NOTICIAS | Florentino Pérez: “Veo un momento en el que tenemos que retocar nuestro modelo”

Con motivo del premio que recibira este jueves el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en reconocimiento a su gestión empresarial al frente del Real Madrid por el diario El Español, el presidente blanco ha concedido esta entrevista en la que ademas de hablar de la actualidad del club, trata también otros temas muy interesantes.

Una entrevista de: Pedro Cifuentes  Mario Díaz 


Hace dos años, en este estadio se escuchaban pitos cada domingo. No ha habido fichajes espectaculares desde entonces… ¿Cómo se explica la colosal renovación del equipo, con los mismos mimbres, en tan poco tiempo?

Nosotros, a comienzo de la temporada 2015-2016, necesitábamos un impulso. Había pasado sólo un año después de haber ganado la Décima, pero necesitábamos ese impulso. Por las razones que sean, porque esto del fútbol es muy complicado, los resultados no nos acompañaron y tuvimos que prescindir de Rafa Benítez y poner de entrenador a Zinedine Zidane. Eso transformó el futuro del Real Madrid, y a los pocos meses ganamos Copa de Europa, Supercopa, Mundialito de Clubes, otra Champions, la Liga… Igual que por esas cosas del fútbol a veces un entrenador no cuaja, Zinedine Zidane ha sido una cosa espectacular. Conocía el vestuario, el club, los aficionados, y con su gran profesionalidad y esfuerzo ha hecho algo formidable. Hoy nadie duda de que es el mejor entrenador del mundo.

Es verdad que los jugadores eran los mismos, con alguna incorporación joven, pero es que teníamos un gran equipo. Los jovencitos han ido madurando, también se están haciendo figuras, y esa mezcla de los mejores de España y del mundo con la cantera hacen una mezcla de identidad, madridismo y buen fútbol que, bajo esa dirección mágica de Zidane, nos hace estar muy satisfechos.

 

Si hubiese que destacar una virtud de Zidane, ¿Cuál sería?

Zidane es un hombre de mucho talento, como todo el mundo sabe, también en su vida particular. Así que yo digo la profesionalidad y el trabajo. El sacrificio, que es como se consiguen las cosas.

 

¿Son preocupantes los cinco puntos de diferencia en la Liga con el Barcelona?

Esto acaba de empezar, y estamos en la mejor liga de Europa. Hoy todos los equipos tienen grandes jugadores y entrenadores, tienen un alto nivel físico y táctico. Todos los partidos son difíciles.

 

A veces el público adolece de una cierta bipolaridad. El Bernabéu, como usted sabe, se pone nervioso enseguida… ¿Cómo se vive esa presión?

Esa es la historia del Real Madrid. Hemos hecho un mes de agosto espectacular, quizá nos hemos centrado mucho en ganar las dos Eurocopas. Y te relajas un poco y viene un equipo y te gana en el Bernabéu. A nadie le gusta eso, pero es imposible estar todas las semanas, jugando miércoles y domingo, al máximo nivel. Y quizás te relajas con los que te crees que son más fáciles, y son los que te complican la vida. Como pasa siempre. La afición del Madrid, que es muy exigente (forma parte de su historia), está satisfecha y contenta aunque estemos a cinco puntos del líder en octubre. Seguimos dependiendo de nosotros mismos.

 

Durante años se ha hablado mucho del esplendor de La Masía y de que no se cuidaba tanto la cantera del Madrid. Unos años después, La Masía ha bajado el rendimiento y la plantilla del Madrid tiene una variedad sensacional, con gran aportación de los canteranos. ¿Es una cuestión de ciclos?

En nuestro caso no… Yo invito a todo el mundo a que visite la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Sólo verla hace comprender por qué tenemos esos jugadores jóvenes, por qué tenemos esos jugadores que se ceden a otros equipos hasta que se hacen mayores… Hemos invertido mucho, la cantera forma parte también de la historia del club. Se quedó vieja en un momento, es verdad, la que teníamos en la Castellana. Y ahora tenemos algo que maravilla a todo el que viene, y que demuestra el acento que hemos puesto en los jugadores jóvenes…

La afición del Madrid está satisfecha y contenta aunque estemos a cinco puntos del líder en octubre. Seguimos dependiendo de nosotros mismos.

También los que no son de la cantera y los hemos traído jovencitos, como Theo, Ceballos o Vallejo. Y otros que siguen cedidos como Odegaard, Vinicius (que sigue en el Flamengo), Fede Valverde, que está en el Depor… Son jugadores espectaculares con 17, 18, 19 años y en los que confiamos mucho. Lo cual no quiere decir que si surge un jugador maravilloso no vayamos a ir a por él. Aunque todos no caben… Ahora mismo tenemos una plantilla donde ocho jugadores están en la selección UEFA, cinco en la de la FIFA. Es muy difícil mejorar: a mi modo de ver, tenemos al mejor en cada puesto.

 

¿Tiene demasiada presión Marco Asensio?

Tiene la presión que tenemos todos… Pero es que para formar parte de este club, desde el presidente hasta el jugador más joven, hay que acostumbrarse. Sobre todo la presión mediática: hay tantos medios, tantos intereses, de unos y de otros… Pero en definitiva creo que no. Tiene 21 años, ha pasado por las etapas que tenía que pasar, mejora día a día y le puedo asegurar que estamos ante uno de los grandes del futuro.

 

Otro de los jugadores del futuro, ya hecho presente, es Isco. ¿Pudo sentir una presión excesiva al principio? ¿Cómo se explica su estallido estelar en la tercera temporada?

Yo creo que ha jugado bien en todas, lo que pasa es que ha ido madurando, efectivamente. Cuando llevas aquí tres años ya eres un hombre, ya no eres un niño, tienes 25 años… Ahora mismo Isco está, sinceramente, entre los mejores jugadores del mundo.

Tenemos una plantilla donde ocho jugadores están en la selección UEFA, cinco en la de la FIFA. Es muy difícil mejorar: a mi modo de ver, tenemos al mejor en cada puesto

 

Y es un favorito de la afición…

Un favorito de la nuestra y de la de otros equipos. A Isco, cuando le cambian en algún partido fuera, le aplaude también la afición contraria. Sabe ganarse el corazón de todos los aficionados al fútbol, sencillamente porque juega muy bien.

 

Cuando un ‘crack’ como James Rodríguez no triunfa en el Real Madrid, ¿Se debe más bien a cuestiones futbolísticas o extrafutbolísticas?

James es un extraordinario jugador, sin duda, pero a veces no jugaba todo lo que él quería, y algunos jugadores están en su derecho de buscar, aunque sea transitoriamente, otros equipos donde jugar más y demostrar su valía. Él nos lo pidió y accedimos. Es un jugador cedido.

 

¿Se ha tranquilizado Ronaldo respecto a la presunta persecución de Hacienda?

Ronaldo está tranquilo, porque es una persona con una fijación: su profesión. Lo demás… Él tiene la conciencia tranquila de que no ha hecho nada ni ocultado nada, luego por tanto se dedica en cuerpo y alma a seguir ganando Balones de Oro y premios The Best, como creo que va a ganar los dos próximos.

Ronaldo tiene la conciencia tranquila de que no ha hecho nada ni ocultado nada, luego por tanto se dedica en cuerpo y alma a seguir ganando Balones de Oro y premios The Best

 

El Madrid ha demostrado que se puede ganar prácticamente todo sin un director deportivo, a la antigua usanza. ¿Es una figura prescindible, por tanto?

No es así… Por mucho que se repitan las cosas, no es verdad. Tenemos una dirección deportiva, que la dirige José Ángel Sánchez. Lo dijimos cuando se fue Jorge Valdano y fusionamos la dirección deportiva con la dirección general. Y luego tiene su director de fútbol, su entrenador, y me tiene también a mí. Y ese equipo conforma la ecuación económico-deportiva. Aquí no se dice “hay que fichar a un jugador por fichar”, cada movimiento deportivo tiene su repercusión económica. Y Bernabéu nos enseñó que esa ecuación económico-deportiva tiene que funcionar. El director deportivo se llama José Ángel Sánchez, y tengo que decirle que es el mejor.

 

¿El éxito deportivo llega después del económico? ¿Hay un orden de factores?

Esto nos lo enseñó Bernabéu. Nos enseñó que si nosotros teníamos los mejores ingresos, tendríamos a los mejores jugadores. En aquella época sólo había ingresos de taquilla; por eso hizo este estadio, para que fuera el más grande. Y cuando tuvo más ingresos que nadie, fichó a los mejores jugadores: Di Stéfano, Puskas, Gento, Kopa, etc. Y esa ecuación de grandes jugadores de fuera, grandes jugadores de dentro (Amancio, por poner un ejemplo) y los procedentes de la cantera es lo que ha funcionado económica y deportivamente.

Yo cuando llegué apliqué la lección de Bernabéu. Lo que pasa es que no estamos solos y no es fácil. Pero a nosotros nos faltaban esos grandes jugadores que nos ayudaran a tener grandes ingresos: la época de Zidane, Figo, Ronaldo, Beckham, Owen… Y en una segunda etapa Ronaldo, Kaká, Benzema, etc. Esa mezcla con la cantera y jugadores españoles como Ramos o Isco, esa mezcla de identidad y madridismo, de talento, produce los ingresos.

Cuando vino aquí Zidane, pasamos de un patrocinador de 400 millones de pesetas a uno de 4.000 en un rato. Y de perder dinero a ganar dinero. Y este modelo, que ha sido estudiado por la Universidad de Harvard y la de Columbia, que es tratar un equipo de fútbol como una empresa, se estudia en 150 universidades de todo el mundo. Este es el modelo, que modestamente he contribuido a construir desde el año 2000, y que ahora interpreta todo el mundo. Pero los modelos hay que modernizarlos, porque si no se agotan. La ecuación económico-deportiva, no obstante, es clara. Ahora a lo mejor estamos recogiendo más frutos del trabajo que hemos hecho en los años anteriores. Y eso que habíamos ganado bastantes cosas también.

Es lo mismo… Algunos dicen: Florentino hace muy bien la parte económica, pero en el tema deportivo va peor. Eso es imposible. Una empresa, si va bien en lo económico, es porque va bien la esencia del negocio, que es el fútbol y ganar. Las máquinas de esta empresa son los jugadores, que aumentan el rendimiento de la entidad. Que me recuerden como que volvimos a dar un impulso de la ecuación Bernabéu, y que ha dado resultado.

Seguimos siendo el club que más ingresa, pero también es verdad que hoy el mundo ha cambiado. Hoy han entrado en el fútbol países y personas de todos los continentes: China, Rusia… y luchar con nuestras armas es cada día más difícil. No tenemos más posibilidades que nuestra gestión y nuestra imaginación. Yo sé que ahora viene el mundo digital, que va a transformar también los clubes, y nosotros estamos en muy buenas condiciones, porque si tenemos cerca de 300 millones de seguidores en las redes sociales tenemos más posibilidades de obtener más ingresos. Pero queda mucho por hacer.

 

¿El fútbol femenino formará parte de ese legado?

Estamos trabajando en el fútbol femenino desde el punto de vista de la formación. Lo que no vamos a hacer es abrir ahora un club femenino y traer una jugadora de Brasil, otra de EEUU, etc. Creemos que debemos empezar desde abajo y desde la formación, para alimentar ese deseo existente de que las jugadoras españolas puedan participar de este deporte maravilloso.

Que me recuerden como que volvimos a dar un impulso de la ecuación Bernabéu, y que ha dado resultado

 

¿Le quita muchas horas de sueño el sóleo de Bale?

Hay jugadores a los que les ocurren cosas que no prevemos. Kaká, por ejemplo, vino el primer año como un fenómeno, Balón de Oro. Pero se fue a un Mundial, le infiltraron y volvió con la rodilla destrozada. Desde entonces no volvió a ser el mismo Kaká. Gareth Bale tuvo una operación muy importante el año pasado, paró cuatro meses. Y como dice Zidane, cuando estás unos meses inactivo necesitas los mismos meses, o unos pocos más, para volver a coger la forma. Creo que él tiene muchas ganas, el entrenador también, y creo que vamos a pasar esta época. Sobre todo el pobre Gareth, que está un poquito desesperado, pero tiene todavía una gran moral. Veremos al gran Gareth, que lleva aquí cuatro temporadas y ha ganado creo 11 títulos. Nos ha ayudado mucho, tampoco lo olvidemos ahora.

 

En la calle se habla mucho de los penaltis a favor del Barcelona que no son, y el Madrid ha protestado en el inicio de esta temporada veladamente por algunas decisiones. ¿Detecta animadversión, o es que hace falta implantar el VAR? ¿Debe subir el nivel medio del árbitro español?

El VAR es necesario en todos los deportes, no sólo en el fútbol. Que la tecnología nos ayude a que los árbitros sean mejores es obvio que todo el mundo lo quiere. Yo no he criticado a los árbitros, jamás he criticado a un árbitro ni a un rival. Lo que digo es que este es un buen momento, tal como está ahora la Federación, que va a tener un nuevo impulso, para mejorar el tema arbitral. Porque es verdad que tenemos en España los mejores jugadores, los mejores equipos, la mejor Liga. Pues los árbitros tienen que estar también a la altura.

Debemos ayudarles en lo que podamos ayudar. No se trata de criticar, sino de que es el momento para que entre todos lleguemos a que todos estemos satisfechos con los árbitros españoles. Y esta oportunidad no la debemos perder. Creo que tenemos que mejorar, como en cualquier empresa, la profesionalidad y la transparencia. Y esta es una buena ocasión para hacerlo. Yo nunca me he metido con los árbitros, ni con nadie. Tengo máximo respeto. Pero cuando jugamos un Madrid-Barcelona y lo ven 400 millones de personas en el mundo, al día siguiente prefiero que se hable del partido y no de los árbitros. Al margen de a quién perjudiquen. Es el momento de dar ese salto.

Es verdad que tenemos en España los mejores jugadores, los mejores equipos, la mejor Liga. Pues los árbitros tienen que estar también a la altura

 

Hablando de la Federación, ¿Tiene algún deseo concreto sobre cómo debería resolverse el embrollo?

Pues lo tendremos que solucionar entre todos, ¿no?, y creo que lo solucionaremos. Por eso digo, con respeto a todos los que han estado muchos años (y que han tenido éxitos deportivos espectaculares, debemos recordar), desde ese reconocimiento, que debemos arreglar el problema con los dos pilares básicos: profesionalidad y transparencia.

 

¿Cree que la selección debería haber prescindido de Piqué, a pesar de su indiscutible calidad?

Eso no me corresponde a mí contestarlo, pero yo creo que a la selección deben ir todos los jugadores que sientan la selección y que estén unidos y que creen buen ambiente. Y si le digo la verdad, en los últimos partidos yo he visto eso. Nos hemos clasificado a Rusia y lo que debemos hacer es seguir alimentando ese ambiente.

A la selección deben ir todos los jugadores que sientan la selección y que estén unidos y que creen buen ambiente

 

En el caso de que el proceso separatista culminase algún día, ¿Dónde cree que debería jugar el Barça?

Hay hipótesis que yo no contemplo. No contemplo ni una España sin Cataluña ni una Liga sin el Barça. Por lo tanto, no soy capaz de contestar a algo que no tengo capacidad ni de pensar.

 

¿Es realista pensar en la Final Four sin Sergio Llull?

Sí. Es un gran jugador que además vamos a ver muy pronto… Está ya en fase de recuperación, y vamos a contar con él mucho antes de lo que pensamos. Pero además tenemos un equipazo. Llegar a la Final Four es un objetivo, hemos llegado los últimos años. Lo más importante es luego ganarla.

 

¿Mantener a Doncic en el equipo es un objetivo prioritario?

Cada día que podamos mantenerlo en el equipo es un lujo… Estamos hablando de uno de los mejores jugadores del mundo, con 18 años. Todos deseamos que su vida profesional sea la mejor posible, pero trabajaremos con él a ver si podemos aguantarle un poquito más.

 

¿Cuál es en su opinión la mejor solución para el conflicto entre la FIBA, la Euroliga y la ACB?

Hemos negociado entre todos, y ahí estamos… Lo que es absurdo es pensar que los equipos que participemos en la Euroliga podamos jugar más de 90 partidos. Nosotros hicimos la fase regular de la Liga y la Euroliga muy bien, quedamos los primeros, pero esa acumulación de partidos nos hizo estar agotados al final. Y yo creo que eso no debe pasar. Si tenemos 16 equipos en la Euroliga, debemos buscar una reducción de equipos de la ACB y buscar compatibilizar las dos competiciones, en las que queremos estar. Seguro que se llegará a un acuerdo.

 

¿Qué es lo más difícil de presidir un club como este?

Para mí es un honor. A partir de ahí todo es más fácil. Yo creo que en un club como el Madrid lo que hay es una gran presión de los medios de comunicación alrededor de él. Es el club más grande, y la cantidad de medios de TV y radio, de periódicos y digitales, es tan grande, que todo el mundo quiere influir en el Real Madrid. Lo más difícil es abstraerse de todo eso, porque unos piensan de una manera y otros de otra. Unos con buena voluntad y otros sin buena voluntad. Pero ante esa presión lo que tiene que hacer el Madrid es centrarse en su proyecto, en hacer lo que cree que tiene que hacer, aunque algunas veces nos critiquen o no entiendan por qué hacemos las cosas.

 

Cuando la pelota entra, esa presión decrece… Hace dos años, en la época que ya hemos comentado, era casi insoportable.

Aquella época no fue tan mala, pero es verdad que la presión nos superó. Nosotros en aquel momento, cuando fichamos a Rafa Benítez, lo que queríamos era un impulso a la plantilla. Pero tampoco nos dieron mucho tiempo, porque hicimos una buena temporada hasta enero en la Champions y en la Liga, aunque hiciésemos partidos mejores o peores, no estábamos tan mal. Hubo un partido en casa, el del Barcelona, que nos ganó y que quizá marcó un poco el camino de su salida. Pero trabajó bien, los jugadores también me lo dicen.

Y respecto a esa presión mediática, hace dos años fue justamente cuando pasó eso con el Barcelona. Y ese fue un punto muy duro para todos nosotros… Lo intentamos arreglar de la mejor manera posible y lo arreglamos, y la presión ahora es menor. Pero aquí no hay que cantar victoria, enseguida la presión vuelve. Y lo que tenemos que hacer es lo que creemos que tenemos que hacer. Y no dejarnos influir por todos los análisis, que seguro son todos muy buenos.

 

Hoy se hacen muchos más análisis que hace veinte años, no pueden ser todos buenos…

Sí, pero en la época de Bernabéu él también se quejaba de la presión mediática, aunque hubiese menos… La presión siempre ha sido importante en este club, porque está acostumbrado a ganar. Y es muy difícil vivir perdiendo. Y a veces, hasta ganando, si no juegas bien. Yo llegué en el año 2000 y soy socio desde hace casi 60 años, y lo que para mí es normal a otros les choca; sobre todo a jugadores jóvenes que vienen. No entienden que si acabamos de ganar dos Supercopas le piten a un jugador por haber tenido un mal partido contra el Levante, por ejemplo. Es muy difícil de entender… En eso tenemos que ir mejorando los socios y los aficionados.

Lo que para mí es normal a otros les choca; sobre todo a jugadores jóvenes. No entienden que si acabamos de ganar dos Supercopas le piten a un jugador por haber tenido un mal partido

 

Si hubiera que elegir tres pilares básicos del éxito económico, ¿Cuáles serían?

Los ingresos económicos son el resultado de ese modelo que le he explicado antes. Cuando entré en el 2000, al Madrid le faltaban ingresos. Los ingresos no daban para pagar los salarios y los gastos del club. Algunos decían que vendiéramos jugadores, pero lo que había que hacer era lo contrario: invertir más para generar ingresos. Es verdad que cuando estás en mala situación no te dejan dinero los bancos ni nadie. Esa es la ayuda que sí hice: en esa primera etapa ayudé con mis avales a que pudiéramos invertir, con Figo, con Zidane, con Ronaldo y con Beckham.

Y ese fenómeno, que yo estaba convencido de que iba a multiplicar nuestros ingresos, funcionó. Es un modelo que se estudia ahora en 150 universidades: tratar un club deportivo como una empresa. Los activos que tenemos no son máquinas, son jugadores, pero en la medida en que son los mejores aumentan la productividad de la empresa, que es ganar y jugar bien. En mi primera etapa la gente se asombraba de ver a tantos buenos jugadores jugando juntos y la repercusión mediática que ello tenía. Con todo esto es más fácil ingresar dinero. Cada uno, con sus medios y posibilidades, tiene que hacer lo mismo: tratar el club como si fuera una empresa. Unos serán más importantes, otros menos, pero todos tendrán los ingresos que les corresponden.

 

Los derechos televisivos han disparado el mercado de fichajes. ¿Cuánto afecta ello al club, a la empresa, en cuanto a la decisión de no fichar?

Yo creo que la temporada pasada hemos ingresado más que cualquier club inglés, a pesar de que nuestros ingresos por TV son muy inferiores a los que tienen en Inglaterra. Pero tenemos otros ingresos: un club como el Madrid, con tantos seguidores en el mundo y en las redes, tiene más posibilidades de ingresar vía marketing deportivo. El Bernabéu es un centro de ingresos enorme: aquí vienen miles de personas al año. Por tanto, tenemos que competir. Es verdad que veo un momento, unos por derechos televisivos y otros por propietarios que ponen todo el dinero que quieren, en el que tenemos que retocar nuestro modelo. Creo mucho en el mundo digital. Y en seguir trabajando de manera que podamos seguir siendo líderes, a pesar de todas estas alteraciones que se están produciendo y a las que el club debe dar respuesta.

Veo un momento en el que tenemos que retocar nuestro modelo

 

Respecto a este cambio en los hábitos de consumo, en el que los jóvenes ya no ven partidos enteros y ni siquiera los ven necesariamente por TV, ¿Ve cercano el momento en el que los derechos televisivos dejen de significar una parte tan importante de la tarta, de los ingresos?

Yo creo que van a ser importantes siempre, lo que pasa es que será de otra forma. Estoy de acuerdo. No será pagar una cuota fija al mes para tener todos los derechos. Seguro que no. Cada uno tendremos el derecho de verlo donde estemos (en el aeropuerto, en tu casa, en una discoteca, en donde sea, con el teléfono o el iPad), donde podamos conectar, no siempre desde el inicio… Individualizar el interés de la persona por determinado partido. Y eso a nosotros, a España, nos vendrá muy bien.

 

¿Esa revolución es cercana?

Yo creo que muy cercana… Los jóvenes son los que marcan la pauta, y esto es así. Cada vez ven menos partidos, y los ven donde quieren y cuando quieren. Eso va a dinamizar mucho el mundo. Y al Real Madrid le va a favorecer bastante, porque tenemos muchos cientos de millones de seguidores en el mundo, que tendrán acceso a cualquier plataforma para ver lo que quieran. Al ser tantos, les compensarán también a los que tienen los derechos.

 

¿Qué opinión le merece el ardid del PSG para fichar a Mbappé y a Neymar sin ser sancionados por quiebra del ‘fair play’ financiero?

No sé cómo lo han hecho y no quiero criticar a un club amigo como es el PSG. Pero hay que cumplir con el ‘fair play’, como todos. Y supongo que si lo han hecho así es porque pueden. Nosotros el año pasado también pensamos en Mbappé, pero tenemos un equipo bastante completo. Mbappé es muy joven, tiene muchos años por delante, y en este sentido creo que tomó una buena decisión: estar en un club muy importante, y además de su ciudad. Nosotros en este momento no teníamos encaje fácil para un jugador que promete mucho, pero que es muy joven y necesita a lo mejor un club como el PSG para jugar más a menudo.

Mbappé es muy joven, tiene muchos años por delante, y en este sentido creo que tomó una buena decisión: estar en un club muy importante, y además de su ciudad

 

Y también para justificar su caché de estrella mundial…

Bueno, yo creo que es un jugador con muchas posibilidades de llegar a ser estrella. Pero también algunos de nuestros jóvenes… Por ejemplo, Marco Asensio.

 

¿En qué medida le preocupa, como presidente del Real Madrid y hombre de negocios, la evolución de la crisis catalana?

El fútbol es transversal. En el Madrid hay gente de toda condición, religión y estrato social. El elemento de unión es el madridismo. Por tanto, yo me centro en el Real Madrid y en averiguar cómo puedo dar satisfacción a todos. Claro que me preocupa el tema, como a todos, pero poco puedo ayudar. Yo confío en el Gobierno y en los partidos constitucionalistas, que se han unido para salvar de la mejor manera posible un problema. Y estoy convencido de que lo van a lograr.

 

¿Unas posibles elecciones anticipadas le agradarían o preocuparían?

Yo no opino. Creo que estamos en buenas manos: del Gobierno y de los partidos constitucionalistas. Y lo resolverán seguro con el apoyo de la mayoría de la gente.

 

Mañana recibe un premio en compañía de Rafa Nadal y la familia de Ignacio Echeverría.

Pues le digo que cualquiera tiene más méritos que yo… Será un honor compartir el premio con ellos. El gesto heroico de Ignacio, que en paz descanse, habrá servido para mucho, y seguro que sus padres lo saben. Son gestos que no quedan en el vacío. Esa muestra de ciudadanía, civismo y solidaridad nos ha llenado de lágrimas, pero también de fuerza para seguir luchando contra el terror.

Y Rafa Nadal… Pues para mí es el mejor deportista de la historia de España y un ejemplo de sacrificio, esfuerzo, de salir de cualquier tipo de adversidad. Un ejemplo deportivo y de comportamiento en la pista. ¡Y además es madridista!

 

Deja un comentario