CRÓNICA ARBITRAL | Tottenham vs Real Madrid | UCL | Jornada 4

Una crónica de: Nilo Campo Santos

Al final de los 90 minutos del encuentro, mi conclusión del arbitraje de Cüneyt Çakir tengo que calificarla como de casera, pero sin que se le notara mucho, aunque no es menos cierto que en las jugadas dudosas favoreció al equipo de casa.

Su más grave y transcendental error fue conceder el primer gol del Tottenham, es un claro fuera de juego que se comió el asistente, a pesar de estar bien colocado, como se aprecia en la imagen.

Tiro de experiencia y se ahorró las tarjetas hasta los instantes finales y tampoco estuvo acertado. Se quedó corto, la tarjeta amarilla a Dembelé, en el minuto 88, era de roja clarísima. La de Ramos, en el 90, es justa, pero llego por las ganas que le tenía por no haberlo amonestado unos minutos antes en el pique con Dembelé.


Analizando las jugadas más claras erradas por el colegiado turco nos daremos cuenta de lo caserillo que fue:

Min. 12: Hay una falta sobre Isco que no señaló en la línea de medios del ataque madridista, facilitando la contra local y evitando un buen ataque blanco.

Min. 13: Da la impresión de que Casilla llega a tocar el disparo raso del delantero local. Señaló saque de portería.

Min 16: Otra falta clara que no señaló, en esta ocasión sobre Modric y que facilitó otra contra local.

Min. 18: Jugada curiosa y que al final se equivocó por hacerle caso a su asistente, Ramos no toca el balón y era saque de portería como señalo el juez de gol. El asistente dio córner y fue al que le hizo caso.

Min. 26: Una apertura hacia la banda derecha es aprovechada por Tripper en claro fuera de juego para centrar y Dele Alli marcaria el 1-0. El gol no debió de subir al marcador. Las ganas del asistente turco en que perdiera el Real Madrid, permitió el grave error del colegiado, a pesar de estar bien situado.

Min. 40: El Tottenham reclama penalti por mano de Ramos. El balón golpeó la rodilla del central y le va a la mano. La nueva reglamentación dice que no se señale mano cuando viene rechazado el balón del propio jugador.

Minu. 43: Nuevamente piden penalti. Vio como Nacho roba bien el balón y dejó seguir.

Min. 45: Señaló una falta de Benzema que no me parece, y el balón quedaba franco para el disparo de Kroos desde la frontal del área.

Min. 49: La falta de Sissoko a Marcelo era tarjeta amarilla. La cambió por un buen rapapolvo al jugador del Tottenham. A la salida de la falta Ramos es empujado cuando va a rematar. Pudo señalar penalti. En el intento de despejar el balón, Lloris tuvo que saltar por encima de Ramos y quedo tocado el resto del partido. El público pidió falta y amonestación del central madridista

Min. 53: Pase en profundidad hacía la entrada de Marcelo que fue obstaculizado en falta por Tripper. Dio saque de puesta en vez de señalar la correspondiente falta en una buena posición.

Min. 57: La falta es a Kroos, pero Çakir señaló falta del jugador alemán.

Min. 62: Cuando Modric va a penetrar en el área fue zancadilleado por Eriksen. No señaló la correspondiente falta en la frontal del área de penalti. La posición era inmejorable. Al final el balón llega rebotado dentro del área y tras dar en el cuerpo de un defensor le va a la mano. No es penalti, como tampoco lo fue el de Ramos.

Min. 85: Dembelé había entrado al juego muy revolucionado y Ramos se le enfrentó en un lance del juego. Ramos debió ser amonestado.

Min. 88: Ahora Dembelé fue a tomarse la justicia por su mano y le soltó una patada a Ramos sin estar el balón a distancia de disputarlo. Le mostró la tarjeta amarilla, pero era roja clara. Existe agresión.

Min. 90: En un balón despejado hacia el campo del Real Madrid, saltan a por él Ramos y Llorente, que comete falta sobre el central. Señaló falta de Ramos y este se le enfrenta aplaudiéndole. Tarjeta amarilla, justa para Ramos, pero provocada por el error del colegiado.


Fuera del tema arbitral, a mí no me defraudó el encuentro, ni tampoco el Real Madrid. Es cierto que el Real Madrid no hizo su mejor partido, pero no tenemos que olvidarnos que el 1-0 es ilegal, que el 2-0 es motivado por un desvío del balón al golpear en Ramos y el 3-0 cuando el Real Madrid buscaba acortar distancias.

 

Deja un comentario