CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Sin anestesia: Real Madrid 87 – 75 FC Barcelona

Una crónica de: @Javirodespi planetacb

El Real Madrid pasó por encima del FC. Barcelona con una superioridad mucho más de los doce puntos del marcador (87-75), recuperó sensaciones y dejó muy tocado a unos blaugranas que empiezan a perder el rumbo en Euroliga.

Yusta fuera

Pablo Laso, con las 13 piezas que tiene disponibles, dio descanso a Santiago Yusta, al final tanto Campazzo, como Rudy, así como Doncic pudieron entrar en convocatoria y fue el jugador de Torrejón quién se quedó fuera.

Campazzo all star

Si tuviéramos que poner un nombre al primer cuarto, ese sería sin duda Facundo Campazzo, tremenda la salida del argentino con todas las canastas en juego del Real Madrid para anotar 8 puntos y solo una pega, las dos faltas que le llevaron al banquillo para la salida del griposo Doncic, por parte del Barça Seraphin se encargaba de buscar las cosquillas a Tavares no tanto por dentro como por fuera y nos dejaba un empate a 15 tras unos diez minutos en que la tensión se mascaba.

Dos caras

Los mejores minutos de ambos equipos llegaron en un segundo cuarto en que se quitaron la careta de la tensión. Los locales aprovecharon que el Barça sesteó en defensa y de ello se aprovecharon un Carroll con siete puntos consecutivos o la perfecta conexión que mostraron Doncic y Felipe como podemos ver aquí en una jugada que repitieron hasta tres veces.

Lo cierto es que el Madrid se lucía con claridad logrando una ventaja que llegó a ser hasta de 9 puntos y tuvo que llegar de alguna manera la conexión blaugrana cuando Sito vio que Pau Ribas era un chollo para Doncic y decidió meter a Pressey con una defensa extenuante sobre el esloveno que fue contagiosa para el resto del equipo, si esto le añadimos un arbitraje propenso a las técnicas por protestar (una para Sito y otra para Rudy) y algunos fallos en tiros librados de Trey Thompkins, nos fuimos al descanso con un marcador ajustado de 40-38 pero, eso sí, con la jugada del partido, un tapón de Causeur a Hanga con posterior triple de Doncic.

The best

Este Barça tan irregular volvió a encontrarse al Madrid irregular de las grandes ocasiones, con una confianza que tantas veces se echa de menos y que se convirtió en el mejor aliado para unos blancos letales desde el triple, fíjense cómo era la cosa que el Madrid se llegó a ir por veinte puntos ante un equipo visitante huérfano y que se fue mandando por 68-52 cerrado con ESTO.

Insuficiente esfuerzo

El Barça lo intentó y consiguió ponerse hasta nueve puntos, con rifirrafe incluido entre Campazzo y Navarro que le supuso al argentino la expulsión por una técnica que fue la quinta falta. Pero no pasaba nada si tienes de tu lado a Luka Doncic y es capaz de echarse nuevamente al equipo y los demás acompañan, que se lo digan a Víctor Claver que lo sufrió en sus carnes con esta rotura de tobillos y que puso la guinda al resultado final de 87-75.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a Santiago de Compostela a enfrentarnos al Obradoiro, mientras eso llega, hoy sí que sí, sigan con su mejor sonrisa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.