco después Zidane movió el banquillo quitando a Isco y a Kovacic cuyo partido de hoy ha sido bastante mediocre para dar entrada a Lucas Vázquez y Asensio, quien llegaba con el reto de completar el ciclo de competiciones en las que debuta marcando, pero lo primero que vimos tras el cambio fue otro error garrafal de Varane que hoy nos ha hecho añorar a Sergio Ramos cuajando un partido espantoso, el central francés falló un control fácil que dejó en tres cuartos de campo completamente sólo a un jugador del Al Jazeera, pero afortunadamente al jugador árabe se le hizo de noche y no supo culminar su clara ocasión de gol.

En ese momento, Zidane decidió que reapareciera Bale tras su larga lesión para quitar a Benzema que un partido más ha desesperado a propios y extraños, lo cuál se hizo más sangrante aún cuando Bale empujó a la red el primer balón que tocó para colocar el 1-2 en el marcador y poco después el galés estuvo a punto de marcar el 1-3 en el marcador con una espectacular volea que despejó el portero, de esa manera la intervención del galés volvió a salvar un partido en el que hoy el Real Madrid ha exhibido los peores síntomas de esta temporada que tanto que deja que desear a día de hoy.

Y poco más se vio en el partido de hoy pues tras el gol de Bale el equipo se dedicó a dormir el partido con posesión intrascendente y como el Al Jazeera había estado todo el partido encerrado atrás esperando cazar algún contraataque, no supo cambiar de estrategia cuando se vio por debajo en el marcador y el partido terminó con un tiro de Lucas Vázquez que atrapó sin problemas el portero y una falta directa de Asensio al borde del área, en la que el mallorquín intentó cerrar el círculo de sus debuts goleadores pero que el portero rechazó de puños para cerrar un partido del Real Madrid que deja muchas dudas de cara a la final del Mundialito del próximo sábado frente al Gremio de Porto Alegre, sobre todo teniendo en cuenta que el Barça visita el Bernabéu dentro de solo 10 días, esperemos que en los dos últimos partidos de este 2017 el equipo muestre la cara que exhibió el otro día frente al Sevilla y no el caos defensivo y ofensivo que el equipo ha exhibido hoy por enésima vez esta temporada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.