CRÓNICA | EL OJO AL BLANCO | Un bombardeo: Obradoiro 93 – 102 Real Madrid

Una crónica de: @Javirodespiplanetacb

El Real Madrid siguió en Santiago demostrando su mejoría y que el punto de mira cada vez lo tiene más fino con ese récord de 19 triples anotados y que dejaron un marcador de 93-102 afianzándose aún más como líder de ACB.

No Radoncic con Yusta-Rudy titulares

A pesar de las dudas de Rudy sobre si jugaría o no por su sobrecarga, pudimos ver como Laso le puso en el quinteto titular (lo que supuso la baja de Radoncic) y, por otro lado, el detalle del técnico poniendo desde el inicio a Santi Yusta que se llevó la ovación de la grada por sus dos pasados años en el club gallego para dejarnos oír, como siempre, el espectacular Miudiño.

Destrozando desde lejos

Que ambos equipos están en buen momento de forma lo pudimos ver desde el inicio viendo la alegría que tenían en el juego, lanzamientos con mucha confianza que encontraban aro y un primer intercambio “de golpes” donde lo más destacable fue la excelente defensa de Rudy Fernández con dos tapones y como Edy Tavares volvía a cargarse con dos faltas que le mandaban al banquillo mientras que en los locales, Simmons daba esperanzas al Obradoiro con sus 9 puntos merced a sus tres triples y principal artífice de irse ganando tras los diez primeros minutos (21-18).

Excelencia

El Real Madrid jugó un segundo cuarto de enseñar en escuelas, una perfecta conjunción de lectura de juego con el extra-pass, demostrando que un pívot sometido a un férreo marcaje como el que le hizo Llovet a Felipe Reyes es insuficiente cuando tiene enfrente a alguien con una visión de juego perfecta para encontrar al tirador liberado (Carroll se infló) y todo ello sumado con un altísimo porcentaje de acierto desde 6.75 que le dio una ventaja de 20 puntos que se quedó en 15 al descanso (37-52) y una jugada que lo dice todo (sin contar el triple que no valío de Doncic).

Quién a triple mata, a triple se le acercan

Estaba claro que la reacción de Obradoiro tenía que llegar, por un lado corrigiendo un error grave en el 2×1 a Doncic que permitió que muchas veces la defensa local quedara desestabilizada y mejorando mucho en el acierto exterior con dos jugadores claves como Bendzius y Simons que entre ambos llegaron a meter un 12/16 en un perfecto 6/8 para cada uno, inclusive hasta el punto de aprovechar una “asistencia” de Tavares, todo ello nos dejó el último cuarto con un 66-76.

Orgullo torero y un sueco por medio

Espectacular como Obradoiro, en vez de dejarse llevar, fue capaz de seguir luchando hasta la extenuación poniéndose a cinco puntos pero que tuvo a un sueco que fue uno de los más destacados hasta el punto de hacer un partido perfecto con 16 puntos sin fallo y pasar a la historia del Real Madrid igualando el récord de triples con los 21 conseguidos como éste que le mostramos y donde se quedó un marcador de 93-102 pero con 36 triples que supone un nuevo hito en la historia ACB, un tal Jeff Taylor.

Así terminamos hoy, nuestra próxima cita nos lleva a recibir al Valencia Basket este próximo martes en que nos espera doble jornada de Euroliga, mientras tanto, ya saben, sigan sonriendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.